Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

¿Hay un hacker en mi TV?: mitos y verdades sobre el espionaje a través de Internet de las Cosas

¿Hay un hacker en mi TV?: mitos y verdades sobre el espionaje a través de Internet de las Cosas
En los últimos años, el Internet de las Cosas (IoT) ha pasado de ser un concepto tecnológico futurista para convertirse en una realidad
18.09.2019 13.36hs Innovación

Acceso al resto de la red, espionaje gracias al smartwatch, robo de datos a través de la Smart TV o ataques a los coches inteligentes, son algunas de las principales amenazas a las que el usuario común se puede exponer al usar dispositivos IoT (Internet de las Cosas por sus siglas en inglés)

Este concepto tecnológico dejó de ser algo futurista para convertirse en una realidad de todos los días. El sitio America-Retail informa que pesar de sus ventajas y aplicaciones de estos dispositivos, esta tecnología viene acompañada de múltiples amenazas para usuarios y compañías de todo el mundo.

"Vehículos, electrodomésticos, relojes… Cada vez son más los dispositivos conectados a internet, por lo que son muchos los sectores que están ya sacando partido de los beneficios que ofrece la tecnología IoT", señala Eusebio Nieva, director técnico de Check Point, empresa especialista en el rubro. 

"Sin embargo, la mayoría de los dispositivos IoT cuentan con niveles de protección muy bajos o prácticamente inexistentes, puesto que se diseñan pensando en su funcionalidad, dejando de lado la importancia de la seguridad. Por tanto, este tipo de dispositivos son muy vulnerables frente a las ciberamenazas más avanzadas, lo que afecta tanto a usuarios como a empresas", añade Nieva.

Entre los riesgos más comunes de los dispositivos IoT están:

Acceso a la red

La incorporación al mundo digital de electrodomésticos, en especial los televisores y las heladeras, no ha venido acompañada de un aumento de seguridad frente a potenciales ciberataques. Por tanto, se convierten en puntos débiles para que un cibercriminal use punto de acceso como puente para comprometer la seguridad de otros elementos conectados a la red como computadoras, teléfonos, etc.

Espionaje a través del smartwatch 

Los relojes inteligentes y las pulseras de actividad física recaban gran cantidad de información que hace posible identificar patrones de comportamiento, períodos de tiempo, cuándo y dónde se mueven los usuarios y durante cuánto tiempo. De esta forma, si la seguridad de cualquiera de estos dispositivos se viera comprometida, un cibercriminal podría utilizarla para penetrar en nuestro ámbito privado o profesional.

Robo de datos a través de las smart TVs

Muchos usuarios utiliza aplicaciones de vídeo o música desde su televisión inteligente. Para ello, es necesario que introduzcan sus credenciales, algo que supone un riesgo teniendo en cuenta el bajo nivel de protección de estos dispositivos. Esto supone una amenaza aún mayor si tanto el usuario como la contraseña son los mismos para otros servicios como por ejemplo el correo electrónico. Por este motivo, es aconsejable no utilizar la misma contraseña en distintas plataformas.

Ataques a los coches inteligentes 

Poco a poco se van viendo los primeros coches autónomos que cuentan con infinidad de sensores que permiten calcular la distancia con todos los elementos que se encuentran a su alrededor, control de velocidad y freno, etc. Por tanto, un ciberdelincuente podría tomar el control de uno o varios de estos vehículos y provocar colisiones o robar los vehículos. Todavía no se registraron casos de este tipo, pero sin duda en algún momento pasará.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas