¿La salida es Uruguay?: los casos de 4 empresarios argentinos que se instalaron en el país vecino

¿La salida es Uruguay?: los casos de 4 empresarios argentinos que se instalaron en el país vecino
No siempre cruzan el charco para escapar de la economía argentina. Cuatro casos demuestran por qué Uruguay puede ser el espacio de desarrollo profesional
Por iProUP
23.08.2021 09.29hs Coffee break

Cada vez más argentinos y argentinas deciden "saltar el charco" para radicarse definitivamente en Uruguay, un país con un mercado más chico que el locan pero con mayor estabilidad económica y jurídica, además de indicadores más positivos de calidad de vida. 

Sin embargo, no todos los que eligen Uruguay para vivir vienen "huyendo" de alguna situación complicada, sino que su llegada al país está asociada con una oportunidad laboral o de crecimiento personal.

Este es el caso de Jorge Goulu, Christopher Jones, Valeria Pardal y Benjamín Mountford, cuatro ejecutivos argentinos que residen con sus familias en Montevideo y que se fueron a cumplir objetivos laborales claros. 

En diciembre de 2020 Jorge Goulu dejó IBM Argentina tras 33 años. Allí había pasado por varios cargos de liderazgo: fue presidente y CEO de la filial argentina, gerente general para toda la región hispanohablante y director general de Ventas, entre otros roles. También desarrolló el ecosistema de empresas para IBM para toda la región, incluyendo México y Brasil.

Pero hace tres años se casó con una uruguaya, por lo que su situación personal cambió. "Desde que la conocí viajaba una vez por semana para un lado y para el otro, tratando de estar con mis hijos en Argentina y con ella y sus hijas en Uruguay, pero la pandemia me cortó el ida y vuelta y me quedé en Uruguay", contó Goulu a El Observador.

Al dejar IBM, se topó con la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en el país aprovechando la llegada de varias empresas argentinas. En febrero de 2021 se unió a Think-Thanks, firma especializada en acompañar a las empresas en la transformación digital, en la parte de desarrollo de negocios para Latinoamérica desde Uruguay.

"Somos una consultora de transformación, una agencia de marketing digital, una consultora de sostenibilidad y tenemos formas de agregar valor a cualquiera de las industrias de Latam. Estoy aprendiendo una barbaridad, ya el nombre te lo dice, ‘pensar y agradecer’. El principio de la empresa es que si vos dejás de aprender, no podés estar más en este negocio, porque estamos permanentemente aplicando nuevas cosas. El día que sabés todo, quedaste afuera", apuntó el emprendedor.

Para Goulu, Uruguay se está convirtiendo en un hub tecnológico, por las empresas que ya están establecidas y por las que vendrán. Aunque es un país chico, Goulu destaca "las posibilidades de desarrollar, probar y exportar cualquier tecnología con mucha facilidad".

"Es un lindo hub de exportación, con muchos beneficios impositivos. Las condiciones y las instituciones están dadas para que eso pase", continuó.

A nivel personal, decidió quedarse en Uruguay porque su esposa es uruguaya y tiene hijas adolescentes que todavía están estudiando, mientras que sus hijos en Argentina son más grandes e independientes. "El cambio para mí fue espectacular, vivir en una ciudad como Montevideo con todas las ventajas que tiene y con la posibilidad de poder cruzar a Buenos Aires cada tanto, es una combinación ideal", por eso está haciendo todo lo posible para que su vida sea en el país a largo plazo.

De Córdoba a Montevideo, un ritmo similar

Christopher Jones se instaló con su familia en Montevideo
Christopher Jones se instaló con su familia en Montevideo

Christopher Jones vivió en Chile, Brasil, EE. UU., India y Filipinas, además de en su natal Argentina. Desde hace cuatro años está radicado en Montevideo y la experiencia de vivir en Uruguay lo llevó a tomar la decisión de quedarse junto con su esposa y su hija. "Me veo jubilándome en Uruguay", dijo Jones a El Observador.

Llegó al país vecino para asumir el puesto de gerente general de Ta-Ta, tras una larga carrera en la cadena de retail Walmart que fue vendida en Argentina a Grupo De Narváez

Jones conocía Ta-Ta por haber trabajado para el grupo Tía en Argentina hace varios años, cuando recién salía de la facultad: "Conocía la filosofía e idiosincrasia de la familia, por lo tanto, para mí fue un placer volver a mis principios desde otro lugar".

Esta fue la oportunidad que lo llevó a una posición de CEO en la multinacional en 2017 y a radicarse en la capital uruguaya. "Soy nacido y criado en Córdoba, me agrada el ritmo y la amabilidad de la gente de Montevideo, me siento como en casa y por eso decidimos quedarnos", afirmó. Dice que no le costó adaptarse y que de la cultura organizacional con la que se encontró lo que más rescata es "la amabilidad, la solidaridad y la buena gente".

En plena pandemia también fue padre y eso implicó un reto extra a nivel familiar. "Mi esposa viajaba mucho por trabajo antes de la pandemia y ahora está trabajando mucho de forma remota. Emma tiene poco más de 1 año y a mí me han visto hasta dándole la mamadera en plena reunión. Supimos dividirnos el trabajo", contó. 

En cuanto al ecosistema empresarial, tiene una visión optimista a largo plazo. "Somos optimistas en nuestro modelo de negocio y en la propuesta de valor que estamos llevando a la población, que está trayendo sus réditos. Nuestros clientes, colaboradores y fundadores están contentos", opinó. Señaló también que la empresa invertirá en Uruguay más de 120 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Romper el techo de cristal

Valeria Rodríguez Pardal trabaja hace 15 años en la multinacional Nestlé, pero su llegada a Uruguay presenta un hito en su carrera y en la filial local: en febrero de 2021 se convirtió en la primera mujer country manager de Nestlé Uruguay.

"Llegué al país de la mano de una oportunidad de desarrollo que responde a una decisión de impulsar el liderazgo femenino por parte de la compañía. Quiero destacar eso", dijo Pardal a El Observador.

A lo largo de sus 15 años en la compañía, Pardal se desempeñó en diferentes posiciones en el área de Marketing y Ventas y su última posición en Argentina fue como directora ejecutiva del negocio del café. En noviembre de 2020 le propusieron asumir como la cabeza del equipo de Uruguay y en diciembre se mudó al país junto con su esposo y sus hijos de 3 y 5 años de edad.

Su especialización en el negocio del café era ideal para cubrir el puesto en Uruguay, ya que la compañía está comenzando a desarrollar la exportación de dicho producto en la filial local. "El grupo hizo una inversión acá hace dos años para construir una fábrica modelo de última tecnología para la producción de café para las marcas locales. En Uruguay hoy tenemos la única línea que puede abastecer a Starbucks para toda Latinoamérica. Y ese proyecto que arrancó siendo solo para Latam, hoy tiene la posibilidad de exportar a otros países de Europa y Asia", afirmó Pardal.

"El principal desafío que tengo ahora es hacer esta transición en el modelo de negocio de una Nestlé diseñada para abastecer al mercado local a una Nestlé que va a abastecer al mundo. Además de gestionar las marcas locales y de trabajar en el posicionamiento de la empresa para los consumidores uruguayos", agregó.

Mudarse en pandemia le implicó a la familia entender que no tendrían esa facilidad de otros tiempos de viajar entre Argentina y Uruguay, y desde que están aquí no han vuelto a ver a sus familiares de la otra orilla de forma presencial.

Para Pardal, mudarse a Montevideo fue "como una bocanada de aire fresco" y rescata la armonía y la apertura de la gente para ayudar. "Te lo digo también como mamá, como mujer que se está trasladando y que mueve a toda su familia, la importancia de que los hijos se puedan adaptar y que tengan amigos, que la adaptación sea rápida, porque una vez que ellos se adaptan es todo un alivio", afirmó. 

En cuanto al desarrollo empresarial, Pardal ve a Uruguay con un "potencial impresionante", gracias a las condiciones del país, la estabilidad, el marco jurídico y político. "Logra reglas de juego claras que, sumadas a la política de atracción de inversiones, hace que se estén instalando empresas de gran porte y relevancia, sobre todo fintech —expresa—. Veo a Uruguay en un momento clave para pegar un salto de calidad, sumado al manejo ejemplar que ha tenido de la pandemia".

Carrera en ascenso

En marzo de 2020 Benjamín Mountford llegó a Uruguay junto con su esposa y sus hijas de 5 y 7 años para asumir como gerente general de Fábrica Nacional de Cervezas (FNC).

Mountford trabaja hace 15 años para la compañía Anheuser-Busch InBev, de la que forma parte FNC. Allí fue ascendiendo y pasando por diversos puestos, como gerente de marca para Quilmes, Stella Artois y Andes, y director de Ventas, hasta que le ofrecieron el puesto más alto dentro de FNC en Uruguay.

"Para mí era una oportunidad de desarrollo profesional increíble, yo venía de una carrera de muchos años en Marketing, pasando por Paraguay, Colombia y Argentina, y en los últimos años estuve más enfocado al área de Ventas. Venirme a Uruguay a manejar un país era la chance de liderar un negocio con una visión más integral", dijo Mountford.

A nivel personal, tanto a él como a su esposa les gustaba el país, tenían amigos acá y no dudaron "ni un segundo" en asumir el desafío.

Coffee break en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído