Subís tu obra por u$s1 y la vendés por millones como NFT: la galería de arte cripto argentina para toda la región

Subís tu obra por u$s1 y la vendés por millones como NFT: la galería de arte cripto argentina para toda la región

Se trata de una plataforma pensada especialmente para los artistas latinoamericanos que deseen exponer y comercializar sus creaciones
Por Agustina Girón
04.07.2021 06.07hs Leaders

El 10 de junio, la imagen de un personaje digital pixelado se vendió en Sotheby's por 11,7 millones de dólares y se convirtió en el segundo objeto digital más caro de la historia. Fue acuñado como un token no fungible o NFT, un concepto que se popularizó en el mundo del arte y contenido digitales. Y que llegó para quedarse.

En ese escenario nació Kephi Gallery, una plataforma en la que artistas de diferentes disciplinas pueden reunirse y compartir su trabajo, pero con un diferencial.

"Se va a convertir en un mercado de NFT. Aunque va a haber una opción de compraventa, nuestra idea es darle una impronta más de galería: queremos ser una vidriera para que los artistas, sobre todo latinoamericanos, puedan presentar sus obras y acuñar los NFT para obviamente poder monetizarlas", explica a iProUP Nicolás Verderosa, uno de los creadores y CEO de Kephi Gallery.

Según explica Verderosa, "los NFT son una variante de los tokens creados en las blockchain, la tecnología que es la madre de las criptomonedas, y un protocolo que siempre estuvo presente, pero que se empezó a popularizar el año pasado debido a la posibilidad de crear artículos digitales únicos".

Es decir, a diferencia de otras criptomonedas, en la que –por ejemplo– cada bitcoin vale lo mismo que otro bitcoin, un NFT su propio valor, no equiparable con otro NFT. Y aunque pueden usarse en múltiples ámbitos, explotaron principalmente en el mundo del arte.

"Lo que permite es asociar una obra –ya sea una imagen, un videoclip, música, poesía, cualquier cosa que pueda ser considerada arte– a un código llamado hash que hace que ese artículo adopte dos fundamentos: uno, que sea único; y dos, que sea trazable. Esto significa que quien lo creó es y siempre va a ser quien dice que lo creó. No hay chance de falsificación ni de que sea una copia", explica el CEO.

Para muchos la pregunta es una: ¿por qué comprar una imagen que puedo descargar gratis de internet? Así responde Verderosa: "Podría pasar lo mismo con una obra de arte física: uno podría tener una muy buena copia de la Mona Lisa en su casa y sin embargo no va a tener la Mona Lisa y ese cuadro no va a tener el mismo valor. En el mundo digital pasa exactamente lo mismo", asegura el ejecutivo".

La simpleza es una de las premisas de Kephi Gallery: "La gente va a poder operar sin necesidad de mayores conocimientos técnicos ni de grandes capitales iniciales porque estamos utilizando, dentro de la tecnología blockchain, una red sumamente económica y rápida como es la de KardiaChain, que por la misma tecnología que usa permite que sea mucho más accesible", explica.

"La ventaja de que esta red que usamos sea tan barata va a hacer posible que los artistas de la región puedan subir todas sus obras de arte. Hoy en día subir una obra o hacerlo a través de un NFT en la red de Ethereum puede costar entre 80 y 120 dólares, sin la seguridad de que el artista lo vaya a vender. En cambio, con la red de KardiaChain va a salir -y esto no es una exageración- hasta 10.000 veces más barato. O sea que quizás con menos de un dólar puedan crear un NFT", sentencia Verderosa.

¿Por qué la diferencia? "Porque la tecnología lo permite. Tiene que ver con el protocolo subyacente de la tecnología. Ethereum y Bitcoin usan el protocolo Proof of Work -prueba de trabajo- y eso se hace con un hardware impresionante que es muy caro, por eso las comisiones son también caras, para premiar a más mineros", señala.

Y asegura: " KardiaChain usa Proof of Stake –prueba de participación–, que es la tecnología más nueva de las blockchains actuales. De hecho, Ethereum se va a mudar a esa tecnología en algún momento con Ethereum 2.0. Esto hace que los costos se abaraten y permite bajar las comisiones", explica.

"Otra de las ventajas de esta red –continúa Verderosa–  "es la posibilidad de operar en varias cadenas a la vez, entonces los artistas que suban sus obras en Kephi Gallery van a poder venderlas no solamente con la moneda nativa de KardiaChain, sino con cualquier otra que esté interconectada, como Ethereum".

La plataforma no tendrá ningún tipo de restricción y para ingresar no será necesario tener una invitación ni ser referido por otra persona. "No vamos a juzgar el contenido artístico en cuanto a si algo es bello o no artísticamente hablando: habrá lugar para todos", anticipa Verderosa.

Y asegura: "Sí va a haber colecciones destacadas, tanto de Kephi Gallery como de nuestros socios y de instituciones artísticas locales o regionales que se acerquen y quieran tener su propia colección".

Cochero y Verderosa, cofundadores de Kephi Gallery
Cochero y Verderosa, cofundadores de Kephi Gallery

Verderosa inició el proyecto junto a un amigo de la secundaria, Joaquín Cochero, con quien ya había realizado otro tipo de trabajos. "Se nos ocurrió viendo, por un lado, el boom de los NFT; y por el otro, la dificultad para artistas de lugares en vías de desarrollo para entrar en el mundo del arte. Pagar 100 dólares para subir una obra a una galería virtual es excesivamente caro para cualquier artista que está arrancando", asegura. Y añade: "Así empezamos a investigar alternativas para abaratar esa comisión y llegamos a KardiaChain".

El modelo de monetización se basará en las comisiones: "Cuando una persona crea o vende un NFT, debe abonar comisiones de la red y ahí mismo también habrá comisiones de la plataforma. No queremos que sean una restricción para que la gente entre a Kephi Gallery: con muy bajas comisiones vamos a estar más que satisfechos y vamos a poder solventar el negocio", asegura el emprendedor.

La financiación es a pulmón. "Esa es la parte más difícil de cualquier proyecto. Por suerte, tuvimos la fortuna de encontrarnos en el camino con gente que le interesa el proyecto y que tiene la posibilidad de financiarlo. KardiaChain es uno de los ejemplos", dice Verderosa.

"También nos estamos apoyando muchísimo en la financiación privada. Hoy en día estamos vendiendo de manera privada el token nativo que se llama Kephi y será utilizado en la galería. Es la captación inicial de inversores. Durante julio haremos la venta pública y ya una vez que termine esta etapa el token va a estar listo para ser comercializado en los exchanges descentralizados. También estamos hablando con algunos centralizados", revela.

La plataforma también está buceando en la posibilidad de involucrarse con capitales institucionales. En total, hasta el momento, han recaudado cerca de 100.000 dólares. Kephi Gallery está en desarrollo y con todo listo para ser lanzada con todas sus funcionalidades en el primer trimestre de 2022.

Leaders en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído