Jeff Bezos volvió sano y salvo de su viaje al espacio: ¿por qué duró solo 10 minutos?

Jeff Bezos volvió sano y salvo de su viaje al espacio: ¿por qué duró solo 10 minutos?
La nave New Shepard alcanzó los 106 kilómetros de altura y emprendió un rápido regreso llevando a Bezos y compañía de nuevo a la Tierra
Por iProUP
20.07.2021 14.35hs Economía Digital

Jeff Bezos, famoso por ser el primer o segundo hombre más rico del planeta (dependiendo del día) y por haber fundado el gigante del ecommerce Amazon, llegó hoy al espacio junto a otros tres acompañantes a bordo del New Shepard, un cohete de la compañía Blue Origin (propiedad de Bezos) con el que superó los 100 kilómetros de altitud.

10 minutos de emoción

El viaje duró apenas pasados los 10 minutos, partiendo desde el oeste de Texas hasta más allá de la línea de Kármán, en una fecha que no fue elegida al azar ya que coincide con los 52 años de la primera llegada del hombre a la Luna. 

El multimillonario y el resto de pasajeros despegaron sobre las 08.13 horas locales (10.13 en Argentina), con algo de retraso respecto a la hora prevista a causa de revisiones técnicas de último minuto. Lo hicieron desde una plataforma de la compañía aeroespacial, en un viaje que en total duró 10 minutos y 29 segundos.

La cápsula aterrizó sin problemas minutos después de haber llegado al espacio
La cápsula aterrizó sin problemas minutos después de haber llegado al espacio

Tres minutos después del despegue la cápsula con sus ocupantes se soltó sin ningún tipo de inconvenientes del cohete propulsor tras superar la línea imaginaria de Karman, situada a 99,7 kilómetros de la Tierra. Esta línea es aceptada en algunos ámbitos científicos como la que divide la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

La nave espacial alcanzó su punto máximo a 106 km de altitud, lo que permitió a los miembros de la tripulación admirar la curvatura del planeta y el resto del universo.

Tras llegar a su objetivo, la nave propulsora regresó 7 minutos luego del despegue de forma totalmente autónoma a una plataforma de aterrizaje al norte de su lugar de lanzamiento, mientras que la cápsula con los 4 tripulantes volvió en caída libre de forma segura gracias a tres paracaídas gigantes. En el último paso, un propulsor aseguró un aterrizaje suave en el desierto.

"Hay un grupo muy feliz de personas en esta cápsula", dijo el multimillonario Jeff Bezos tras salir de la cápsula. Los vuelos de New Shepard se caracterizan por ser breves viajes de ida y vuelta. Aunque recorre más de 100 kilómetros por encima de la Tierra, la nave no está preparada para "flotar" en el espacio: el regreso a la Tierra debe ser inmediato.

Un sueño cumplido

Gracias a este viaje, Bezos pudo cumplir finalmente su sueño de viajar al espacio a bordo de una de las naves de Blue Origin, la compañía de turismo espacial que fundó en 2000.

Bezos feliz tras cumplir su sueño
Bezos feliz tras cumplir su sueño

Junto al millonario viajaron su hermano Mark Bezos, el joven de 18 años Oliver Daemen, de Países Bajos, y la aviadora Wally Funk de 82 años. La piloto superó las mismas pruebas iniciales que los astronautas seleccionados por la NASA para el Programa Mercury entre 1959 y 1960, pero nunca pudo llegar al espacio. Daemen se convirtió en la persona más jóven en viajar al espacio al mismo tiempo que Funk es la persona con más edad en hacerlo. 

En el vuelo no participó el ganador todavía anónimo de una subasta de 28 millones de dólares por un asiento, que tuvo "problemas de agenda" y participará en un vuelo futuro. El padre de Oliver Daemen, director ejecutivo de una empresa financiera, fue segundo en la subasta, pero permitió que su hijo adolescente se convirtiera en el primer cliente de pago de la compañía, según detalló un artículo de Clarín. 

Te puede interesar