Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

En exclusiva, probamos el Nissan Leaf eléctrico: 200km de recorrido para medir su autonomía

En exclusiva, probamos el Nissan Leaf eléctrico: 200km de recorrido para medir su autonomía
Después de ser lanzado a la venta en la Argentina, la marca realizó una prueba de manejo del vehículo 100% eléctrico en Madrid. Los resultados en esta nota
Por Guillermina Fossati
13.06.2019 09.02hs Innovación

El motivo de la invitación de Nissan a España fue para ver la final de la UEFA Champions League, uno de los campeonatos de fútbol más importantes del mundo donde la automotriz participa como sponsor.

Sin embargo, el evento fue mucho más allá y los días compartidos tuvieron un condimento especial: en cada actividad se puso al Nissan Leaf como la insignia que representa los planes de la compañía a largo plazo, englobados en la estrategia Nissan Intelligent Mobility.

Es así como pudimos tomar contacto con el eléctrico desde el momento uno, cuando el vehículo trasladó a los periodistas invitados hasta sus respectivos hospedajes al arribar al aeropuerto de Madrid. En total, fueron 363 las unidades a disposición para realizar el transporte durante todos los días que duró el encuentro.

Luego, la oportunidad más interesante llegó cuando el auto quedó en nuestras manos para manejarlo y realizar una prueba de manejo bien completa, que incluyó tramos en ciudad y ruta, por las afueras del centro madrileño, hacia la zona de Manzanares.

Si bien en iProUp ya habíamos manejado el auto, este contacto tenía un sabor diferente: fue en España, en un terreno desconocido, y antes de salir nos advirtieron que el recorrido había sido testeado y había que volver a destino con un 25% de la batería disponible. Si eso no ocurría, era porque la forma de manejo no era la adecuada, ya que en este auto la aceleración, frenadas y recuperación de la marcha son clave par economizar el desgaste de la carga. 

Puesta a prueba

El recorrido comenzó saliendo del hotel NH del barrio de Salamanca, uno de los más "top" de la ciudad, hacia las afueras de Madrid.

Para conocer el auto y poder testear sus aptitudes, una de las recomendaciones fue que se utilice el sistema de e-pedal, es decir, un modo de frenado en el cual al soltar el acelerador el auto se detiene solo. Este funcionamiento se hace más notable a baja velocidad, por eso es muy recomendable en las calles más transitadas, cuando hay que modificar la marcha a cada instante, pero de todos modos es muy práctico en cualquier terreno.

 

Así fue que iniciamos el viaje y gran parte del recorrido se realizó con el sistema en modo active, por un lado para regenerar la batería, y por el otro, porque resultó muy cómodo y demostró que prácticamente se puede manejar con un solo pedal todo el viaje (un anticipo de uno de los elementos clave en la conducción autónoma).

Igual de sencillo es activar el modo de conducción ECO: sólo requiere pulsar un botón, de forma imperceptible para el conductor, pero garantizando el ahorro de batería.

También es muy fácil y práctico el uso de las marchas: sólo hay que interactuar con una palanca, al estilo de un joystick, con movimientos circulares.

Así, transcurrieron unos 70 kilómetros que nos llevaron a la primera parada para almorzar, donde los encargados de la organización chequearon las baterías. Luego comenzó el regreso y seguimos testeando el andar.

 

Lo cierto es que las conclusiones de estar frente al volante del Leaf son muy concretas, y se advierten en la primera aceleración: es un auto sólido, silencioso y cómodo tanto en las plazas delanteras como trasera. Así reúne las virtudes de cualquier vehículo de pasajeros con un extra que cuando uno se acostumbra se valora: la serenidad de un auto con baterías.

Si bien en un principio se extraña el ruido del motor, es muy fácil acostumbrarse a esta tecnología y me hace acordar a los tiempos donde se rechazaba la caja automática, porque parecía que eso no era conducir. En poco tiempo más, lo mismo pasará con estas autos, serán materia corriente.

El tramo terminó entrando nuevamente a la ciudad y llegamos al destino final con un 35% de la batería, 10% más de lo que dijo la organización, es decir, hicimos bien los deberes.

El Leaf en números

Más allá de la forma de conducción, el diseño, y las ventajas de consumo que ofrece este vehículo, el Leaf es mucho más que un auto de calle.

Por un lado, es el puntapié de Nissan para electrificar la oferta en la Argentina, con un modelo que es el más vendido del mundo.

Por el otro, en esta segunda generación, demostró que un modelo ecológico puede ser económico en el andar (la carga de la batería es mucho más barata que llenar un tanque de nafta) pero también atractivo en el diseño.

Hasta ahora, parecía que los eléctricos e híbridos eran autos "poco atractivos", pero convenientes. Ahora, quedó demostrado que pueden tener todas las virtudes tanto externas como internas, porque el diseño se modificó y evolucionó de forma positiva.

En cuanto a su precio en el país, es donde aparecen las contradicciones por el sistema impositivo, independiente de la japonesa. Mientras que está exento del impuesto a los importados extra-Mercosur, por ser un auto ecológico, tiene el impuesto al lujo, por exceder un precio determinado. No debería pagarlo un vehículo que apuesta a las nuevas tecnologías. Así, su precio es de u$s61.500, y llevan vendidas 10 unidades desde que se lanzó la preventa en enero.

Otros datos para tener en cuenta:

- El Leaf es líder en ventas en todo el mundo. Su primera versión fue introducida en 2010 y fue pensado desde el boceto inicial como un auto eléctrico, cuando nadie creía que fuera posible.

- La primera sensación tras escuchar a los expertos es que, para que estos modelos tengan futuro en el país hay que evacuar todo el desconocimiento que existe a su alrededor sobre cómo funcionan. Esta será una de las cartas principales que habrá que jugar si la idea es apuntar a la masividad.

- Superado este paso, llega el segundo tema importante: su autonomía. En la segunda generación es de 380 km con una sola recarga. No obstante, en la ciudad siempre su rendimiento será mejor porque con cada frenada y aceleración se va regenerando.

- El tercer tema importante es cómo se efectúa dicha recarga y parece que ese tampoco será un obstáculo en la Argentina. Al menos, para trayectos cotidianos, no tanto así para largos viajes.

Por un lado, la marca vende junto con el coche un wallbox para instalar en el hogar y "llenar" el vehículo durante la noche, para lo cual se requiere de unas ocho horas.
Otra opción es la de los puestos que lentamente irán sumando las estaciones de servicio. YPF fue la primera que los anunció, si bien aún no están activos, mientras que Axion ya puso en funcionamiento el primer "surtidor" eléctrico en la sucursal de Avenida del Libertador y Salguero.

Por último, el Leaf incluye un cable de emergencia para conectarlo a un tomacorriente y alimentar la batería como si fuera un celular. Una recarga completa con este accesorio demora unas 20 horas.  Esta es la razón por la cual la marca comercializará el wallbox junto al auto, ya que es la manera más práctica y rápida de cargarlo.

Con estas cartas, la marca se juega una de las apuestas más importantes para posicionarse en el país y tomar la posta en nuevas tecnologías.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas