Más artículos

Vieron que el servicio de salud era precario, necesitaba digitalizarse y crearon un prepaga 4.0 "low cost"

Vieron que el servicio de salud era precario, necesitaba digitalizarse y crearon un prepaga 4.0 "low cost"
Wiri busca conectar pacientes y doctores de forma directa, sin intermediarios, y ofrecer consultas particulares a precios económicos
Por Juan Silvestrini
22.10.2020 09.12hs Startups

El contexto de la pandemia profundizó la relación de las personas con la tecnología. Con la necesidad de continuar con sus vidas cotidianas, adaptarse a los modelos a distancia se convirtió en una urgencia. Esto no solo se aplica al trabajo remoto, sino a todas las verticales: la escuela, los deportes y hasta las consultas médicas. 

Al mismo tiempo, con una economía muy golpeada, la salud privada mostró nuevas señales de retracción . Entre los usuarios de medicina prepaga, un 82,2% manifestó que ya estaba buscando alternativas o que lo haría inminentemente en caso de prolongarse la crisis.

Los datos se desprenden de una encuesta que realizó el sitio especializado MiObraSocial.com.ar, en la que 589 abonados a un plan privado de salud manifestaron su perspectiva respecto a la continuidad en el servicio.

En un contexto donde se combinan la necesidad de cuidar el bolsillo y la búsqueda de nuevas alternativas para preservar la salud, comenzó a desarrollarse en la Argentina y el mundo un ecosistema de empresas que tienen una fuerte vinculación con la tecnología.

La telemedicina ganó gran cantidad de adeptos en la pandemia.
La telemedicina ganó gran cantidad de adeptos en la pandemia.

"Todas las decisiones estratégicas que tomamos deben cumplir el propósito: quitar barreras innecesarias que impiden el acceso a medicina de calidad, y que el sistema sea sustentable", comenta en diálogo con iProUP Mathias Sielecki, CEO y cofundador de Wiri Salud.

Esta empresa fundada por argentinos busca conectar a pacientes y doctores de forma directa, sin intermediarios, y ofrecer consultas particulares a precios económicos y con menor burocracia.

En palabras de su CEO, "Wiri Salud es único dado que puede romper con los paradigmas tradicionales porque no depende de ningún player tradicional para que el negocio funcione, sino que directamente conectamos la demanda (pacientes) con la oferta (médicos) prescindiendo de los intermediarios tradicionales del sector".

Primeros pasos

Pero Wiri no nació de la nada: primero vino DrApp. "Para recibirme tenía que hacer un plan de negocios, y así surgió la génesis de Wiri", comenta Sielecki. 

Una vez terminado el trabajo académico, decidió embarcarse en el desafío de hacerlo realidad y para eso se unió a Ricardo Kleine Samson, programador con 20 años de experiencia,  y Luciano Allegro, un "emprendedor tech serial".

Juntos, desarrollaron un sistema sistema de gestión de consultorios que se lanzó en 2018 y que fue reconocido por el MIT en el marco de su competencia 100k LATAM. Hoy, con dos años en el mercado, DrApp procesa más de 5 millones de turnos al año en más de 1.200 centros médicos del país.

"Si bien habíamos resuelto parte del problema a los médicos, vimos que había un problema de raíz: los médicos no eran recompensados por todo el valor que aportan. Esto se daba porque en todo el sistema de salud hay ineficiencias que los exceden, y las terminan subsidiando los profesionales de la salud", explica el CEO.

El equipo fundador de DrApp. Arriba: Mathias y Ricardo Barcia. Abajo: Ricardo Samson y Luaciano Allegro.
El equipo fundador de DrApp. Arriba: Mathias Sielecki y Ricardo Barcia. Abajo: Ricardo Kleine Samson y Luciano Allegro.

Con todo esta información y camino recorrido en el ecosistema, descubrieron varios inputs que sirvieron como base para lo que luego sería Wiri: 

  • Hay personas sin acceso a médicos de calidad, que están dispuestas a pagar un precio razonable por un turno.
  • Hay profesionales de la salud, que cobran poco y deben esperar a los financiadores (Prepagas y Obras Sociales) más de 60 días para cobrar sus honorarios.
  • Intermediarios que aportan ineficiencias y trámites; que suman costos de dinero y de tiempo para los pacientes y para los médicos.

"Analizando las métricas de DrApp, descubrimos que con su implementación, los consultorios médicos incrementaron su eficiencia; lo que permitió ofrecernos turnos al precio que se lo pagan las grandes coberturas médicas, pero cobrando en efectivo", comenta el emprendedor y agrega que "el mismo sistema de gestión permite a los médicos parametrizar cantidad de turnos y horarios según las prácticas del consultorio, y aumentar los ingresos sin perjudicar a ningún paciente".

De esta forma, Wiri Salud nació para ampliar acceso a medicina de calidad, y reconocer el valor del aporte de los médicos.

El CEO afirma que la mayoría de los usuarios son personas que no tienen obra social, o que tienen una pero con poca disponibilidad, con turnos lejos en el tiempo o en distancia, y da un paso más: "Nuestros usuarios son personas racionales: es más económico pagar $500 un turno médico que perder el presentismo en el trabajo, perder una tarde y tomarse 1 taxi hasta el policlínico, o no tener un diagnóstico médico a tiempo".

Para comenzar a trabajar, los emprendedores realizaron una inversión inicial de u$s 75.00 y desde el lanzamiento de DrApp hasta ahora hicieron dos rondas de inversión. En ambas, participaron amigos y familiares: "Estamos proyectando hacer una nueva ronda, ya con inversores institucionales, para Q2 2021", revela el CEO. Cabe destacar que su facturación fue de u$s 73.000 en 2019 y proyectan cerrar este año cerca de los u$s 250.000.

En pleno crecimiento

Sin lugar a dudas, la pandemia aceleró la adopción de plataformas digitales y puso en primera plana el tema del cuidado de la salud. Por eso, la combinación de ambos factores es lo que la transforma a Wiri en una propuesta tan atractiva

Por otro lado, la crisis económica agrandó el segmento de clientes: quien tenía un plan de medicina alto, cambió de plan; quien tenía un plan bajo, canceló la prepaga y sólo utiliza la obra social; quien perdió el trabajo, sólo quedó con la cobertura del sistema público.Ahora hay mayor necesidad del servicio y menos barreras digitales.

"También el comportamiento de las personas como consumidores de servicio ha evolucionado. Y particularmente en la Argentina el sistema de salud está saturado, incluso desde antes de la pandemia, y desbalanceado: los profesionales son mal remunerados, y los pacientes tardan semanas en ser atendidos", explica el CEO.

Además, comenta que, en este, contexto se crean nuevos paradigmas: "Debemos optimizar el uso de los recursos, y particularmente del tiempo. Situaciones que antes podían llevarnos años resolverlas, ahora necesitamos que sean resueltas en meses.  Necesitamos ser más eficientes sin perder calidad ni calidez".

De cara al futuro cercano, la compañía tiene como objetivo transformarse en un player de peso a nivel regional y su primer paso fue el desembarco en Ecuador en septiembre de este año.

En su roadmap se encuentra la región andina para fines de 2020 o principio de 2021 y luego, Brasil y México.

"El plan es que a medida que vamos penetrando los mercados con nuestra propuesta de salud ambulatoria de calidad a bajo precio y sin pagos mensuales, podamos ir ampliando nuestra gama de servicios para que nuestros usuarios puedan tener acceso a una salud de calidad y empática a un costo accesible para su bolsillo, siempre apalancados sobre la tecnología", concluye Sielecki.

Temas relacionados
Startups en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído