Selección de personal por robots: un problema que deja afuera a miles de candidatos

Selección de personal por robots: un problema que deja afuera a miles de candidatos
Millones de candidatos se quedan sin posibilidades de encontrar trabajo con las nuevas tecnologías que se implementan para seleccionar empleados
Por iProUP
12.09.2021 13.54hs Innovación

En 2021, cuando alguien aspira a trabajar en una gran empresa, no solo tiene que enviar su currículum en PDF, sino también rellenar un cuestionario online. Lo que mucha gente no sabe es que los datos que los candidatos proporcionan en esas páginas no son leídos por seres humanos, sino que son interpretados por algoritmos. Y esos algoritmos cometen errores brutales que hacen que millones de personas se queden sin la posibilidad de tener un buen trabajo.

Los programas informáticos de escaneo automático de currículos contribuyen a un sistema de contratación irregular, según un estudio de la Harvard Business School. Los empleadores utilizan estos programas para filtrar a los solicitantes de empleo, pero están rechazando por error a millones de candidatos viables, dicen los autores del estudio. Esto contribuye al problema de los "trabajadores ocultos", es decir, personas capaces y dispuestas a trabajar, pero que se quedan sin trabajo por problemas estructurales del mercado laboral.

Los autores del estudio identifican una serie de factores que impiden a las personas acceder al empleo, pero afirman que los programas informáticos de contratación automatizada son uno de los más importantes.

Los currículums, por bien que estén hechos, pueden ser cosa del pasado
Los currículums, por bien que estén hechos, pueden ser cosa del pasado

Estos programas son utilizados por el 75 por ciento de los empleadores estadounidenses (llegando al 99 por ciento de las empresas de la lista Fortune 500, es decir, de las más poderosas), y fueron adoptados en respuesta a un aumento de las solicitudes de empleo digitales a partir de los años 90. La tecnología ha facilitado la presentación de solicitudes de empleo, pero también el rechazo por parte de las empresas.

Los mecanismos exactos por los que el software automatizado rechaza erróneamente a los candidatos son variados, pero generalmente se derivan del uso de criterios demasiado simplistas para dividir a los "buenos" y a los "malos" solicitantes.

Por ejemplo, algunos sistemas rechazan automáticamente a los candidatos con lagunas de más de seis meses en su historial laboral, sin preguntar nunca la causa de esta ausencia. Puede deberse a un embarazo, a que estaban cuidando a un familiar enfermo o, simplemente, a la dificultad para encontrar un trabajo en plena recesión.

Ejemplos más concretos citados en el trabajo incluyen hospitales que sólo aceptaban candidatos con experiencia en "programación informática" en su currículum, cuando lo único que necesitaban eran trabajadores que introdujeran datos de pacientes en un ordenador. O una empresa que rechazaba a los aspirantes a un puesto de dependiente de comercio minorista si no incluían en su currículo la habilidad de "limpiar el suelo", incluso cuando los currículos de los candidatos coincidían con todos los demás criterios deseados.

El uso de bots y algoritmos para seleccionar personal se convierte en una problemática
El uso de bots y algoritmos para seleccionar personal se convierte en una problemática

La excesiva dependencia del software en el mundo de la contratación parece haber creado un círculo vicioso. Se suponía que la tecnología digital iba a facilitar a las empresas la búsqueda de candidatos adecuados, pero en cambio ha contribuido a un exceso de solicitantes. 

Según el estudio, a principios de la década de 2010, una oferta de trabajo corporativa media atraía a 120 candidatos, pero a finales de la década esta cifra había aumentado a 250 candidatos por puesto. Las empresas han respondido a esta avalancha desplegando filtros brutalmente rígidos en su software de filtrado automático. Esto ha tenido el efecto de rechazar candidatos viables, contribuyendo a la gran cantidad de solicitantes de empleo.

Las empresas parecen ser muy conscientes de estos problemas. Casi nueve de cada diez ejecutivos encuestados para el estudio dijeron que sabían que el software automatizado estaba filtrando erróneamente a los candidatos viables, y algunos dijeron que estaban explorando formas alternativas de contratar a los candidatos. ¿Por qué siguen usando ese software antes que seres humanos que pueden cribar mucho mejor? La respuesta es sencilla: es mucho más barato un algoritmo que un equipo de reclutadores. A pesar de que esas empresas tengan miles de millones de beneficios.

Fuente: Yahoo Noticias

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído