Más artículos
Inteligencia artificial, robots y big data: ¿se perderá el "factor humano" en los empleos del futuro?

Inteligencia artificial, robots y big data: ¿se perderá el "factor humano" en los empleos del futuro?

Inteligencia artificial, robots y big data: ¿se perderá el "factor humano" en los empleos del futuro?
La tecnología rápidamente convierte en obsoletas algunas posiciones laborales, por lo que el trabajo podría quedar sin las cualidades de las personas
Por iProUP
08.01.2020 16.49hs Empleo 4.0

Gran parte de los trabajos del futuro serán reemplazados por robots. Pero si bien algunos trabajos irán quedando obsoletos a medida que la tecnología siga avanzando, la Inteligencia Artificial, la automatización y la robótica no van a controlarlo todo.

Lo mejor que se puede hacer es entender estas tecnologías tan avanzadas como meras herramientas creadas por el hombre y diseñadas para que las personas puedan ser más rápidas realizando su trabajo, más productivas y más ambiciosas. Es decir, que el trabajo del futuro será un trabajo donde la tecnología ocupe un lugar importante, pero siempre desarrollada y utilizada por las personas.

Lo primero que se debe comprender es que el factor humano no va a desaparecer. Las nuevas tecnologías y los robots servirán como complemento y ayudará a redefinir numerosos puestos de trabajo. Sin embargo, ayudara, no sustituirá, según publica ElClubdeEmprendedores.

La idea es crear una tecnología que ayude a tener un mejor control del trabajo. Por ejemplo, aquellos en los que se empleaban numerosas horas en cálculos y procesamiento de datos pasarán a ser realizadas por robots.

Sin embargo, esto no debe verse como algo negativo. El trabajador podrá dedicar más tiempo a tareas complejas donde sea necesario el toque humano. En este sentido, los empleados dedicarán sus horas laborales a otras tareas: como elaboración de informes, trabajos analíticos y planificación de ciertos aspectos. Por tanto, es importante que las personas sean capaces de adquirir nuevos conocimientos y adaptarse a los cambios.

Los robots tienen numerosas capacidades. Sin embargo, existen ciertos aspectos que únicamente pueden tener los humanos: la curiosidad, la comprensión o la creatividad son aspectos imposibles para una máquina. Por tanto, se va a potenciar el trabajo donde se necesiten "competencias no técnicas".

El mensaje entonces es bastante claro: la Inteligencia Artificial, la automatización y la robótica va a ocupar un lugar importante dentro de las empresas. Numerosas tareas serán realizadas por la tecnología. Impulsarán las actividades empresariales y conseguirá potenciar las capacidades: se reducirán los tiempos de fabricación y aumentará la productividad. Sin embargo, lo que seguirá siendo determinante para el crecimiento de la empresa serán las competencias humanas.

La conexión con el cliente, la creatividad y la inspiración, la comprensión de las personas y la empatía son aspectos que un robot no puede tener, y que marcan la diferencia entre una empresa y otra.

Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído