Más artículos
Llevaron la escuela a "la nube" y ahora su negocio explotó: la app argentina que une a docentes, padres y alumnos

Llevaron la escuela a "la nube" y ahora su negocio explotó: la app argentina que une a docentes, padres y alumnos

La startup arrancó como un "cuaderno de comunicaciones", pero fue sumando más funciones y es una herramienta vital en cuarentena
Por Agustina Girón
16.08.2020 06.07hs Leaders

Nicolás Giménez tenía 23 años cuando terminó de estudiar administración de empresas y arrancó una maestría en educación. Para terminar su investigación realizó entrevistas con una docena de directores de escuelas y se topó con la enorme dificultad de no poder hablar con ellos durante más de diez minutos seguidos. Algo siempre los interrumpía: problemas, consultas de docentes, padres y alumnos.

La vida sobrepasada de estos directivos le dio al emprendedor una idea y así surgió Blended, una plataforma de comunicación y gestión escolar que une las necesidades de todos los actores educativos en una sola aplicación.

El proyecto comenzó en 2016 y ni Giménez ni su socio, Federico Hernández, imaginaron que una pandemia mundial los pondría en una situación tan peculiar.

A diferencia de muchas empresas y Pymes argentinas, que enfrentan un durísimo momento económico, Blended tuvo que sumar gente a su equipo durante la cuarentena debido al caudal de trabajo.

A través de la nube, la plataforma trabaja en tres problemas esenciales que tienen hoy por hoy los establecimientos educativos:

  • La comunicación entre el colegio y las familias
  • El trabajo de clase entre alumnos y maestros
  • La gestión interna de la escuela

"Hoy por hoy, y más aún con la pandemia, florecieron los grupos de Whatsapp entre padres, docentes y directivos y esta modalidad de comunicación se torna un poco compleja y descontrolada después de un tiempo. Lo que nosotros les proveemos es una plataforma de comunicación institucional controlada y segura para gestionar este vínculo", explica Nicolás Gimenez, cofundador y CEO.

Su servicio también permite publicar las tareas y trabajos prácticos, algo que "fue un boom en los últimos meses" debido al aislamiento .

Para el sector administrativo, Blended ofrece la posibilidad de digitalizar procesos que, de otra manera, quedarían ahogados en un mar de papeles y burocracia. 

"Nosotros trabajamos en las calificaciones, las asistencias y los boletines,  que es la parte más aburrida pero también una de las importantes para la de la gestión del establecimiento educativo", agrega Giménez.

La aplicación, que comenzó en 2016 con ahorros de sus fundadores y un pequeño aporte de algunas escuelas, tiene distintas formas de visualización según quién la use.

Con Blended, los padres pueden involucrarse más en la educación de sus hijos
Con Blended, los padres pueden involucrarse más en la educación de sus hijos

Los padres, por ejemplo, tienen un feed de noticias en el que pueden ver comunicados, asistencias, calificaciones y boletines. Para ellos, la aplicación casi reemplaza al famoso cuaderno de comunicaciones.

"Yo creo que el cuaderno de comunicados en papel en algún momento va a quedar como un recuerdo", asegura Giménez, aunque aclara: "Por ahora no es lo estándar, varía mucho en distintos países Latinoamericanos, pero en la Argentina todavía es obligatorio debido a la firma".

Y añade qie "los colegios que usan blended transmiten el 90% de sus comunicaciones a través de la aplicación y ahora, con la pandemia, es el 100%".

Por eso, los padres suelen ser los que mejor reciben este servicio, después de ver que pueden estar al tanto de las tareas de sus hijos pero ya no están sobrepasados con los grupos de WhatsApp.

Los docentes, por su parte, atraviesan lo que Nicolás llama un "proceso". Y es que la primera reacción de muchos es no querer utilizarla porque, según plantean, "ya tienen muchas cosas como para encima sumar una nueva plataforma".

Pero todo cambia a medida que comienzan a usarla: "Inicialmente los vemos un poco reticentes a involucrarse con nuevas herramientas pero después de tres meses están felices porque ven que les simplifica tareas, les automatiza procesos y tienen otra manera de conectarse con los alumnos", asegura el CEO.

La historia es distinta con los alumnos: "Por un lado les gusta la tecnología y están súper contentos pero al mismo tiempo se dan cuenta de que esa app involucra a sus padres. Nosotros tratamos siempre de concientizarlos respecto a que el hecho de que sus papás quieran involucrarse está buenísimo y es lo que va a hacer les vaya bien en el futuro", dice Gimenez.

Clave

Ese involucramiento parental es la principal hipótesis de la que parte Blended, basada en un cambio de paradigma respecto a los motivos del éxito o el fracaso del desenvolvimiento académico.

"Mientras históricamente en el mundo el éxito académico estaba limitado por el entorno socioeconómico, en la última década diversos estudios han empezado a poner el foco en cuán involucrados están los padres en la educación de sus hijos como clave para el éxito", el emprendedor.

Giménez aclara que ese paradigma es difícil en países como la Argentina y toma el ejemplo de padres o madres que se levantan a la madrugada para llegar a su trabajo en múltiples medios de transporte y llegan a las diez de la noche a sus casas. 

"Para ellos es mucho más difícil involucrarse en la educación y no porque no les interesen sus hijos, simplemente porque las herramientas que les provee el colegio -como una reunión presencial en pleno horario laboral- no se adaptan a sus necesidades", remarca Giménez.

Y completa: "Lo que nosotros creemos es que con herramientas digitales ese padre va a llegar a la noche a su casa, mirar una aplicación como Blended y ver que su hijo tuvo un trabajo práctico de la fotosíntesis y charlar con él sobre ese tema a la noche". 

Para el ejecutivo, "que tu mamá o tu papá lleguen la noche, te pregunten cómo te fue y se involucren es lo más relevante en cómo te vas a desarrollar como alumno".

Blended comenzó por el trabajo de dos amigos y en el primer año el equipo estuvo conformado por sólo siete personas. Con el tiempo descubrieron que había que sumar programadores, crear solucionescomercializarlas.

"Son un montón de desafíos iniciales que en su momento costaron mucho, pero hoy se ven los resultados y ni te digo en este contexto de pandemia, donde realmente podemos ver mucho más el valor de lo que nos esforzamos tanto para construir", remarca Giménez.

asdf
Según Giménez, la pandemia demostró que la brecha tecnológica que existe en América Latina

En ese camino, los fundadores de la app fueron descubriendo otras dificultades mucho más grandes respecto a la desigualdad, sobre todo en los tiempos que corren.

"La pandemia dejó a la vista de todos problemas vinculados a la tecnología en la educación: en América Latina tenemos uno de los sistemas más desiguales del mundo, tu educación es muy distinta si vas a una escuela privada en un barrio de altos recursos que si vas a una pública en un sector de bajos recursos", dispara.

Según asegura, la pandemia también los hizo descubrir que el sistema educativo en Latinoamérica no sólo "no estaba preparado para enfrentar la cuarentena, sino que no estaba listo para el siglo XXI".

"Tenemos programas educativos que no cambian desde hace 50 años y vimos que había poco y nada de utilización de tecnología: hoy parece que todos los chicos están teniendo clases por zoom de 8 de la mañana a 5 de la tarde, pero esta es la realidad de muy pocos colegios en América Latina", lamenta

Y añade: "Si vas a una escuela pública en el primer cordón del conurbano vas a ver que tenés docentes que te dicen que hace cuatro meses que no saben nada de sus alumnos", cuenta Nicolás.

La respuesta que Blended encontró para batallar contra ese sistema educativo desigual es la tecnología, pero en un formato simple y accesible para todos.

Mientras tanto, Blended aprovecha la situación mundial para trabajar en rediseños y mejoras internas de la plataforma.

"La aplicación creció infinitamente en estos meses y mientras más personas tenés usando muy activamente tu producto más detalles encontrás que hay que pulir. Así que estamos trabajando un montón y creciendo mucho mucho en Perú y Colombia", revela.

Y cierra: "Estamos trabajando en un montón de cosas nuevas, pero queremos que los colegios, los docentes y los papás se sorprendan cuando vuelvan las clases".

Lo más leído