De casi desaparecer en el olvido, a ser codiciada para su compra: la historia de Pinterest

De casi desaparecer en el olvido, a ser codiciada para su compra: la historia de Pinterest
Pinterest tiene 450 millones de usuarios, y PayPal o Microsoft se han fijado en ella para adquirirla. De casi no existir más al gigante que es hoy
Por iProUP
13.11.2021 11.43hs Innovación

En las últimas semanas se ha venido hablando de la posible compra de Pinterest por parte de PayPal. Aunque la compañía de pagos por internet parece haber acabado denegando esta idea, se habló de una posible adquisición por más de 45.000  millones de dólares. Una compra que habría sido de las más importantes en la historia de las tecnológicas reciente, compitiendo con la de Slack por Salesforce de hace unos meses.

Pero Paypal no ha sido la única grande que se ha interesado por ese híbrido entre red social y álbum digital de fotos que es Pinterest. Microsoft ya se mostró con interés en febrero de este año. ¿Qué buscan en ella?

Pinterest, con un perfil mucho más bajo que otras de las grandes aplicaciones más conocidas, se ha convertido en una de las empresas más rentables del momento. Cuenta con 450 millones de usuarios de los que el 75% son de fuera de Estados  Unidos y unos ingresos en el tercer trimestre de este año de 633 millones de dólares. Su crecimiento, desde los confinamientos, ha sido aún más potente.

Tras Pinterest empresas como PayPal o Microsoft ven la posibilidad de hacerse con una tecnología de recomendación basada en la imagen y -sobre todo en el caso de PayPal- de meter el pie en el mar de transacciones que se pueden dar sobre  los artículos que se ven en las fotos que muestra, por no hablar de sus anuncios.

Pinterest y su formato de lectura vertical desde sus inicios en 2009 en ordenador se adelantaron en gran medida al consumo que después iba a ser completamente predominante en el móvil. Sin embargo, antes de ser una pieza de deseo por  parte de otras empresas, Pinterest pasó una auténtica travesía en el desierto, seguramente porque de los grandes nombre de aplicaciones de hoy es de las pocas que nacieron en plena crisis financiera de 2008, indica Hipertextual.

Nacida en plena crisis

La historia de Pinterest es la historia Ben Silbermann, su fundador y CEO aún a día de hoy.

Nacido en una familia de médicos, Ben Silbermann, siempre había asumido que él también sería médico algún día. De hecho, llegó a matricularse de esos estudios, hasta que tuvo una especie de llamada de la selva hacia el mundo tecnológico.

Sharp y Silbermann, fundadores de Pinterest. Vía Pinterest
Sharp y Silbermann, fundadores de Pinterest. Vía Pinterest

Así que cogió, he hizo las maletas para empezar a trabajar en Silicon Valley. Así lo contaba en una entrevista con Forbes: "Si quieres ser actor, múdate a Los Ángeles. Si quieres ser empresario, múdate a Silicon Valley. Porque allí, la  gente de la que te rodeas suele estar haciendo las cosas que tú más esperas hacer".

Allí consiguió un trabajo de atención al cliente en Google. Nada tecnológico (no tenía ninguna formación o habilidad), puro soporte. Allí, en 2007, cuenta que se introdujo por completo en el ambiente tecnológico, pero en Google tenía un  techo debido a su falta de conocimientos técnicos, así que decidió dejar el trabajo para intentar buscar fortuna por su cuenta.

TOTE, el precursor de Pinterest

A veces estas cosas pasan: unos días después de dejar su trabajo estalló el escándalo de Lehman Brothers y saltó la crisis económica.

Compañeros que le habían dicho que se unirían a él más adelante se mostraron escépticos a la hora de dejar sus trabajos seguros debido al declive de la economía. Era el peor momento posible. La inversión no se movía, y más para un tipo  como Silbermann.

Logo original de Pinterest
Logo original de Pinterest

En ese momento, se puso a trabajar con un amigo de su universidad y juntos intentaron construir un producto digital, aunque ambos no tenían formación en ingeniería. Fundaron la empresa Cold Brew Labs y sacaron dinero de sus ahorros para  crear una aplicación llamada Tote, un generador de catálogos publicitarios digitales. Aquel amigo era Paul Sciarra, todavía hoy en la organización.

Aquella aplicación inicial sin embargo no tendría ningún éxito, pero su tecnología serviría como germen, ahora sí, de lo que hoy conocemos como Pinterest.

Y llegó el momento esperado

Silbermann siempre había sido un fanático del coleccionismo, ya sea de insectos o de sellos. Pensaba que se puede saber mucho de una persona por sus colecciones, y le parecía que no había nada relacionado con ellas online. Fue entonces  cuando conoció al tercer cofundador, Evan Sharp, formado en arquitectura.

Sharp estaba realmente interesado en la idea de Pinterest y se unió a Ben y Paul. Fue él quien de hecho, dio forma a la rejilla icónica de la interfaz de la aplicación. Sharp, por cierto, acaba de dejar Pinterest para fichar por  LoveFrom, el estudio de diseño del ex de Apple Jony Ive.

Pinterest ha sido de interés para varias empresas, y la última que parecía que la iba a comprar era PayPal
Pinterest ha sido de interés para varias empresas, y la última que parecía que la iba a comprar era PayPal

Hubo 50 versiones de la cuadrícula antes de que finalmente se decidieran por una. Cuando Pinterest estuvo finalmente listo para salir al mercado, Ben lo envió a sus amigos de California y nadie lo entendió.

Pinterest tuvo apenas 200 usuarios en los primeros 4 meses. Estaban formados por familiares y conocidos de sus fundadores. Pese al mal comienzo, algo había hecho. Pasó a convertirse en la tercera red social de EE.UU. a los 2 años de su  lanzamiento.

En este transcurso pasaron muchas cosas que acabaron dando a Pinterest su actual ligazón con la decoración y las tendencias. La gente al principio utilizaba Pinterest para hacer colecciones de diferentes cosas, desde la comida que les  gustaba hasta numismática.

Nueve meses después del lanzamiento, el sitio web tenía 10.000 usuarios. Silbermann dijo que escribió personalmente a los primeros 5.000 usuarios del sitio ofreciendo su número de teléfono personal e incluso reuniéndose con algunos de  sus usuarios. El ‘boom’ llegó tras un concurso de bloggers en 2011 en el que se viralizó compartir sus decoraciones en casa. Aquello hizo que pasaran de unos miles al primer millón de usuarios y que Pinterest encontrara uno de sus  principales mercados.

Posteriormente, la capacidad de su aplicación para generar páginas aglutinando las imágenes y el contenido que subían sus usuarios con descripciones de muy distinto tipo también hizo que el SEO, la aparición en Google, se convirtiera en  otro de sus disparadores.

Las rondas de inversión entonces llegaron y en 2019, hace casi nada, salía a bolsa, con un número de usuarios solo inferior en Estados Unidos a Facebook, Instagram, Youtube, Twitter y TikTok.

Temas relacionados