¿Ethereum en la obra pública?: el proyecto de ley que busca hacer más eficientes las compras del Estado

¿Ethereum en la obra pública?: el proyecto de ley que busca hacer más eficientes las compras del Estado
Una iniciativa presentada en la Legislatura porteña buscará dotar de mayor eficiencia y transparencia a las licitaciones que realice el Estado
Por Alejandro D'Agostino
26.05.2022 06.07hs Innovación

Luego de lanzar la identidad digital basada en la blockchain, la Ciudad de Buenos Aires avanza para usar la tecnología base de las criptomonedas en las compras que haga el Ejecutivo porteno con el fin aumentar la eficiencia y transparencia del proceso.

La propuesta que ingresa este jueves en la Legislatura porteña lleva la firma del politólogo Darío Nieto, quizás el mayor referente "tecno" de Juntos por el Cambio: en su cuenta de Twitter, se dedica a fomentar el potencial transformador de la innovación en la función pública.

No sólo eso: el legislador acompañó en diciembre pasado al expresidente Mauricio Macri en el encuentro que mantuvo con Vitalik Buterin durante la visita a la Argentina del cofundador y máximo líder de Ethereum a fines del año pasado.

En su proyecto de ley, Nieto propone usar las ventajas de la blockchain para lograr mayor eficiencia y "certificar" la transparencia de las licitaciones en las compras de bienes y servicios que realiza el Estado porteño, aunque aspira a que sea un modelo a seguir en el resto del país.

¿Cómo se podría usar la blockchain en las licitaciones?

"De cada $10 pesos que compra el Estado argentino, tres se pierden en ejecución, no sólo por corrupción sino también por ineficiencia", lo que equivale a "7,2% del producto bruto argentino", asegura Nieto, citando números del BID, en diálógo con iProUP. Son más de u$s30.000 millones, apenas por debajo de los u$s36.000 millones de capitalización bursátil de Mercado Libre.

Ante este contexto, la propuesta sienta las bases para incorporar la cadena de bloques en las compras y licitaciones que efectúe el Estado porteño para aportarle al proceso:

  • Eficiencia: un contrato inteligente será el que evalúe las diferentes propuestas y ejecute acciones según determinados sucesos
  • Trazabilidad: se podrán conocer pliegos, oferentes, propuestas, estados de obra, etcétera
  • Transparencia: toda la información podrá ser auditada por cualquier interesado
  • Descentralización: los datos no pertenecen ni se almacenan en una única base, sino que está distribuida
Darío Nieto junto a Vitalik Buterin
Darío Nieto junto a Vitalik Buterin

Según Nieto, la Ciudad podría utilizar Ethereum u otra red (incluso, una que crece el propio gobierno porteño) que tenga soporte para contratos inteligentes, aunque aclara que las cuestiones de implementación y ejecución son facultades inexorables del Ejecutivo.

Más allá de la "letra" de la norma, el legislador ejemplifica a iProUP cómo funcionaría esta blockchain para las licitaciones:

  • "Se podría poner un pliego en un smart contract"
  • "Si la empresa x reúne las condiciones en cuanto a precio, calidad, etćetera, se adjudica la compra, la obra, la licitación, etcétera"
  • "En caso de que cumpla las condiciones y cierto estado de obra, se le transfiere el pago"

"Así, quitamos la instancia humana, que es dónde se produce el error. No sólo se pierde plata por corrupción, también por ineficiencia", remarca Nieto, quien añade que podría no tratarse de un proceso completamente efectuado por máquinas, aunque -repite- deberá implementarlo en última instancia el gobierno porteño.

"A través de firma electrónica, un funcionario se puede hacer cargo de todo el proceso. La ventaja es que toda la venta fue trazable, transparente y más automática en el buen sentido de la palabra", completa el legislador.

La otra pata "humana" será el personal técnico que desarrollará la plataforma, ya sean profesionales propios de la Ciudad o de la firma del país o del exterior que sea adjudicada por licitación.

"Como siempre digo, el potencial y talento que tenemos en Argentina es enorme. Somos buenísimos en blockchain, criptomonedas, robótica, inteligencia artificial, etcétera. Además, sabemos cómo funciona todo acá", señala.

Si bien el plantea el aprovechamiento de la tecnología de las criptomonedas, no se tratará de una blockchain transaccional. Es decir, no se realizarán pagos con divisas digitales. "En un futuro, podrá ser, pero falta que sean declaradas de curso legal. En algún momento ocurrira: es un paso que hoy no se puede dar", puntualiza Nieto.

Además, el legislador resalta el carácter descentralizado de esta tecnología, ya que en la actualidad "todos los sistemas de compras y contrataciones están en una base de dato única", mientras que "blockchain, al estar en múltiples computadoras de todo el mundo, es prácticamente inhackeable".

El proyecto también contempla que el gobierno de la Ciudad designe una autoridad competente dedicada a la capacitación de los empleados de los organismos relacionados con las compras del Estado porteño.

"Colombia lo está implementando y le está yendo muy bien. Damos un plazo de dos años, tras un piloto de seis meses. Entiendo que lleva tiempo, pero en algún momento hay que avanzar", asegura Nieto.

Caso de éxito

Si bien el legislador revela que "todavía no se habló, puede ser una excelente opción que haya una gran blockchain de la Ciudad", en la que se concentren todas las iniciativas cripto que se desarrollen en territorio porteño.

"Mi ideal es que sea lo más accesible para cualquier ciudadano, para que pueda ver todo lo que está sucediendo. Sería una picardía que fuera cerrado", agrega.

Nieto tiene una gran llegada al ecosistema entrepreneur criollo: mantiene comunicación continúa con los principales referentes y es habitué en los eventos de la escena local. Hasta suele compartir el dress code y se autodefine como alguien que "sabe menos de innovación que las empresas del Conocimiento, pero más que el grueso de la política".

En esa sintonía, cree que estos proyectos en la Capital Federal son una especie de leading case que no busca inversiones, sino adhesiones de otras jurisdicciones para expandir las innovaciones a nivel país.

"La Ciudad siempre tiene que ser pionera, dar el ejemplo al resto de municipios, provincias y Estado nacional, para que la propia ciudadanía presione a este último, que es el que más gasta en compras y licitaciones, y es en dónde más se pierde", asegura.

En este punto, plantea que "debemos insertar estos temas en la agenda de debate. Estamos en medio de una revolución tecnológica que cambia todo: el acceso a la información, la forma de comunicarnos, el trabajo, la salud, la educación. Entonces, ¿por qué el Estado no debería cambiar?".

Además, Nieto confía plenamente en que la tecnología será clave en la "reconstitución de la confianza de los ciudadanos en las instituciones, porque el mundo que vivimos es absolutamente cambiante y dinámico".

En este punto, cree que la revolución blockchain puede transformar:

  • Planes sociales: "El Estado nacional los terceriza con las organizaciones. Con blockchain, serían trazables en todo momento: qué programa se asignó, a quién, de cuánto es, etćetera"
  • Educación: "Cuando me recibí de politólogo en la UBA, el título me lo dieron a los dos años. En un smart contract podemos hacer que cada vez que apruebo una materia, ponen un tilde. Cuando dé la asignatura final, me ortorgue el título automáticamente, digital o impreso"
  • Justicia: destaca el caso de Kleros, que usa estas innovaciones para resolver disputas de contratos en entornos cripto, de manera descentralizada y más eficiente

En todos los casos, blockchain promete un sinfín de aplicaciones en todos los ámbitos. A nivel gubernamental, está dando los primeros pasos y podría destrabar el gran potencial del ecosistema cripto local.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído