Más artículos

Uber repartirá pedidos de McDonald's con drones y replantea su presencia en Argentina tras fallo judicial

Uber repartirá pedidos de McDonald's con drones y replantea su presencia en Argentina tras fallo judicial
La empresa celebró su encuentro Uber Elevate Summit 2019 para presentar proyectos relacionados con tecnología autónoma, unidades voladoras y drones
Por Irina Sternik
14.06.2019 06.15hs Innovación

Uber quiere llegar de la tierra al cielo. Así lo afirmó la empresa, una y otra vez, durante la tercera edición anual de Uber Elevate Summit 2019, evento en el que se presentaron decenas de prototipos de taxis aéreos, cabinas inteligentes, aeropuertos en azoteas (llamados skysports) y otros servicios asociados a la firma de transporte y tecnología.

Aunque la compañía se define como una ventanilla única para el movimiento de personas, hoy es un player al que hay que prestarle cada vez más atención. Tanto es así que define su nueva propuesta como "ciudades con tres dimensiones y no dos".  

Durante los dos días del encuentro en Washington, Estados Unidos -sede no casual para el congreso- se sucedieron diferentes situaciones. Una de ellas fue la presencia de Elaine Chao, secretaria de Transporte de Estados Unidos, quien expresó su claro apoyo en materia de innovación aplicada a las llamadas ciudades del futuro.

El otro dato es geopolítico y tiene que ver con la elección de esa ciudad para el encuentro: es que ahí se regulará el transporte "en los cielos". Ante la consulta de iProUP, Eric Allison, director global de Uber Elevate, admitió que la elección de la Capital de Estados Unidos resulta indispensable para que la regulación avance.

El Centro de Convenciones Ronald Reagan, además de recibir cientos de asistentes del mundo, estuvo rodeado de prototipos de taxis aéreos futuristas comandados por la flamante división Uber Air.

El nombre refiere a una serie de iniciativas vinculadas a la gestión del espacio aéreo, el desarrollo de baterías, la infraestructura para soportar una red distribuida de "skyports", operaciones, asociaciones y diseño de vehículos: los eVTOL, que despegarán y aterrizarán de forma vertical, similar a como lo hacen los helicópteros.

Si bien esto no será realidad en lo inmediato, el primer anuncio del encuentro fue algo que sí sucederá en pocas semanas: UberCopter, el servicio para transportar pasajeros en helicópteros desarrollado junto con la firma Heliflite, que comenzará a operar en Nueva York el 9 de julio.

No será una propuesta "para todos" sino, más bien, para usuarios de su programa de lealtad (Platinum y Diamond) quienes podrán elegir esta opción para ir al aeropuerto John F. Kennedy, por la módica suma de 200 dólares. A primera vista parece un precio poco accesible, pero la intención es que a mediano plazo baje lo suficiente como para que el servicio cueste lo mismo que ir en auto.

La "gran manzana" es el primer paso, luego seguirán las pruebas en Dallas, Los Angeles y Melbourne, Australia, la primera ciudad internacional para los testeos en el 2020 y el inicio de las operaciones comerciales.

Se eligió por la gran cantidad de usuarios de la plataforma -3.8 millones-, factores demográficos y geoespaciales, y la aceptación del gobierno australiano para esta innovación. Al momento, ya existe un servicio similar, llamado Voom Flights, para pedir vuelos on demand en Ciudad de México y San Pablo, Brasil. En este sentido, la propuesta de Uber augura ser superadora.

Azoteas: los (aero)puertos de cielo

Con el crecimiento de las ciudades, la propiedad privada de automóviles no será sostenible, afirman desde la empresa. Y proponen una movilidad combinada que incluya scooters, autos, bicicletas y unidades voladoras a través de Uber Air.

Claro que si la idea es que se convierta en realidad en poco tiempo, debe existir un espacio para "estacionar" los taxis voladores. En este marco, se presentaron 16 nuevos diseños de azoteas creados por ocho empresas para "Uber Air Skyports" conectados. Todos los conceptos incluyen espacios para bicicletas eléctricas y scooters, infraestructura de carga de electricidad y conexión con el transporte público.

 

En rigor, la idea de la movilidad conectada -integrando todos los medios-, es parte de este gran proyecto: usar monopatín eléctrico en pequeñas distancias, bicicletas en medianas, autos y taxis aéreos para trayectos más largos. En esta línea, la tecnología eVTOL (despegue y aterrizaje vertical eléctrico) será una sigla que se escuchará cada vez más.

Si bien los impulsores de este tipo de transportes aseguran que los precios irán bajando hasta ser tan accesibles como viajar en auto, por ahora, no son muy alentadores: 1 milla (1,6 kilómetros) saldría unos 6 dólares o 270 pesos.

A modo de ejemplo, ir de Retiro a Ezeiza -que en línea recta tiene 19 kilómetros- con este sistema costaría 5130 pesos. Es decir, hasta que no pasen unos años y se amortice el sistema, será un lujo de pocos.

Los eVTOL tienen que cumplir determinados requisitos, además de despegar y aterrizar en forma vertical. Mientras se realizan pruebas y se avanza en las negociaciones de las regulaciones, se trabaja en los prototipos. Estos fueron los presentados por Uber:

- Safrán: la cabina de la compañía aeroespacial francesa se asemeja a la de un helicóptero, pero es el resultado de más de siete modelos en los que fueron detectando errores y efectuando mejoras.

Por ejemplo, nada de posavasos ni amenities: la idea es que cuanto menos tiempo esté un pasajero, mejor. Sus techos están cubiertos de pantallas para ver en vivo el recorrido. Los asientos son sofisticados (confeccionados en ultra cuero de grado aeroespacial), cómodos y separados 10 centímetros entre sí porque están pensados para viajar como en un avión, junto con desconocidos.

 

- Pipistrel: un eVTOL que trabajará con velocidad crucero de alto nivel y bajo ruido. Sus motores consumen 50% menos de potencia que los tradicionales y ofrecen un rendimiento excelente con su sistema de propulsión patentado

La forma eficiente del crucero del vehículo, aseguran, amplificará el impacto de baterías más potentes en el alcance, la velocidad y la carga útil de los aviones.

- Butterfly: de Aviones Karem, que prometen ser seguros, rápidos, silenciosos y asequibles. Durante el encuentro pudo realizarse una demostración en realidad virtual y se brindó información sobre sus avances de ingeniería.

- Bell: es el más "pomposo" de todos los prototipos. Se trata de un vehículo a gran escala impulsado por un sistema de propulsión híbrido eléctrico con seis ventiladores de conductos basculantes diseñados para redefinir el transporte aéreo "de manera segura y eficiente", según sus fabricantes.

"Tenemos 93 millones de usuarios en 700 ciudades de 63 países", afirmó Alisson, Jefe de Uber Elevate, mientras pasaba el último slide de su powerpoint: allí se pudo ver cómo los ciudadanos se mueven, para donde, en qué horario y cómo funciona la demanda del transporte.

Uber Eats en los cielos y novedades en autónomos

La segunda jornada se inauguró con otro servicio disruptivo: Uber Eats comenzará a entregar alimentos a través de un drone

Las pruebas serán en la ciudad de San Diego y con McDonalds como primera empresa. Ya cuenta con aval de la Administración Federal de Aviación (FAA) para probar la aplicación comercial de la entrega de alimentos por este medio de transporte.

Acto seguido, se presentó un nuevo auto autónomo: un flamante Volvo XC90 modificado para este tipo conducción, desarrollado entre Uber y la firma sueca para el mercado urbanoLa idea es complementar el resto de los servicios para funcionar en laltima milla".

El vehículo pasó por extensas pruebas y simulaciones, tiene controles redundantes y funciona de manera híbrida; es decir, con nafta y electricidad.
El objetivo es que puedan empezar a funcionar en 2020

"Hoy con Uber solo hacemos el 1% de las millas del mundo, pero con la conducción autónoma estimamos hacer un 25%" explicó a iProUP Rachel Urtasun, ingeniera responsable de UBER-ATG.

¿Quitaría el trabajo a los conductores? "No. El objetivo es descongestionar las ciudades de autos. No queremos que la gente compre coches sino que compartan los recursos y haya una flota para todos. Pensamos al transporte autónomo en la ‘última millava a colaborar con el transporte público", explicó.

En Argentina, reacomodamiento y expansión

El panorama de Uber cambió en la ciudad de Buenos Aires. La Cámara de Apelaciones en lo Penal y Contravencional sentenció que "no usa indebidamente el espacio público", con lo que logró dejar de ser apuntada como ilegal.

Si bien debe resolver aún algunos frentes legales, la empresa ve ahora un horizonte más claro para consolidar su expansión en el país.

En la actualidad, ofrece a los argentinos tres tipos de servicios, cuyos costos varían acorde con la modalidad: el tradicional Uber X; UberPool, lanzado bajo la consigna de compartir viajes con otras personas para que resulte más económico; y UberSelect, con coches más nuevos y conductores con mejores calificaciones.

Hoy día, hay más de 5 millones de personas anotadas para viajar por el país usando la app. Es decir, 1 de cada 10 argentinos. Precisamente en estos datos se basa el responsable de Operaciones de la firma para justificar por qué la empresa desea continuar con su expansión local.

Para Felipe Fernández Aramburu, General Manager de Uber, el debate ya no es "Uber sí o Uber no, sino: Uber cómo". Según el ejecutivo, los desafíos de la empresa se agrupan en tres ejes principales:

- Expandir la plataforma en otras ciudades y provincias de Argentina, entre las que destaca Córdoba, Neuquén y Río Negro

- Profundizar las alianzas estratégicas como la que desarrollaron el año pasado tras presentarse como sponsor digital de la AFA para el mundial de Rusia 2018

- Apostar al crecimiento en Buenos Aires con la mejora del servicio y nuevas propuestas de producto.

Todo esto enmarcado en un contexto en el que esperan se geste un debate regulatorio.

¿Habrá lugar para los anunciados drones? Por lo pronto, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) publicó semanas atrás en el Boletín Oficial la nuevas regulaciones para el uso comercial de estos dispositivos y su implementación para