Más artículos

Economía del saber

Por qué el aprendizaje es clave para empresas y el desarrollo de nuevos negocios

Consejos de una experta: por qué el aprendizaje es clave para empresas y el desarrollo de nuevos negocios
Kelly Palmer, ex ejecutiva de LinkedIn y Yahoo especialista en aprendizaje, explica por qué las empresas deben apostar al saber para potenciar sus negocios
Por Juan Castiglione
02.11.2018 06.00hs Innovación

El filósofo inglés Francis Bacon acuñó la célebre frase “el conocimiento es poder”. En Silicon Valley, las reverberaciones de ese pensamiento vibran todavía con fuerza, ya que para una industria basada en el talento, el saber representa una herramienta invaluable para destacarse por sobre el resto.

La adquisición de nuevos conocimientos no es un simple hobby para los trabajadores de compañías de base tecnológica. Es, por el contrario, un eje central para evolución de sus capacidades y la búsqueda de nuevos desafíos.

Las empresas, por su parte, entienden que el saber es una inversión que debe ser hecha para garantizar la innovación en todas sus formas, por lo que muchas de ellas poseen departamentos creados de forma específica para atender las necesidades de este área.

Kelly Palmer conoce de cerca este mundo. Fue directora de aprendizaje de LinkedIn, donde ayudó a sus empleados a transformar las trayectorias de sus carreras a través de estrategias de aprendizaje innovadoras, lideró el compromiso de los empleados y diseñó su equipo. Y antes fue vicepresidente de aprendizaje de Yahoo!, además de ocupar cargos ejecutivos en aprendizaje, M&A y desarrollo de productos en Sun Microsystems.

En la actualidad, forma parte del equipo ejecutivo de Degreed, firma de tecnología educativa dedicada a capacitar y reconocer el aprendizaje junto con las habilidades profesionales.

Además, es coautora del libre “The expertise economy”,  que propone mantener las habilidades de las personas sincronizadas con los rápidos cambios en los mercados de trabajo. Para la ejecutiva, las empresas y sus empleados tendrán éxito en la medida en la que se centren en el desarrollo de habilidades para el futuro.

En diálogo con iProUP, Palmer explicó por qué la tecnología está jugando un rol fundamental en las nuevas formas de aprendizaje y cómo las empresas miran al conocimiento como la llave que permitirá hacer frente a los problemas del mañana.

¿Tecnología y aprendizaje tradicional van de la mano o, por el contrario, el uso de herramientas tecnológicas obliga a repensar la manera en la que los individuos adquieren nuevos conocimientos?

La educación tradicional todavía tiene un papel, pero el gran cambio que está ocurriendo es doble: las nuevas tecnologías están introduciendo formas completamente nuevas de aprender y las recientes investigaciones proporcionan una gran perspectiva de, como usted dice, las formas en que las personas adquieren nuevos conocimientos.

Hoy en día, hay más herramientas, contenido y tecnologías que nunca para ayudar a sus empleados a convertirse en los expertos que necesita. Por encima de todo, el éxito requiere que adopte una nueva mentalidad cuando se trata de capacitar a su talento, su activo más importante. Exige que empieces a pensar en tus empleados como individuos complejos y únicos que deberían tener el control de su propio aprendizaje y carrera. Te desafía a dejar de lado las formas anticuadas y tradicionales de cerrar las brechas de habilidades en tu lugar de trabajo.

Algunas personas prefieren aprender en una estructura universitaria más tradicional, pero otras quieren algo diferente. Esta nueva era ayuda a poner a los estudiantes en el asiento del conductor, dándoles opciones para diferentes maneras de desarrollar nuevas habilidades que les entusiasman y apasionan. El uso de herramientas digitales en el aprendizaje llegó para quedarse.

Estos instrumentos brindan a los educadores la oportunidad de hacer que el aprendizaje sea más atractivo y duradero. En lugar de enseñarles a las personas cosas que memorizarán para una prueba, los educadores pueden utilizar estos nuevos sistemas para ayudarlas a adquirir las habilidades que conservarán.

Por ejemplo, los mejores programas de aprendizaje en educación superior utilizan tecnología como el video y las herramientas de colaboración para ayudar a los participantes a aprender de profesores y compañeros.

En estos casos, los estudiantes están inmersos en conocer nuevos temas, practicar habilidades, obtener retroalimentación y reflexionar sobre lo que aprendieron, algo que llamamos el modelo Learning Loop.

Mientras tanto, los programas menos efectivos hacen que las personas se sienten a través del contenido en línea no comprometido o simplemente ponen las conferencias del profesor en línea. Si los educadores se apegan a esto, pueden volverse obsoletos.

David (Blake, coautor de The Expertise Economy) y yo explicamos en el libro que, a pesar de algunas fallas en la calidad, la educación en línea es cada vez más popular y puede terminar desplazando a algunas de nuestras instituciones más tradicionales.

La tecnología no posee el mismo nivel de penetración en países del primer mundo que los en vías de desarrollo. ¿Qué iniciativas deben encarar las distintas naciones para achicar esta brecha y dar mayor acceso a herramientas digitales que potencien la educación?

Cada vez más, los tipos de tecnologías que permiten el aprendizaje en línea se están abriendo camino en todo el mundo. Uno de mis colegas de Degreed se inspiró para desarrollar una plataforma de aprendizaje en línea cuando estaba trabajando en un proyecto de cisterna de agua en una aldea sudafricana. La electricidad había llegado a la aldea, el uso del teléfono inteligente estaba despegando y, de repente, la gente tenía a su alcance todo tipo de aprendizaje. En Degreed, estamos contentos de tener usuarios en todo el mundo.

Sin embargo, es cierto que muchas de las tecnologías modernas de aprendizaje todavía son utilizadas en gran parte por los residentes del mundo desarrollado. En nuestro libro, citamos un informe de Harvard Business Review que explica que los afiliados a los Cursos en línea masivos y abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés) ‘predominantemente son residentes bien educados de países desarrollados’.

Sin embargo, eso está cambiando. Según Sal Khan, ‘cualquier persona que literalmente quiera aprender cualquier cosa podrá comenzar en cualquier nivel, obtener explicaciones, practicar, desarrollar la mecánica del juego, podrá aprender lo que quiera aprender’. Tienen personas en la Academia Khan que son refugiados, pero están tan motivados que literalmente pasan del K-12 (educación primaria) en tres años y se convierten en ingenieros.

La clave para cualquier país es invertir, cuando sea posible, en hacer que el aprendizaje en línea esté disponible para todos. Es un beneficio económico. Cuando las personas de su país puedan aprender, también pueden comenzar a trabajar en línea para empresas de todo el mundo.

 

Hoy la búsqueda de talentos es fundamental en el mercado tecnológico. ¿Desde qué lugar pueden ayudar las empresas a que esos talentos potencien sus conocimientos?

Esto llega a una idea central del libro. El conocimiento que su personal tiene es su mayor fortaleza. Si los CEO y los líderes empresariales confían en una estrategia de "contratación exclusiva" para obtener talento con las habilidades que necesitan para su futuro, no tendrán éxito. La clave es hacer del aprendizaje en el lugar de trabajo una parte integral del trabajo. Capacite a su fuerza laboral para aprender proporcionándoles una plataforma, oportunidades y tiempo para aprender. Y que tomen decisiones sobre sus propios caminos de aprendizaje.

Para mantenerse genuinamente competitivo, para aumentar su base de talentos, debe centrarse en el desarrollo de nuevos expertos, en ayudar a todos en su equipo a cerrar sus brechas de habilidades personales y dominar las capacidades especializadas. Y la manera de hacerlo es alentarlos a ‘apropiarse’ de su desarrollo profesional todos los días.

¿Medir talentos y habilidades, cuantificarlos, conlleva el riesgo de una mayor competencia interna dentro de las empresas o, por el contrario, ayuda a superar metas?

La capacidad de recopilar gran cantidad de datos e información sobre las habilidades que tiene su fuerza laboral y las habilidades que las personas están aprendiendo actualmente es un cambio de juego para cualquier industria. Esta es la razón por la que en Degreed proporcionamos a las personas perfiles de aprendizaje, que rastrean sus habilidades y el progreso en el aprendizaje de otras nuevas. Y en nuestro libro, mostramos a las compañías cómo recopilar información que crea una imagen de las habilidades que se están volviendo necesarias en su industria y dónde su negocio es actualmente fuerte y débil.

Hemos encontrado que, en lugar de crear una competencia problemática, este proceso empodera a los trabajadores. Pueden ver qué habilidades necesitan desarrollar para avanzar en sus carreras. Y aprenden unos de otros. De hecho, estas nuevas tecnologías ofrecen aprendizaje entre pares de maneras nuevas y emocionantes. Los empleados se enseñan unos a otros y se retroalimentan entre sí. Todo este proceso ayuda a las personas y al negocio en general a alcanzar sus objetivos.

¿Qué debe tener en cuenta una compañía a la hora de encarar iniciativas que busquen potenciar el desarrollo de talentos y habilidades entre sus empleados?

Las empresas deben responder ciertas preguntas clave al considerar sus iniciativas. Estas preguntas vienen en tres niveles: la suite C; líderes de diversas organizaciones dentro de la empresa, y el nivel individual.

En la suite C, el liderazgo ejecutivo debe preguntar: ‘¿Tenemos las habilidades que necesitamos para ganar?’ Determine cuáles son y comuníquelo a toda la compañía.

En el siguiente nivel, los líderes deben considerar cuáles de esas habilidades son particularmente importantes para su organización dentro del negocio. Luego pregunte: ’¿Dónde estamos fuertes o débiles? ¿Qué es lo que mejorará esas habilidades? ‘ Y empiece a incentivar a los empleados para que aprendan esas habilidades.

Mientras tanto, los individuos deben considerar sus propios objetivos profesionales, las habilidades que necesitan, sus propias fortalezas y debilidades, y las formas de llenar esos vacíos de habilidades.

En todos los niveles, las personas deben controlar su progreso con frecuencia y volver a sus preguntas originales. Las nuevas tecnologías brotan todo el tiempo, cambiando la forma en que se hacen los negocios, y eso requiere desarrollar nuevas habilidades.

¿Qué lugar tendrá la educación y el aprendizaje en el ámbito corporativo en los próximos 10 años? ¿Será su evolución similar en Estados Unidos que en otras regiones del mundo?

Creemos que el aprendizaje en el lugar de trabajo es el futuro, particularmente en medio del rápido ritmo de cambio en el mundo de los negocios. A medida que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se adueñan de las habilidades físicas y de rutina de los trabajadores de hoy, las habilidades humanas únicas, como la inteligencia emocional, la empatía, la creatividad, el pensamiento crítico y la resolución de problemas serán aún más importantes. Todas estas son habilidades que pueden desarrollarse a lo largo de una carrera.

Ciertamente, las cosas se están moviendo a un ritmo distinto en diferentes partes del mundo. Por ejemplo, en el libro citamos el programa SkillsFuture lanzado en 2015 por el gobierno de Singapur para proporcionar a todos los ciudadanos acceso a programas de capacitación para desarrollar habilidades específicas. Singapur es una nación rica, y otras naciones desarrolladas, como los Estados Unidos, están en posición de avanzar los esfuerzos más rápidamente que las naciones en desarrollo. Aún así, en todo el mundo, otros países también están empezando a adaptarse a esta nueva realidad y están empezando a aprovechar las oportunidades de la Economía de Experiencia.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Más sobre Innovación