Dos jóvenes y una idea genial: cómo en solo 10 años armaron (a distancia) una empresa y la vendieron en u$s6.500 M

Dos jóvenes y una idea genial: cómo en solo 10 años armaron (a distancia) una empresa y la vendieron en u$s6.500 M
La compañía anunció recientemente su fusión con Okta. Matias Woloski, su CTO y cofundador, habla con iProUP para comentar sobre sus orígenes y su acuerdo
Por Juan Silvestrini
12.05.2021 06.15hs Innovación

El club de los unicornios argentinos (aquellas compañías que valuadas por encima de los u$s1.000 millones) sumó un nuevo integrante el año pasado.

Esta "mesa chica", que reúne a los gigantes Mercado Libre, Globant, OLX y Despegar agregó una nueva silla para Auth0, una firma de seguridad informática y autenticación que, "silbando bajito", concretó recientemente su venta a Okta, un referente global de su sector.

Lejos de los flashes que suele atraer todo lo relacionado con el ecommerce de Marcos Galperin, Eugenio Pace y Matías Woloski construyeron una solución innovadora que ataca un problema central en todas las compañías: la ciberseguridad. Para quienes no la conocen, se encarga de armar los sistemas de logueo, usuario y password, requeridos para ingresar a miles de plataformas. 

"Nuestra tarea es un poco invisible. No es como Mercado Libre que la gente conoce la marca porque brinda un servicio directo al consumidor. Trabajamos por detrás, somos parte de la infraestructura, como la electricidad, es crítico para construir cosas, pero uno ya da por sentado que ‘prende y anda’", comenta en diálogo exclusivo con iProUP Matías Woloski, uno de los fundadores de Auth0 y su actual CTO. 

Hace unos días, Okta, el mayor proveedor de identidad independiente del mundo, finalizó la adquisición de Auth0 en una operación que involucró la friolera de u$s6.500 millones de dólares.

Así, la firma comandada por Pace y Woloski vuelve a estar en el centro de la escena y pone de manifiesto la necesidad creciente de las compañías por contar con soluciones cada vez más efectivas, modernas y, a su vez, simples, para luchar contra la inseguridad, en un mercado valuado en u$s80.000 millones

"Somos un servicio de infraestructura que te permite enfocarte en las cosas de tu negocio y que no te preocupes por la autenticación, que sea cómodo para el usuario y que tenga la menor fricción posible", afirma Woloski. Y resume: "Para hablar en concreto, nosotros proveemos la famosa 'cajita de login', porque cualquier aplicación que tenga algún tipo de valor necesita que el usuario esté autenticado".

¿Cómo logró esta empresa consolidarse en menos de 10 años y no solo crear un producto reconocido a nivel global, sino expandirse a todo el mundo?

Un libro, un problema y una necesidad

Auth0 opera en la industria de identity-as-a-service (IDaaS, por sus siglas en inglés). Su producto se convirtió en un diferencial en el mercado que luego fue potenciado por servicios de posventa, innovación y marketing.

La identidad como servicio no es muy sexy para vender, pero inversores de Silicon Valley piensan diferente. En mayo de 2019, levantó u$s103 millones en una ronda liderada por el fondo Sapphire Ventures.

Lejos de estas cifras millonarias, todo empezó hace menos de 10 años, con un diálogo constante entre ambos socios, cada uno ubicado en geografías totalmente opuestas. "Yo estaba en Buenos Aires y Eugenio en Redmond, en los headquarters de Microsoft", recuerda Woloski.

Firma virtual de la operación: Okta compró al unicornio albiceleste por u$s6.500 millones
Firma virtual de la operación: Okta compró al unicornio albiceleste por u$s6.500 millones

Pero la semilla que originó todo se encuentra aún más atrás, entre 2005 y 2010. "Con las empresas yendo a la nube y la proliferación de teléfonos inteligentes, empezamos a ver un cambio de paradigma, no solo en la identidad y la autenticación, sino en todo el ecosistema. Con Eugenio vimos esto y empezamos a ver esta tendencia y decidimos investigar más sobre el tema", completa.

De este research, y apoyado por la firma editorial de Microsoft, se publicó en 2009 el libro Moving Applications to the Cloud on the Microsoft Azure Platform", aunque tuvo varias reediciones a las que se le fueron agregando nuevos capítulos.

"Este fue el puntapié, pero veníamos observando que con esta arquitectura podíamos atacar un problema recurrente. Esto fue madurando y me permitió ir aprendiendo de la fricción real que existía", asevera Woloski.

Aplicando la "regla de las 10.000 horas" de Malcolm Gladwell –quien afirma que para ser experto en algo se necesita al menos ese tiempo de práctica–, el análisis recurrente sobre los problemas de autenticación llevó a que finalmente en 2012 naciera de forma oficial el producto de Auth0.

En simultáneo, tras 13 años en Microsoft y como principal lead program manager, operando desde Washington, Eugenio Pace renunció y decidió asociarse a Woloski para iniciar el camino de emprender con una inversión inicial de u$s50.000.

Con un trabajo en equipo pero a distancia, al año siguiente lograron su primer hito: consolidar su producto entre los programadores de forma orgánica (lo recomendaron mucho por el "boca a boca"), quienes optaron por su solución como una gran alternativa a los problemas de seguridad.

El otro hito que marcó su camino durante el 2013 fue su primer acuerdo importante con una compañía de seguros.

"Se les había caído el sistema de autenticación y la firma que les daba soporte no sabía cómo resolverlo. Estuvieron dos semanas hasta que alguien vio en LinkedIn que Eugenio había arrancado con Auth0. Ahí se contactó y cerramos el primer deal, que fue de u$s200.000", recuerda Woloski, y agrega que "fue la primera gran validación del mercado", lo que ayudó a entender aún más a sus empresas clientes.

Asimismo, hacia fin de ese año recibieron varias ofertas de adquisición, pero todas fueron declinadas.

Con el paso del tiempo, la compañía logró consolidarse, incluso a distancia, con Pace trabajando desde EE.UU y Woloski en Buenos Aires. "Fuimos creciendo de forma remota y orgánica", cuenta el CTO.

Hoy, su headquarter está en Bellevue, Washington, pero cuentan con oficinas en Buenos Aires, Londres, Sydney, Japón y Singapur, en las que trabajan más de 500 empleados.

"No son espacios gigantes, sino lugares de encuentros sociales para nuestros colaboradores", confía Woloski. A nivel ventas, el mayor caudal de clientes está en EE.UU (casi el 50%) y el resto se reparte en Europa (20%), Australia y Asia-Pacífico (15%). El resto corresponde a América Latina.

El acuerdo con Okta

El bombazo llegó recientemente, cuando Okta confirmó la compra de Auth0 en una operación de u$s6.500 millones. Según confirmaron ambas compañías, el unicornio criollo operará como una unidad de negocio independiente dentro de Okta, dirigida por su actual CEO, Eugenio Pace, reportando directamente a Todd McKinnon, CEO y cofundador de Okta.

Ambas plataformas serán compatibles, invertidas e integradas a lo largo del tiempo, lo que acelerará la innovación y hará que Okta Identity Cloud sea aún más atractiva para todo el espectro de clientes y usuarios.

Eugenio Pace dejó su trabajo en la sede de Microsoft en Redmond para crear Auth0 junto a Woloski
Eugenio Pace dejó su trabajo en la sede de Microsoft en Redmond para crear Auth0 junto a Matías Woloski

"Okta es una empresa de identidad como nosotros, pero se enfoca más en los empleados, no tanto en el desarrollo", diferencia Woloski. Y brinda un detalle importante sobre la operación: "Nosotros íbamos camino al IPO, pero cuando surgió la oportunidad con Okta evaluamos que podíamos tener todo ese potencial para causar impacto más rápido en la industria".

Luego de confirmar la noticia, el presidente de Okta comentó: "La identidad es una de las inversiones más estratégicas que una empresa puede hacer en la actualidad. Una plataforma de identidad única y unificada tiene el poder de transformar una organización al proporcionar un acceso seguro y sin interrupciones tanto para clientes como para empleados", dijo McKinnon. 

Según el directivo, "Okta y Auth0 siempre han compartido una visión común para el mercado de la identidad. Ambas somos empresas que priorizan a la nube y al usuario".

Y completa: "Al unir fuerzas, brindaremos a nuestros clientes más opciones y flexibilidad, generando un importante valor y permitiéndoles acelerar la innovación. Juntos, daremos forma al futuro de la identidad en Internet, permitiendo a los desarrolladores construir con estas bases".

Por su parte, Woloski comenta que también fue importante el "cómo" se concretó la fusión: "Influyó mucho que en los últimos años cambió el formato de las adquisiciones".

"El ejemplo de Microsoft y GitHub operando de forma independiente y con su branding y roadmap propios es un ejemplo de este camino. Fue parte del contrato que tuvimos con ellos para que cada uno pueda mantener su valor y enfocarse en lo que es mejor", asegura el directivo.

Las plataformas de identidad integrales, complementarias y flexibles de Okta y Auth0 resuelven todos los casos de autenticación, independientemente del público o del usuario. ¿En qué se diferencian? 

Okta fue pionera en la identidad basada en la nube, ofreciendo fiabilidad de nivel empresarial y seguridad de primera clase al tiempo que prioriza el éxito del cliente para organizaciones de todos los tamaños. 

La clave de Auth0, según sus fundadores: es un servicio creado por desarrolladores para desarrollares
La clave de Auth0, según sus fundadores: es un servicio creado por desarrolladores para desarrollares

Por su parte, Auth0 fue construido por desarrolladores para desarrolladores. Los creadores de apps de todo el mundo son fieles al unicornio albiceleste por su extensibilidad, facilidad de uso, alcance de la documentación y experiencia amigable

Con un importante trayecto recorrido, Woloski reflexiona sobre el momento que están viviendo los emprendedores

"Hoy es un momento ideal. Se abrió de repente el mundo para nuevos productos y servicios. Están cambiando muchas cosas y hay potencial para la disrupción. Además, se globalizó el fundrising", asevera el cofundador de Auth0.

Y concluye, a modo de consejo para otros emprendedores que tienen dudas sobre sus proyectos: "Hoy cualquiera puede hacer una empresa global. Es un gran momento para lanzarse".