Dólar futuro, en boga: el ABC para que sepas cómo funciona y si podés ganar plata con la (próxima) devaluación

Dólar futuro, en boga: el ABC para que sepas cómo funciona y si podés ganar plata con la (próxima) devaluación
Los especialistas insisten en que la devaluación es inevitable y la sitúan a partir de enero. Con qué inversiones tener una ganancia en dólares
Por Dolores Olveira
24.11.2020 06.15hs Finanzas 4.0

Se trata de una inversión que hoy es mirada por muchos con gran interés luego de que la intervención del Banco Central en ese mercado la tornara más atractiva.

Como en épocas pasadas, el dólar futuro vuelve a estar en boca de todos en la City porteña. La expectativa de devaluación que encerraba este instrumento ya era alta antes de que el Gobierno desacelerara el ritmo de la brecha, aunque también era más incierta. Pero luego de las ventas del BCRA en ese mercado, quedó fijada en niveles muy cercanos a la tasa de inflación.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que el tipo de cambio no debería atrasarse, sino seguir al índice de precios. Por lo tanto, el Banco Central devalúa constantemente, aunque no de forma brusca.

Ignacio Morales, analista financiero de la consultora Wise, afirma a iProUP que la depreciación del peso es inevitable porque "si bien es una buena noticia que las reservas líquidas hayan dejado de caer, lo importante es que no recuperan".

asdf
El dólar futuro es una buena alternativa ante la devaluación progresiva del Banco Central

En su visión, "a esto hay que agregarle que los particulares y las empresas esperan un ajuste en el precio del dólar". Y recuerda: "Cuando colocó deuda, el Ministerio de Economía sólo tomó pesos por el 95% de lo que buscaba. No es un mal resultado, pero no se llegó a 100% ya que no había deuda ajustable por dólar".

"Si a esto le agregamos que, por la intervención del BCRA en el mercado de futuros se aplanó la curva, el dólar futuro luce alentador. Estaba cotizando muy alto por la expectativa y el Central lo frenó. Pero ahora entra a jugar el timing", remarca Morales.

El Gobierno está tratando por todos los medios que el billete verde no se escape. Así, entre bonos del Tesoro y la intervención del BCRA en dólar futuro, hay en la calle $10.000 millones que ajustan por tipo de cambio.

"Una devaluación dispararía la emisión monetaria, lo que a su vez fogonearía aún más la inflación. Es por ello que veo difícil que la entidad tire la toalla en noviembre o diciembre", señala Morales.

En su visión, si el organismo dejara de intervenir, "un ajuste en el tipo de cambio a partir de enero luce razonable. A partir de ese mes tendríamos que apuntar la operatoria con futuros".

"Si celebramos contratos con vencimiento en noviembre y diciembre, posiblemente incurramos en pérdidas. Ahora, si tenemos caja, por sobre el dólar futuro se deberían elegir aquellos activos que ajustan por tipo de cambio, es decir los llamados dollar linked", aconseja Morales.

Estos instrumentos, como los bonos TV22 y T2V1, varían según el billete mayorista, al igual que el dólar futuro. Es el tipo de cambio de $79 al que liquidan los importadores. Según Morales:

  • "El TV22 es un bono que está cotizando cerca de su piso. No paga casi tasa, pero el 100% es dólar mayorista. El título ronda los $81, pero como ajusta por inflación, en 15 días ya está en $84"
  • "El T2V1 es un contrato de cobertura en el que se deben dejar activos en garantía: mientras no haya devaluación, es factible que el resultado sea el de una pérdida"

Este último, afirma el economista, es más atractivo posicionares a partir de enero, y no tanto a noviembre o diciembre.

Características

Francisco Molina Portela, del estudio Tavarone, Rovelli, Salim & Miani, indica a iProUP que, desde el punto de vista legal y operativo, los contratos de futuro se usan para:

  • Comprar o vender un activo
  • En una fecha próxima
  • A un precio pactado de antemano

Ese activo subyacente puede ser soja, petróleo o monedas, entre otros. Lo que se conoce como "dólar futuro" no es más que un contrato de futuros cuyo activo subyacente es el billete verde.

"Son contratos estandarizados, es decir, uno solo puede elegir si quiere tomar una posición compradora o vendedora, pero no puede negociar sus términos y condiciones, que son prefijados por el mercado", remarca.

Según Molina Portela, en Rofex, el mercado de futuros más importante del país, el monto mínimo a operar en un contrato son u$s1.000. "El tipo de cambio de referencia es el dólar mayorista y puede ser negociado para cada uno de los 12 meses del año", añade.

Además, resalta que "no hay una entrega de los dólares al final del contrato, sino que se liquida la diferencia entre el tipo de cambio prefijado por las partes y la cotización oficial al día del vencimiento. Por ejemplo:

  • Juan compra un contrato de u$s1.000, a una referencia de $100 por dólar (vencimiento: 31 de marzo de 2021)
  • Si para esa fecha la divisa estadounidense cotiza a $120, recibirá $20.000 (diferencia entre el valor prefijado de $100 y la cotización final de 120)
  • Por el contrario, si el billete bajó a $80, deberá abonar $20.000

"Todos los días, la cámara compensadora monitorea la diferencia (entre el cambio pactado y el oficial de ese día), y solicita a las partes que mantengan una garantía para asegurarse que la liquidación no corra riesgos al vencimiento", se explaya Molina Portela.

De acuerdo con el especialista, "los contratos de dólar futuro están sujetos a la supervisión de la Comisión Nacional y Valores, y regulados principalmente por la Ley de Financiamiento Productivo, que introdujo importantes avances y colocó a la Argentina entre los países que cuentan con una legislación adecuada para desarrollar este producto".

Opción para algunos

Brian Torchia, gerente de Finanzas Corporativas de Pgk Consultores, indica a iProUP que para operar en este mercado es necesario dejar activos en garantía por el equivalente al 15% del contrato.

"Dependiendo el aforo considerado por el Rofex para el tipo de activo que se destinó a tales efectos, es decir, cuánto se toma en consideración para dejar en garantía, se determinará la cantidad de contratos que se pueden adquirir, que siempre tendrán denominación de u$s1.000", expresa Torchia.

Y añade: "Como el aval que se asigna a esta operación puede seguir generando retornos por su condición natural, este tipo de instrumentos demanda casi un nulo compromiso de capital para su constitución". "Lo que debe tenerse en cuenta es que, diariamente y en la medida en que se van revalorizando los contratos, podría hacer falta ampliar las garantías ofrecidas para continuar con la posición abierta", advierte.

asdf
Los contratos de futuro son útiles para empresas expuestas al tipo de cambio en su actividad comercial

Respecto a su conveniencia, "debe considerarse que el valor del contrato siempre convergerá a su vencimiento al nivel del dólar mayorista al cierre del mes correspondiente al contrato", añade.

Torchia recomienda "observar la tasa de interés implícita o el ritmo de devaluación implícito y que será lo que determine el resultado de la operación". 

"Los contratos a futuro resultan siempre útiles para empresas que tengan exposición al tipo de cambio en su giro comercial y requieran instrumentar estrategias de cobertura específicas a un determinado plazo para obtener previsibilidad, asumiendo el costo financiero implícito", precisa Torchia.

Fausto Spotorno, de la consultora Osvaldo J. Ferreres & Asociados, afirma que la compra directa de dólar futuro tiene como contra que "hay que renovarlo todo el tiempo, hundiendo más plata, y hay que 'embocarle' a la fecha de la devaluación".

Y añade: "Es recomendable operar con contratos a futuro de dólar apalancados con un bono en pesos. O a través de un fondo común dollar linked, que hace lo mismo, pero es más fácil".

Los peligros

Luciano Cohan, socio fundador de la consultora Seido, asegura que el inversor no especializado debe tener mucho cuidado al invertir en futuros u otro derivado financiero ya que son muy riesgosos.

En su visión, "cuando uno compra un bono, una acción o algún activo más convencional, el mayor riesgo es perder parte o todo lo que invirtió". "Con los futuros, si sale mal, se puede perder más de lo que se puso. Invertir $100 y perder $1.000. Recomiendo enfáticamente a quien no entienda muy bien lo que está haciendo no invertir en este instrumento", afirma.

Para ejemplificarlo, Cohan utiliza el siguiente ejemplo para una inversión apalancada de la siguiente manera:

  • Con 100 de garantía, se pueden comprar 1.000
  • Si esos 1.000 suben 10% pasan a 1.100. Se pasó de tener 100 a 200
  • Si baja 10% disminuye de 1.000 a 900. De 100 se bajó a 0
  • Si cae 20%, se reduce de 1.000 a 800. Y en lugar de no tener los 100 iniciales, se perdieron otros 100

Por lo tanto, la inversión en dólar futuro es una opción muy requerida, incluso por inversores pequeños, pero que no debería ser adoptada por un particular sin el asesoramiento previo adecuado.

*Dolores Olveira [email protected]

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído