Crisis total en las casas de cambio: ya cerraron más de 100 y ven un sombrío panorama para el futuro inmediato

Crisis total en las casas de cambio: ya cerraron más de 100 y ven un sombrío panorama para el futuro inmediato
Sin la posibilidad de recibir ATP u otros subsidios, las agencias sobreviven como pueden. La habilitación del BCRA no resolverá su situación. ¿Qué harán?
Por iProUP
12.12.2020 16.20hs Finanzas 4.0
La habilitación del Banco Central para que vuelvan a operar las casas y agencias de cambio en la Argentina será un regreso distinto y con un mercado muy limitado. El negocio, que gracias al cepo cambiario recibió un golpe de nocaut, quedó para muy pocas operaciones que poco y nada harán para que el sector pueda sobrevivir. De hecho, la cantidad de agencias se redujo a la mitad durante la pandemia, cuando durante 9 meses estuvieron cerradas y sin asistencia del Estado vía subsidios

El panorama del sector es claro: será un regreso sin demasiada gloria. Mario Mochetti, presidente de la Cámara Argentina de Casas y Agencias de Cambio (Cadecac), contó que el sector ya venía muy castigado en los últimos 3 meses de la gestión macrista cuando se colocó el cepo cambiario. Para peor, afirmó en declaraciones a FM Milenium, durante la pandemia hubo cambios normativos como mayores capitales mínimos y requisitos operativos por parte del BCRA. 

El BCRA en plena pandemia aumentó las exigencias a las agencias y eso produjo también que varias cerraran
El BCRA en plena pandemia aumentó las exigencias a las agencias y eso produjo que varias cerraran
 

De mercado desregulado al cepo

 
Se pasó de un mercado desregulado con la gestión de Federico Sturzenegger a otro más controlado. El resultado de esas nuevas exigencias y la prohibición para trabajar durante la cuarentena hizo que se dieran de baja más de 100 agencias sobre un total de 230 que estaba inscripto en el BCRA. "Fue un cóctel complicado para nosotros", reseñó Mochetti. 
 
Al estar dentro del sistema financiero, las agencias y casas de cambio no tuvieron subsidios para sobrevivir. No hubo ATP para solventar los sueldos ni ningún otro salvavidas. De ahí que el simple hecho de poder reabrir es un dato positivo, más allá de las restricciones que habrá ya que no pueden vender dólares a los particulares. 
 
Con lo cual, el negocio quedará para la compra de divisas (al precio oficial, obviamente) algo que no tentará a los extranjeros que vengan a la Argentina. Es conocido que los turistas venden su moneda extranjera en los hoteles o negocios donde se los cambian a un valor más competitivo que al oficial (con una brecha del 80%). 
 
Los turistas que lleguen a Argentina no venderán sus dólares en agencias a un valor menor al paralelo
Los turistas que lleguen a Argentina no venderán sus dólares en agencias a un valor menor al paralelo
 

Comercio exterior, una posible salvación

 
Incluso, un negocio que tenían las agencias era vender monedas de distintos países que no fueran el dólar, como típicamente el real brasileño y monedas de países limítrofes. Ahora, y con la restricción para operar dólares, tampoco podrán vender divisas a los argentinos que salgan del país porque se mantiene el cupo de los 200 mensuales. O sea, si un argentino quiere comprar reales para irse de vacaciones a Brasil tiene las mismas limitaciones del cupo que si quisiera los billetes verdes. 
 
Concuerdan en el sector que el hecho de que sólo puedan comprar divisas al público al dólar oficial no ayudará demasiado a que el sector repunte. No sólo porque el turismo extranjero es aún escaso, sino porque la tasa de cambio no es conveniente. 
 
A las agencias sí le queda un negocio que suele ser rentable: el de cobrar y pagar exportaciones e importaciones, tal como hacen los bancos comerciales. Al tener las persianas bajas, no podían realizar esa operatoria que necesita de un intercambio de documentación imposible de realizar vía digital. 
 
Fuente: iProfesional

Temas relacionados