Más artículos

Alternativas de inversión en tiempos de pandemia: cómo hacer que rinda tu dinero sin moverte de tu casa

Alternativas de inversión en tiempos de pandemia: cómo hacer que rinda tu dinero sin moverte de tu casa
Las entidades ofrecen un amplio menú para quienes pueden ahorrar parte de su sueldo debido a la imposibilidad de realizar actividades fuera del hogar
Por Melina Manfredi
13.04.2020 06.07hs Finanzas 4.0

La cuarentena obligatoria impone efectos diversos en las finanzas personales. Algunos, como los cuentapropistas, comerciantes y monotributistas, están más ajustados porque no pueden trabajar. Otros, en cambio, como los empleados en relación de dependencia que realizan tareas desde su hogar, han percibido sus sueldos de marzo y tienen la posibilidad de ahorrar parte de sus ingresos.

A ellos, el aislamiento social les dio mayor tiempo libre pero, al mismo tiempo, los dejó sin posibilidades de gastar el dinero en actividades de ocio, como cines, teatros o salidas a comer.

En ese marco, desde los bancos detallan a iProUP cuáles son las inversiones a las que pueden destinar ese excedente y obtener un muy buen rendimiento en tiempos de cuarentena.

 

Un viejo conocido: el plazo fijo

Entre los argentinos, la opción de constituir plazos fijos para canalizar los fondos disponibles es la más tradicional y, también, la más difundida. En los últimos años, a instancias de la regulación del Banco Central, las versiones de este instrumento se multiplicaron.

Por ejemplo, el año pasado se lanzaron los plazos fijos web para no clientes, que permiten efectuar un depósito en la entidad que ofrezca la mejor tasa, independientemente de si la persona tiene o no cuenta en la misma. La autoridad monetaria, incluso, publica en su web una tabla que permite comparar el rendimiento que ofrece cada banco a clientes y no clientes.

El plazo fijo tradicional paga una tasa nominal anual (TNA) sobre el capital colocado y está sujeto a un mínimo de 30 días. Si bien durante el gobierno de Macri el tipo de interés de referencia se mantuvo alto y favoreció las colocaciones de este tipo, con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada se derrumbó.

Así, arrastró a la remuneración de los plazos fijos, que perdió más de 17 puntos, al pasar de 42,8% el 10 de diciembre a 25,6% el 1º de abril. Son rendimientos que están lejos de cubrir la inflación esperada.

Pese a que las tasas no son muy atractivas, las entidades no vieron mayores cambios en la evolución de este instrumento. "Hay muchos clientes que están muy acostumbrados a hacer plazos fijos y lo van renovando a la tasa que les ofrecemos, que está segmentada", explica a iProUP Guillermo Mansilla, gerente de banca minorista de Banco Hipotecario.

Y agrega: "Sí vemos más operaciones en los canales digitales. Las transacciones totales por home banking están subiendo entre 10% y 15%".

En tanto, desde el ICBC reconocen que una parte de sus clientes no pudo continuar con esta inversión debido a la cuarentena. "El porcentaje de renovación de plazos fijos fue del 82%. El 18% restante son clientes que habitualmente trabajan a través de la sucursal. No vemos variaciones muy acentuadas en la transaccionalidad de los usuarios", aseguran a iProUP.

Alternativa contra la inflación

En 2017 se sumó una nueva opción al menú de inversiones: el plazo fijo UVA. Esta alternativa ajusta el capital depositado por inflación, ya que la UVA toma como referencia la variación del CER. Y, además de esa evolución, los bancos ofrecen una tasa fija. 

Si bien esta inversión protege contra la pérdida de poder adquisitivo, el obstáculo viene por el lado de la duración mínima: hay que inmovilizar el dinero por 90 días como mínimo. Precisamente, con el objeto de darle mayor dinamismo a este instrumento, en los últimos meses el Central puso en marcha el plazo fijo UVA precancelable a partir del día 30. Es decir, se constituye a 90 días pero se puede disponer del dinero a partir del primer mes.

Si se opta por esta opción, la inversión deja de ajustar por UVA y se cobra una tasa fija equivalente al 70% del rendimiento de la Leliq del día de la colocación (hoy, 26,6%). Por normativa, los bancos están obligados a ofrecer una tasa mínima de UVA+1% para los precancelables. 

Al respecto, Mansilla afirma que se ve una migración desde los depósitos clásicos a los que ajustan por inflación. "Hay un movimiento del plazo fijo tradicional al UVA, que viene creciendo. Cuando se implementó el precancelable, se notó un aumento. Me parece que es una buena inversión para que el cliente se resguarde de los vaivenes de la inflación", sostiene el ejecutivo del Hipotecario.

En Banco Mariva aprovecharon la posibilidad de captar depósitos de no clientes y no sólo ofrecen plazos fijos tradicionales a todo público, sino también depósitos UVA precancelables. En este último caso, la entidad paga UVA+3%. Es decir, 2 puntos por encima de la tasa mínima que fijó el Central.

"Tenemos desarrollado el plazo fijo web, que ha sido una herramienta muy útil. Bancos como el nuestro, que somos mayoristas y no tenemos sucursales, podemos tener depósitos del retail. Nos sirve para diversificar el tipo de colocación", comenta a iProUP Carlos Vyhñak, gerente de gestión financiera del Mariva.

Y añade: "Nosotros tenemos una política de pagarle al minorista para que acceda a la tasa mayorista que, la mayoría de las veces, supera a la minorista. Cuando eso pasa, somos un banco que capta depósitos. Los plazos fijos web llegaron a significar entre el 15% y el 20% de las colocaciones a plazo".

Para sofisticados y pacientes

Los bancos también permiten acceder desde el home banking a herramientas más sofisticadas, como fondos comunes de inversión (FCI) y la compraventa de acciones o bonos.

Sin embargo, expertos de las entidades advierten a iProUP que este tipo de operaciones requieren asumir mayor riesgo que el que conlleva el plazo fijo y reconocen que luego del reperfilamiento, las caídas en el mercado y el reciente default "técnico", hubo muchos inversores que salieron masivamente de los fondos que invierten en acciones o bonos.

En este contexto, los preferidos por estos días son los fondos conocidos como money market, que típicamente invierten en cuentas remuneradas y plazos fijos. La ventaja es que, a diferencia de un plazo fijo, se pueden suscribir y rescatar en el día, por lo que son elegidos por empresas e individuos para manejar su liquidez de corto plazo.

"Lo que normalmente pasa en estas situaciones de crisis es que la gente trata de resguardarse y busca alternativas para mantener su capital. Hay una salida importante de los activos de riesgo. En lo que va del año, hubo ingreso de fondos en los dos primeros meses y un egreso en marzo que está compensando lo que había entrado", explica a iProUP Marcelo Otermin, del área de FCI del ICBC.

Por su parte, Gonzalo Gibelli, de Santander Asset Management, afirma a iProUP que "la industria de fondos en Argentina tiene un perfil conservador, el cliente que está muy golpeado desde abril de 2018, con las devaluaciones y los reperfilamientos de la deuda". 

"Las posiciones se concentran en los money market. Son los más conservadores. En nuestro caso, se llama ‘Super ahorro $’ y está disponible para individuos y empresas", añade.

Desde Mariva, Vyhñak coincide en que este tipo de fondos son la "estrella" por estos días. "Tenemos 3 clientes: banca privada, corporativa e institucional. Los más sofisticados, que son los institucionales, tienen productos específicos. Los clientes corporativos usan mucho los money market para hacer cash management. Y en la banca privada también los eligen, junto con los T+1, que liquidan en 24 horas", completa.

Según comentan los ejecutivos, en la coyuntura actual los rendimientos de los money market no son tan atractivos como lo fueron en 2019, cuando las tasas estaban más altas. "En términos de inflación, el año pasado la tasa real fue neutra y este año es negativa. Sin embargo, lo importante es no dejar el dinero disponible, más allá de que rinda más o menos, son tasas para aprovechar", sintetiza Gibelli.

Por su parte, Otermin señala: "Hoy la concentración está en fondos de money market en pesos porque los viejos fondos de renta fija de corto plazo (que liquidan en 24 horas), que eran muy utilizados hasta el año pasado (porque invertían el Lecap), empezaron a tener mucha volatilidad". Y añade: "Si bien el rendimiento sigue estando, ese nivel de fluctuación quizá asusta a la gente, que tenía la idea de que era una inversión similar al plazo fijo. Hoy, por más que el rendimiento sea competitivo, la fluctuación asusta un poco y los clientes prefieren resignar un poco de rendimiento pero tener una evolución estable y positiva".

Consultado sobre el rendimiento del FCI money market del banco, denominado "Alfa Pesos", Otermin destaca que "está rindiendo en promedio una tasa nominal anual de 31%, que significa un 8% de rendimiento directo" y reconoce que "las tasas de interés han caído mucho", por lo que estos productos ya no pueden competir con las opciones que liquidan en 24 horas.

En síntesis, el menú es amplio y los expertos coinciden en que el horizonte de inversión. Es decir, cuánto tiempo cada uno está dispuesto a inmovilizar los fondos, resulta fundamental al momento de elegir en qué ahorrar mientras dure la cuarentena.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído