Furor en Wall Street: esta agrotech argentina subió en un día hasta un 75%

Furor en Wall Street: esta agrotech argentina subió en un día hasta un 75%
Sus papeles llegaron a subir hasta casi un 75% en el mercado neoyorkino por lo que su cotización fue suspendida en forma momentánea
Por iProUP
17.03.2021 07.53hs Economía Digital

En el mercado neoyorkino, los certificados de empresas locales experimentaron una mayoría de bajas, aunque entre los mejores rendimientos se destacó Bioceres con un avance del 11,3% -tras anunciar su asociación con una biotecnológica-, y que llegó a pegar un salto de hasta casi 75% este martes en Wall Street, situación que desencadenó la suspensión momentánea de su cotización.

La empresa con la que se asoció y desencadenó la fuerte suba de sus acciones es Moolec Science, que desarrolla productos basados en múltiples cultivos con el fin de obtener concentrados y aislados proteicos alternativos funcionalizados.

Mediante la ingeniería genética, tiene como objetivo producir soluciones sin animales a un costo mucho menor que el ofrecido por las tecnologías existentes, utilizando la escalabilidad de los sistemas de producción basados en plantas para aprovechar la funcionalidad lograda a través de la agricultura celular, según informa el sitio Agrofy.

Por otra parte, luego de cinco subas consecutivas, las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cayeron este martes 1,61%, mientras el riesgo país siguió en baja y retrocedió 1,4% a 1.551 puntos.

El indicador Merval perforó la barrera de los 50 mil puntos, que le había costado recuperar, y quedó al cierre en 49.646,77 unidades.

En la racha positiva de los últimos cinco días, el lote de acciones líderes había acumulado una ganancia del 9%, producto de los precios atractivos de algunos papeles.

La atención de los inversores locales está puesta en la evolución de la economía pero también en el avance de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

En el mercado de bonos, los títulos lograron consolidar la recuperación iniciada la semana pasada y los avances más destacados fueron para: el Global 2029, con un alza del 2,7%, mientras que el referencial Bonar 2030 con el 1,3%.

En Wall Street, el índice industrial Dow Jones cerró con una baja del 0,4% y el tecnológico Nasdaq, por el contrario, avanzó 0,53%.

Bioceres llegó a pegar un salto de hasta casi 75% este martes en Wall Street

Qué gigante de Wall Street está detrás de la suba de los bonos

Mientras que la volatilidad volvió a instalarse en los mercados globales, algo que golpeó a las acciones locales, los bonos tuvieron su tercera suba consecutiva. Esta vez, más acotada, ensayaron una recuperación que finalmente quedó en torno al 1%. Incluso el riesgo país volvió a caer 1.6% hasta los 1.551 puntos básicos (supo estar 100 puntos más arriba). Pero, ¿qué hay detrás de este cambio de expectativa? Según apuntaron varios operadores, el "rebote" de los bonos tuvo que ver con un paper de un banco de inversión muy importante de Estados Unidos que recomendó a sus clientes comprar deuda argentina.

Dicho documento apareció el viernes pasado y empezó a circular en las mesas de dinero. Los precios ultra deprimidos que traían los bonos, exagerados para algunos, hizo que con poco encontraran un "piso" a partir de esta recomendación de un grande de Wall Street.

De compras y a precios de liquidación

Morgan Stanley, con el economista Fernando Sedano a la cabeza (el director ejecutivo de la entidad), fue quien -según dicen en la City- apuntaló la incipiente recuperación de los títulos argentinos. ¿Qué dice el paper de Morgan Stanley?

Básicamente, y como suele suceder en algunos casos, la apuesta no es una mejora sustancial de las políticas argentinas, sino más bien a aprovechar los precios híper deprimidos de los activos que, estima, ya incorporaron todas las malas noticias posibles en los precios.

La entidad le avisó a sus clientes que habían decidido modificar su visión de estar neutrales con la deuda argentina (mantener lo que tienen pero no comprar ni vender más), a un "me gusta" con un sesgo al alza después de que muchas malas noticias ya estuvieran incorporadas en los precios (la última, la portencial postergación de un acuerdo con el FMI para antes de las elecciones de octubre).

Con los precios de los bonos en nuevos mínimos y la creencia del banco de que la disposición a pagar permanecería, Morgan Stanley vio razones para agregar más "riesgo".  Específicamente habla del bono Global con vencimiento al 2041 (GD41), que ahora es el preferido de la entidad porque cree los bonos a largo plazo alcanzarían el punto de equilibrio en la segunda mitad de 2024 bajo un marco conservador.

Piedrahita dice que hay un riesgo asimético (más para ganar que para perder) que tienta a algunos inversores.

Con los pagos de cupones que irán aumentando en julio, y a estos precios que significa una inversión "baja" para aquellos que se tienten, el rendimiento actual se acercará más al del resto de los mercados emergentes.

"Veo que comprar bonos argentinos que ya están asumiendo otra reestructuración tienen un riesgo asimétrico. O sea,  más ganancias que pérdidas. El problema es que no se ve un catalizador de dicha suba pero si esperas a tener tanta claridad entonces será tarde. Los mercados siempre se anticipan", le dijo a iProfesionalJorge Piedrahita, CEO de Gear Capital desde Nueva York.

"En un país sin default como Argentina, precios de 30 centavos tienen poco para bajar. Pueden llegar a 25 o 20 pero también a 50 en donde ganas 20 centavos", agregó.

No es la primera vez, más o menos reciente, que un banco de Wall Street lanzó una recomendación en base a, simplemente, lo barato que estaban los bonos. Otro que también lo hizo fue Bank of America-Merrill Lynch (BoFA). Sucedió a inicios de febrero pasado, pero viendo los precios de los bonos en ese momento y ahora, claramente no fue el mejor momento comprarlos porque siguieron cayendo de precio.

Más agresivos que el Morgan, BoFA le decía a sus clientes que se mantuvieran  "overweight" (o sea, sobrecomprados) con la Argentina debido al riesgo asimétrico.  "Seguimos estando sobreponderados en los bonos externos de Argentina dada la asimétrica rentabilidad-riesgo. A pesar de las señales de austeridad y la estabilización del tipo de cambio, las valoraciones de los bonos siguen deprimidas y un acuerdo con el FMI podría catalizar un repunte", decía.

Un acuerdo con el FMI podría impulsar a los bonos pero incluso sin eso, hay precios atractivos.
Un acuerdo con el FMI podría impulsar a los bonos pero incluso sin eso, hay precios atractivos.

BoFA y la vez que la apuesta salió mal

Claro que en ese momento, un programa con el FMI sonaba más próximo que ahora. Pero la tesis del banco es la misma que la que tiene Morgan Stanley ahora: la magnitud de un repunte de los bonos debería exceder la liquidación si apareciera una "decepción" con el país. "Argentina enfrenta importantes desafíos de sostenibilidad de la deuda, pero creemos que los rendimientos actuales son más que suficientes para compensar los riesgos", había dicho Bank of America.

Ese fue un "trade" que salió mal. Quienes compraron en febrero bonos argentinos haciéndole caso a esa recomendación, perdieron. Los Globales cedieron casi 10% tan sólo el mes pasado. ¿Pasará lo mismo ahora con la recomendación de Morgan Stanley? Por lo pronto, y desde el viernes pasado, los títulos suben casi 6% desde sus mínimos. ¿Habrá sido el nuevo piso? Las próximas ruedas irán confirmando si finalmente fue así.