Dólares digitales (y legales): ventajas y sugerencias al cobrar parte del sueldo en criptomonedas

Dólares digitales (y legales): ventajas y sugerencias al cobrar parte del sueldo en criptomonedas
Los freelancers ya usan estos activos para cobrar sus honorarios, pero también crece entre los empleados en relación de dependencia. Claves del fenómeno
Por Pablo Weiss Auberdiac
13.09.2021 06.15hs Finanzas 4.0

Semanas atrás se conoció que el astro del fútbol argentino, Lionel Messi, cobrará parte de su sueldo en criptomonedas según el contrato que firmó con el Paris Saint Germain (PSG).

Según indicó el club francés, los activos digitales incluidos en su "paquete de bienvenida" o cuota de fichaje habían sido proporcionadas por Socios.com, su proveedor de fan tokens, un tipo de activo le que permite a los hinchas participar de las decisiones del club y que, obviamente, su cotización evolucionará según los resultados deportivos del PSG.

En Argentina, el Club Deportivo y Mutual Leandro Nicéforo Alem, que milita actualmente en la cuarta división , se convirtió en el primero del país en pagarle a sus juveniles con criptomonedas.

Más allá del fútbol, esta modalidad ya está siendo analizada por las empresas de todas las ramas del conocimiento, como una forma de "atar al dólar" las remuneraciones de sus empleados y competir por el talento contra firmas del exterior que contratan profesionales de manera freelance.

Esta práctica, igualmente, tiene sus bemoles en el país debido a su legalidad y la posibilidad de resguardar el valor de los ingresos que se obtengan mediante esta vía ante los controles cambiarios.

Contexto actual

Guillermo Navarro, socio del estudio Bildenlex, especializado en derecho y tecnología, remarca a iProUP que el cobro en cualquier manera no prohibida expresamente por las leyes es totalmente legal. "Uno puede pactar cobrar en especie, dinero, oro o cualquier equivalente de valor. En este sentido, percibir el sueldo en criptomonedas no se encuentra excluido. Además, en tanto la divisa virtual no se 'realice', es decir, se pase a valor dinerario, tampoco se tendrá obligación de declararse", completa.

Asimismo, señala que, al tratarse de un acuerdo entre privados, no existe ningún impedimento legal y, si así se pacta, una persona hasta "podría cobrar en Robux", en alusión a una moneda digital que sólo sirve para comprar ítems de un videojuego.

Parte del contrato de Messi el PSG lo abonará con fan tokens del club
Parte del contrato de Messi el PSG lo abonará con fan tokens del club

Por otra parte, el contador público y docente Marcos Zocaro indica a iProUP que la "Ley de Contrato de Trabajo no permite abonar más del 20% del sueldo en especie. Al considerar que el cobro en criptomonedas se encuadra en esta situación, no podría superar esa proporción". Sin embargo, el experto remarca que "diferente es el caso de un profesional independiente: el cobro de honorarios puede ser tranquilamente 100% en criptodivisas".

Con respecto a los aspectos impositivos, Zocaro agrega que "si un trabajador, por el monto de su sueldo debe tributar Ganancias, el empleador hará la correspondiente retención del impuesto".

"También debe considerar los tributos que podrían afectarlo por la tenencia o la venta de criptomonedas", señala el experto, quien remarca que, si el empleado no es habitualista, es decir, no opera con estos instrumentos de forma frecuente, "no lo afectaría Ingresos Brutos".

En el supuesto de que sí lo sea, debería abonar una tasa de entre 1,25% y 2,25% según pueda demostrar ante AFIP que se trata de un bien situado en Argentina o el exterior, respectivamente. Además, si opera con frecuencia, deberá pagar 35% por el Impuesto a las Ganancias sobre la diferencia entre los precios de compra y de venta.

Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, confirma a iProUP que los argentinos que deseen percibir su salario en criptomonedas pueden hacerlo pues es una alternativa absolutamente válida como ahorro o inversión.

"En SatoshiTango, si un empleado quiere manejarse de este modo, no tenemos problema alguno. Sin embargo, para quienes trabajan como freelancer para una empresa con sede en otro país es más complicado porque existe una cuestión regulatoria", sostiene Bari.

"En estos últimos casos, el profesional está obligado a liquidar el dinero por el mercado único libre de cambio: se trata de una transferencia bancaria en dólares que se liquida a la cotización del Banco Central del día", agrega el CEO.

En tanto, Raúl Ortiz, Head of Business Development Latam de Bitwage, señala a iProUP : "Cobrar en cripto es muy sencillo creando un usuario. Al realizar el registro y verificar tu cuenta, podés generar un invoice (factura) que te asignará una cuenta bancaria en el exterior a la que tu cliente o empleador pueda efectuar el envío", completa.

El ejecutivo agrega que una vez que los fondos son recibidos, se envían automáticamente a la dirección de billetera configurada en la plataforma, ya sea de bitcoin o una stablecoin (monedas de precio fijo) como DAI o USDC, que cotizan a la par del dólar.

"Actualmente también disponemos de la facilidad de recibir en moneda local gracias a las asociaciones con diversas casas de cambio en varios países de la región", aclara Ortiz, quien añade que "más de la mitad de los usuarios optan por recibir una parte de sus pagos en cripto, además de divisa local. Hemos notado un crecimiento muy importante de argentinos en el último año".

En tanto, Bruno Calmens, co-CEO de Defiant Wallet, remarca a iProUP que cobrar en criptomonedas es muy sencillo. "De hecho, la única barrera que existe todavía es el desconocimiento. Las opciones están: sólo hay que sacarse algunas dudas y perderle el miedo", apunta.

"Aquí la pregunta que surge es ¿en qué criptodivisa hacer la transacción? Son muchas las alternativas, pero para una operación de este tipo suelen convenir las estables, cuyo valor siempre se mantiene en u$s1. Si bien hay multitud de ellas, las más conocidas son USDT, USDC y DAI", añade.

El ejecutivo agrega que, a la hora de realizar el pago, quien va a cobrar sólo debe pasarle la clave pública de la billetera cripto que utilice –equivalente un CBU o alias– al pagador, siempre aclarando entre ambos en qué moneda se efectuará la operación.

 

"Esto es crucial para que las divisas no se envíen a destinos incorrectos y se pierdan los fondos. Esta dirección suele verse como un conjunto de letras y números que siempre es recomendable copiar y pegar, más allá de chequear dos veces antes de proceder", advierte Calmens.

El ejecutivo subraya que "cuando se reciben los fondos, también es posible iniciar la operatoria inversa: pasar de una criptodivisa a moneda local para afrontar el pago de bienes y servicios. En este caso, existen muchos exchanges que ofrecen el servicio".

"También se puede vender las cripto a otras personas, que entregarán dinero fiduciario, como pesos y dólares, a cambio. Defiant ofrece ambas opciones: cambiar las cripto por moneda local instantáneamente mediante un ente institucional u ofrecerlas en un mercado P2P integrado en la app y venderlas a otros usuarios", completa.

Consejos

Para quienes están analizando esta modalidad, recomienda que "las personas que deseen cobrar en divisas digitales deberán tener en cuenta aspectos legales y contables a la hora de proceder a justificar fondos obtenidos en la compraventa de cripto".

El letrado agrega que no es complejo y se pueden establecer ciertos parámetros para manejarse de manera cotidiana sin preocupaciones. Se recomienda en los casos de usuarios que deseen resguardarse ante subas o bajas de las monedas volátiles (como Bitcoin o Ethereum) deberán recurrir a las estables.

Por su parte, Zocaro aconseja a aquellos que están ingresando a este mercado desde cero "lo mejor que pueden hacer es estudiar, al menos lo indispensable, sobre el funcionamiento de las criptomonedas: compra, venta, almacenamiento y las medidas de seguridad al respecto".

"Esto les servirá no sólo para administrar el porcentaje de sueldo que reciben, sino también todas las criptomonedas que probablemente comprarán o recibirán por otros medios. Estos activos estarán cada vez más presentes en nuestro día a día", concluye.