Qué son las Monedas Digitales de Banco Central, y cuál será su rol en la economía del futuro

Qué son las Monedas Digitales de Banco Central, y cuál será su rol en la economía del futuro
Una CBDC, o Central Bank Digital Currency (Moneda Digital de Banco Central), es una forma de dinero que complementará al que usamos diariamente
Por iProUP
06.03.2021 15.32hs Economía Digital

Lo que no es

Comencemos con lo que definitivamente no son las CBDC: no son un nuevo tipo de criptomonedas parecida al bitcoin. Aunque los bancos centrales han discutido la posibilidad de emitir el CBDC en forma de ficha y utilizando la tecnología de libro contable distribuido (DLT), esto no significa que los bancos centrales tengan la intención de dejar que la gente lo comercie y lo mantenga sin supervisión, y mucho menos que no controlen centralmente el suministro general del mismo. El propósito de la DLT y la tokenización es puramente una cuestión de qué tecnología utilizar en la imposición y distribución de la moneda digital; no significa que los bancos centrales hayan adoptado ninguna de las ideas que están detrás del auge del bitcoin.

Sin embargo, algunos bancos centrales pueden creer que la existencia y el aumento del valor de mercado del bitcoin y otras criptodivisas es una prueba de que existe una demanda de moneda digital y que, por lo tanto, deberían intensificarla y suministrarla. No parecen darse cuenta de que la demanda de bitcoin—como la demanda de oro—es la demanda de algo que está fuera del control de los bancos centrales y los gobiernos.

También es importante señalar, al contrario de lo que piensan los propios bancos centrales, que una CBDC no es una responsabilidad del banco central más de lo que lo es el efectivo físico. Ahora bien, en el sentido puramente formal de ser un elemento en el lado derecho del balance del banco central, tanto el efectivo como la CBDC son pasivos. Sin embargo, la definición de un pasivo es la obligación de entrega de mercancías (normalmente dinero) a la parte a la que se debe el pasivo. Por lo tanto, los titulares de los pasivos del banco central parecerían tener una reclamación contra los bancos centrales, pero ¿a qué tienen exactamente derecho? La respuesta correcta aquí es, por supuesto, nada, y por lo tanto, ni el efectivo físico ni las CBDC pueden decirse con propiedad que son un pasivo. El hecho de que los bancos centrales registren el efectivo como un pasivo es simplemente una reliquia de una época pasada en la que los billetes de los bancos centrales eran realmente sustitutos del dinero en el sentido misesiano y los bancos estaban realmente obligados a entregar una suma de dinero (es decir, oro) cuando se les presentaba un billete para su rescate.

Las Monedas Digitales de Banco Central recién están apareciendo de a poco, pero serán prte fundamental del día a día a futuro
Las Monedas Digitales de Banco Central recién están apareciendo de a poco, pero serán parte fundamental del día a día a futuro

Lo que es

Las CBDC es, o pretende ser, un equivalente digital al dinero físico. Así como, por ejemplo, cuatro cuartos son el equivalente a un billete de dólar, un dólar en moneda digital será el equivalente a un dólar en efectivo físico. Es simplemente una nueva expresión tecnológica del mismo dinero fiduciario. Recordemos que el dinero fiduciario, tal como lo describió Mises, es «dinero que comprende cosas con una calificación legal especial», es decir, que estas cosas no son tecnológicamente diferentes de otras cosas, excepto por las marcas que muestran que tienen una calificación legal especial. El corolario de esto es que las cosas tecnológicamente disímiles—monedas metálicas, billetes de papel y activos digitales—forman parte de la oferta de dinero fiduciario siempre que posean las marcas que confirmen su condición jurídica.

Debe quedar claro que, desde el punto de vista del banco central, el emisor del dinero fiduciario, la moneda digital tiene algunas ventajas sobre el efectivo físico. Por una parte, su producción es realmente gratuita: si bien los costos de producción del dinero físico son insignificantes, están ahí y pueden resultar especialmente evidentes cuando hay que distribuir rápidamente nuevo dinero físico (por ejemplo, para evitar una corrida en un banco). Por otra parte, la moneda digital no sólo puede crearse instantáneamente, sino que también puede distribuirse instantáneamente a las personas que los bancos centrales deseen. Esto es así porque hay dos modelos para la tenencia y el uso de la CBDC: o bien directamente con el banco central en una «billetera digital» o bien en una cuenta con un intermediario designado por el banco central. En cualquiera de los dos casos, el banco central puede dirigir rápida y gratuitamente el flujo de nueva moneda digital a quien quiera, indica Mises Institute.

Objetivos de las CBDC

Ahora bien ¿Cuáles son los objetivos de las CBDC? En principio podemos identificar los siguientes:

  •     Generar una nueva forma de dinero capaz de aprovechar la nueva tecnología que hemos creado hasta el momento.
  •     Facilitar los medios de interacción económica y financiera tanto a nivel nacional como internacional.
  •     Crear nuevas estructuras financieras y económicas capaces de abrir puertas de inversión importantes para las naciones y el mundo.
  •     Estimular la competencia entre los sistemas de pagos haciendo que estos sean más económicos y con mayor alcance.
  •     Crear mecanismos de control de política monetaria cuya actuación sea inmediata.
  •     Reducir el nivel de intervención estatal sobre los bancos al disminuir el peligro del problema "Demasiado grande para fallar". Este es un problema creado bajo el temor de que la quiebra de un importante banco o empresa eche abajo la economía. Un sistema digital como el de una CBDC sería menos susceptible a este problema.

Por supuesto estos son los objetivos de cara a la economía y las finanzas, pero adicionalmente también podemos mencionar:

  •     Crear una estructura que permita rastrear el curso del dinero desde su origen hasta su último actor en todo momento.
  •     Sustituir el anonimato del dinero por un anonimato controlado por las entidades que controlan las CBDCs.
  •     Perpetuar mecanismos políticos, económicos y financieros pasando por encima de las libertades individuales.

Si bien los objetivos de las CBDCs pueden variar de los antes descritos dependiendo de los intereses del estado y el banco central que los emite. En todo caso, los objetivos anteriormente planteados son las bases de la emisión de la mayoría de las CBDCs que existen en la actualidad.

El Yuan Digital no es la primera Moneda DIgital de Banco Centrla, pero es la ue más ha llamado la atenci+on por el tamaño de la economía china
El Yuan Digital no es la primera Moneda Digital de Banco Central, pero es la que más ha llamado la atención por el tamaño de la economía china

Pros y contras de las CBDC

Entre los pros que podemos encontrar en las CBDC podemos mencionar, Bit2Me enumera:

  •     En primer lugar, una CBDC permite la creación de sistemas de pagos, emisión de dinero, y control del mismo de una forma mucho más eficiente, incluso en tiempo real. Esto es algo imposible de realizar con la tecnología actual.
  •     Por otro lado, las CBDC pueden abrir las puertas a una mayor inclusión financiera de los ciudadanos de un estado. Esto gracias a que sería posible crear monederos de CBDC de forma mucho más simple.
  •     Generaría una mayor competencia en las empresas del sistema de pago reduciendo las tarifas de las mismas.
  •     Brinda mejorar herramientas para generar una política monetaria más sana.

Pero por otro lado, entre los contras podemos acotar:

  •     No existe una legislación clara aún sobre cómo serán emitidas y controladas las CBDC.
  •     Existe conflicto entre derechos y libertades individuales, el uso de las CBDC y su capacidad para el espionaje de los ciudadanos.
  •     El hecho de que sean sistemas completamente digitales abre la posibilidad de que puedan ser manipulados por hackers.
  •     Inclusión financiera significa manipulación y control. Ya que con bitcoin cualquier persona puede tener inclusión financiera sin pedir permiso a nadie.

Conclusión

Las monedas digitales propuestas por los bancos centrales son la evolución final del dinero fiduciario: dinero totalmente bajo el control del gobierno emisor. Mientras que el lenguaje y parte de la tecnología puede ser inspirada o prestada de las criptodivisas, no se deje engañar. Bitcoin es un intento de preservar la riqueza poniéndola fuera del alcance del gobierno; los CBDC están destinados a frustrar ese fin. Si, siguiendo a Rothbard, interpretamos la historia como una lucha entre la libertad y el poder, entre la sociedad libre y el dominio del estado, podríamos decir que la moneda digital del banco central es simplemente el último arma del arsenal del estado en su búsqueda por dominar completamente la sociedad.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído