Más artículos

En 10 años nadie comprará un iPhone o un auto: por qué un experto multimillonario vaticina "el fin de la propiedad"

En 10 años nadie comprará un iPhone o un auto: por qué un experto multimillonario vaticina "el fin de la propiedad"
La era de las grandes ventas de teléfonos inteligentes podría estar llegando a su fin y Tim Cook viene vaticinándolo desde hace mucho tiempo
Por iProUP
01.12.2020 16.56hs Innovación

El CEO de Apple Tim Cook ha estado apostando por servicios de suscripción en los últimos años, como Apple TV + (transmisión de vídeo), Apple News + (tarifa plana de periódico) y Apple Arcade (videojuegos).

Ese es uno de los motivos que ha llevado a Tien Tzuo, jefe de la compañía de software multimillonaria Zuora que maneja las suscripciones a DAZN, el Financial Times y Caterpillar, a pensar que el futuro es poder solicitar un iPhone por suscripción en vez de comprarlo.

Apple se aleja del iPhone y marca el comienzo de la era de las suscripciones

"Apple dejó de ser una empresa de productos hace mucho tiempo", aseguró el empresario tecnológico estadounidense Tien Tzuo. 

Apple está apostando por los servicios
Apple está apostando por los servicios

Desde hace unos años, la estrategia de la compañía ya no se basa únicamente en la venta de iPhones, sino también en servicios personalizados que utilizan el ID de Apple. Según Tzuo, el cambio de rumbo de Apple es el último ejemplo de un punto de inflexión en la historia económica que él llama el comienzo de la "era de las suscripciones".

El empresario considera que la digitalización está llevando a un renacimiento del modelo de suscripción basado en el ejemplo de Netflix y Spotify, que revolucionará todas las industrias, desde la automotriz hasta la venta minorista y la fabricación.

Una causa podría ser que los clientes más jóvenes ahora prefieren consumir en lugar de poseer. Para los millennials el valor emocional y el estatus que representa tener una casa o coche propios no es tan importante.

La industria automotriz se enfrenta al fin de la propiedad

Incluso en una de las industrias más importantes de Alemania como es la automotriz, muchos creen que el fin de la propiedad está a la vuelta de la esquina.

Ferdinand Dudenhöffer, director del Instituto CAR de la Universidad de Duisburg-Essen, ha explicado en su estudio que en el futuro los clientes apostarán más por suscripciones que por la compra de coches nuevos. Por ejemplo, Lidl ya ofrece el Fiat 500 a una tarifa mensual de 89 euros, lo que corresponde a un descuento del 35% sobre el precio habitual en el mercado.

El modelo de alquilar un auto en vez de comprarlo se extiende
El modelo de alquilar un auto en vez de comprarlo se extiende

Además, con las ofertas de vehículos compartidos como Reach Now, Share Now y Free Now, algunas empresas de automóviles como Daimler y BMW se han visto obligadas a crear una plataforma de movilidad a gran escala para atraer a aquellas personas que no tienen coche propio.

Sin embargo, la mayoría de estos modelos siguen siendo de pago por uso o bajo contratos de arrendamiento. Los modelos de suscripción donde se paga con regularidad y se tiene acceso a una amplia gama de productos todavía no están asentados en la industria automotriz.

Volkswagen es una de las empresas que sí están ofertando este servicio, es decir, ofrecen algunos de sus coches bajo una suscripción que puede ser de 3, 6 o 12 meses. "Volkswagen sabe muy bien que no venderá más coches en 10 años", dice el experto en suscripción Tzuo.

Por eso mismo, el experto explica que seguir el modelo de Netflix por muy extraño que parezca sería la clave: "Netflix sabe exactamente lo que todos ven a menudo, por lo que tiene una idea bastante clara de lo que quieren los clientes antes de invertir millones de dólares en un nuevo programa".

En el caso de Volkswagen, una buena idea podría ser estudiar el comportamiento del usuario en el automóvil a través de una identificación necesaria para encender el coche. Así se podría conocer información sobre los gustos del cliente, como la velocidad, la frecuencia de uso del maletero o si viaja solo frecuentemente.

La protección de datos y los bajos ingresos: los desafíos en el cambio de suscripción

El problema central de la nueva economía de suscripción radica en su hambre desenfrenada de datos. Incluso cuando los clientes están dispuestos a ceder sus datos, las empresas deben poder almacenarlos de forma segura y cifrada, un esfuerzo en el que incluso el gigante tecnológico Facebook fracasó.

Además, la disminución a corto plazo de los ingresos también genera problemas, ya que mientras Apple gana 1.000 euros con la venta de un iPhone, solo obtiene unas pocas decenas de euros en un trimestre con el modelo de suscripción.

A pesar de que los accionistas auguren un futuro oscuro, Tzuo incide en la existencia de ventajas: "Apple tendrá unas ventas mucho más estables, puesto que los clientes les aportarán ingresos recurrentes a largo plazo", según informó una nota del sitio Business Insider.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído