¿Gran negocio o burbuja?: por qué los NFT y el metaverso te pueden hacer millonario (o que lo pierdas todo)

¿Gran negocio o burbuja?: por qué los NFT y el metaverso te pueden hacer millonario (o que lo pierdas todo)
Estas dos tecnologías tomaron fuerza en 2021 pero prometen potenciar un negocio que abrirá las puertas de un nuevo mercado digital
Por Juan Silvestrini
27.01.2022 06.07hs Economía Digital

Fue la palabra del año. Un negocio que movió u$s41.000 millones en todo el mundo en 2021. Artistas de calibre mundial subiéndose a la ola. 

Si hay una tecnología que terminó en boca de todos es la de los NFT. Estas "piezas de arte digital" despertaron la curiosidad tanto de adeptos a la innovación como también de marcas de calibre mundial y hasta quienes no terminan de entender cómo funcionan.

Revolución

En palabras simples, los NFT (tokens no fungibles, en español) son un activo digital que:

  • Representan un bien único e irrepetible, característica que comparten como las obras de arte, vinilos, estampillas y otros coleccionables
  • Tienen un valor único según lo que dicte el mercado, a diferencia un DAI, que siempre vale u$s1
  • No pueden "gastarse", es decir, intercambiarse por un bien de otra índole y de valor económico equiparable
  • Contienen un archivo digital con cualquier tipo de contenido (texto, audio, imágenes o video)

"En esencia, una pieza digital es un conjunto de datos. Esto significa que se pueden realizar infinitas copias de ese archivo, indistinguibles entre sí, sin perder calidad. Esto pasa con cualquier texto, imagen, archivo de audio o video en Internet", señala a iProUP Juan José Mendez, Chief Brand de Ripio, a iProUP

Sin embargo, eso no pasa con los NFT: son revolucionarios porque permiten crear, por primera vez en la historia, bienes digitales escasos, únicos y por lo tanto coleccionables.

"Esto es posible gracias al desarrollo de Ethereum, que incorpora información adicional al archivo y deja registrado de forma permanente un 'sello digital' o certificado que indica que ese es el archivo original", remarca Méndez. Pero eso no fue todo lo que sucedió en 2021.

En noviembre, Facebook cambió el nombre de su empresa matriz a Meta, además de anunciar ambiciosos planes para crear su metaverso, un mundo digital en el que las personas podrán relacionarse entre sí, trabajar en entornos que parecen de ciencia ficción, jugar con realidad virtual, ir a conciertos y muchas otras actividades. Como la vida real, pero en el mundo digital.

En este marco, la llegada y explosión de los NFT cobra más sentido: además de demostrar la propiedad sobre un activo digital, los dueños de estos tokens también podrán presumirlos en el metaverso.

La apuesta de Facebook es tal que cambió el nombre de su holding a Meta
La apuesta de Facebook es tal que cambió el nombre de su holding a Meta

"Cuando se habla del metaverso y pensamos en que 'nuestro avatar' (representación digital del usuario) en una plataforma pueda ser utilizado en otra, en realidad se está dando a entender que ese avatar será un NFT", comenta a iProUP Andrés Pagella, Senior Technology Director, R/GA SS LATAM.

Y añade: "Es muy probable que empecemos a ver avances concretos en los que un NFT puede estar asociado a otro. Por ejemplo, nuestro avatar podrá ser equipado con el NFT de unas zapatillas Nike".

Y ahí surgen algunas de las grandes incógnitas: ¿se viene un negocio tan grande al que conviene subirse ahora? ¿Puede quedar todo en la nada?

Ley de oferta y demanda

Uno de los principios fundamentales de los NFT es que valen lo que el mercado está dispuesto a pagar. Por ejemplo, el token no fungible de la canción de Babasónicos La Izquierda de la Noche se vende en el marketplace Enigma.art a 0,2 ETH (unos 650 dólares).

Este precio fue puesto por la banda en la tienda, pero al momento de comprarlo, su dueño puede cotizarlo como desee, incluso llevarlo a cifras millonarias. Ahí, el "valor único" de este tipo de productos será regulado por la oferta y demanda.

El récord para el NFT más caro –y una de las piezas de arte más costosas jamás vendidas– lo marcó Everydays: The First 5000 Days. La obra del artista digital Mike Winkelmann se vendió por 69,3 millones de dólares en Christie's, la primera vez que la prestigiosa casa de subastas vendió una un bien puramente digital.

"Como todo en economía, se puede reducir a un juego de oferta y demanda: el valor lo asignamos en función de creencias, expectativas, o simplemente el estímulo del mismo boom", indica a iProUP Facundo Tula, fundador de Diacrítica Consultores

El experto asegura que "con los NFT pasa un poco de eso. Son algo nuevo, está en pleno crecimiento. Lo más interesante es la tecnología que hay por detrás". En este sentido, sentencia que, debido a su crecimiento exponencial, seguramente muchos de los tokens que se venden hoy "están sobrevaluados", aunque considera que esto es "algo natural" que se va a ir ajustando con el tiempo.

"La asignación de valor es sumamente subjetiva, una sugestión profunda de la opinión de la masa. Una camiseta del PSG tiene un costo estándar de fabricación y de venta al público. Desde que está Messi, seguro esa en particular tiene un mayor precio. Pero la que termine usando, tendrá un valor totalmente diferente por la exclusividad", explica.

Para Pagella, el mayor problema es que el 80% del valor del arte digital que existe en el mercado lo controla sólo el 9% de los dueños que, en general, están bien posicionados económicamente. "Sin ir más lejos, la mayor parte del valor de los NFT está concentrada en 'colecciones' de arte digital específicas, tales como Crypto Punks o Bored Ape Yacht Club (BAYC)", remarca.

En este sentido, analiza que "es muy probable que las colecciones populares actuales retengan su valor al menos por los próximos años, porque son principalmente un símbolo de status. En cuanto al resto, al igual que sucede con la mayoría de las criptomonedas, es posible que pierdan valor sustancialmente en el futuro".

Hora de metaversos

Damián Macera, ejecutivo de Interact, unión de agencias interactivas, afirma a iProUP que "los NFT y el metaverso son dos conceptos que llegaron para quedarse y aún tienen mucho camino para crecer".

"La digitalización es una realidad que impacta en la forma que consumimos entretenimiento, investigamos un producto o intercambiamos activos, entonces, ¿por qué deberían fracasar?", comenta.

Cifras de Trendforce a las que accedió iProUP arrojan que los ingresos por contenido de realidad virtual pasará de u$s2.000 millones en 2021 a casi u$s8.500 millones en 2025 a nivel global. Esto es un aumento de cuatro veces, ya que las empresas de tecnología, grandes y pequeñas, invierten dinero en tener su propio metaverso.

En medio de este auge aparecen todo tipo de propuestas y oportunidades. En Argentina, más específicamente en Mendoza, nació CriptoCountry, el primer juego inmobiliario 3D. Se trata de un proyecto para Latinoamérica que ya levantó 8 millones dólares en inversiones.

En esta plataforma se pueden desarrollar diferentes actividades comerciales y comprar una variedad de NTF o elementos dentro del mismo universo. El usuario debe cumplir objetivos en el continente, que pertenece al metaverso del mundo Thron, desarrollado en la blockchain.

CriptoCountry: el metaverso creado en la Argentina con temática inmobiliaria
CriptoCountry: el metaverso creado en la Argentina con temática inmobiliaria

Gino Caroglio, Partner Criptocountry y CEO G4Team, afirma a iProUP : "La finalidad de los NFT es que se adquieran y con el tiempo tomen un valor aún mayor. Por ejemplo, el metaverso en el que está diseñando CriptoCountry cuenta con terrenos digitales en NFT en los que el usuario, puede jugar, construir su vivienda y realizar actividades dependiendo de la ciudad en la que esté ubicado el lote".

Las propiedades virtuales fueron lanzadas con un precio de preventa de u$s5 en el caso de la ciudad "Bitcoin City"; actualmente se disparó a u$s50. También, los objetos dentro del juego, al ser únicos y desarrollados específicamente para la plataforma, se revalorizan con el paso del tiempo.

"Son dos tecnologías que se complementan perfectamente. Los humanos interactúan tanto social y económicamente, y si a ellos se le suma la tecnología NFT, que serían activos únicos e irrepetibles dentro del metaverso, podrán adquirirlos y luego comercializarlos de forma virtual", suma Caroglio.

Por su parte, Tula explica que esta integración dentro puede ser clave: "Disponer de un metaverso, un entorno digital en el cual crear una realidad para 'vivir', materializar, esos bienes virtuales de una forma algo más real, puede lograr que los NFT tengan más sentido y valor".

Más allá de las experiencias de nuevas compañías, y con Meta a la cabeza, grandes gigantes globales como Nvidia, Microsoft, Apple, Adidas y Walmart, entre muchas otras, ya están incursionando en estos mundos digitales. "Están invirtiendo muchos millones en hacer realidad la visión del metaverso. En los años venideros veremos nuevos avances y demostraciones tecnológicas increíbles. Los NFT van a ser una parte importante de la tendencia", suma Pagella.

De una forma u otra, estas tecnologías están en pleno desarrollo y recién están comenzando su camino y, al igual que con sucedió con las divisas virtuales y los nuevos magnates cripto, en algún tiempo empezarán a aparecer los primeros "metamillonarios" y los "nftmillonarios".

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído