Más artículos

Impresiona: un celular es miles de veces más poderoso que la computadora de Apollo 11

Impresiona: un celular es miles de veces más poderoso que la computadora de Apollo 11
Años ha, era la tecnología de punta, capaz de llevarnos a la luna sin cometer errores. Hoy, tenemos más poder computacional en nuestras manos: el celular
20.07.2019 15.10hs Innovación

Hacer estas comparaciones, aprovechando el aniversario de la llegada a la luna, sirven para comprender como ha evolucionado la tecnología en tan poco tiempo.

Es que a veces damos pos sentado de lo que disfrutamos, ya que subsumimos cualquier adelanto tecnológico en poco tiempo, y no mesuramos como era todo unos años atrás, es como si siempre hubiera sido así.

Tan sólo es pensar que la World Wide Web lleva 30 años existiendo. Así, tan solo es mirar un poco más atrás y darnos cuenta de que muchas cosas nuevas han llegado desde la realización de la misión Apolo 11 hace 50 años.

En 1969 el mundo se encontraba en uno de los momentos más curiosos de la guerra fría. Hablamos de la carrera espacial, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética competían por ver quién enviaba seres humanos primero a la Luna. Como bien sabemos, fue el 16 de julio que la NASA lanzó la misión Apolo 11 al espacio. Para emoción de todos (menos los soviéticos), Neil Armstrong pisó la superficie lunar el 20 de julio.

El costo de tal hazaña fue de más de u$s20.000 millones de la época (más de 150.000 millones actualmente). No era para menos: los equipos utilizados en ese entonces eran lo último en tecnología. Sin embargo, curiosamente los aparatos usados para llevar el hombre a la Luna no alcanzarían a equipararse con cualquier dispositivo de la actualidad. Literalmente cualquier persona actualmente lleva mejor hardware en el bolsillo que la NASA en 1969.

Por eso haremos una comparación entre los computadores usados en la época y un teléfono móvil actual. No hace falta siquiera que sea del 2019, así que usaremos uno de 2017 y que hoy no cuesta más de u$s150. Emplearemos un Moto G5, y comprobaremos qué tan por encima está de los astronautas de hace 50 años.

Así funcionaba en cabina


La nave espacial Apolo tenía dos componentes principales. Uno era el Módulo de Mando y Servicio, y el otro era el Módulo Lunar. El primero fue pilotado por Michael Collins, quien no tocó la superficie lunar. Mientras tanto, Neil Armstrong y Buzz Aldrin utilizaron el segundo para llegar a hacer sus primeros pasos sobre el satélite natural.

Los dos módulos contaban con un Apolllo Guidance Computer (AGC). Estos dispositivos fueron desarrollados nada más y nada menos que en el MIT Instrumentation Laboratory. El modelo pasó a la historia no sólo por la hazaña del Apolo 11, sino por el primero en utilizar circuitos integrados.

¿Pero cuáles eran las características de los equipos de los que dependían los astronautas? Por más increíble que suene, este tenía un almacenamiento de 36.864 palabras de 16 bits. Es decir, su almacenamiento equivaldría a 73 kilobytes. En cuanto a su RAM, se trataba de 2048 palabras de 16 bits, lo que equivaldría a 4kB. Mientras tanto, su procesador actuaba a una velocidad de 2MHz.

En sí tenía unas dimensiones de 61x32x17 cm, lo que lo hacía el doble de grande de un ladrillo. Su peso no era poca cosa, sus 30,8 Kg se notaban.

¿Cómo se compara con el celular? El de la muestra tendría 219.178 veces más almacenamiento (16GB). De RAM lo superaría 500.000 veces (2GB). Su procesador lo superaría 700 veces (1,4GB). Eso contando el trabajo de sólo uno de ocho núcleos. En cuanto a peso, hablamos de solo 145 gramos, 212 veces más ligero.

Mientras tanto, en la Tierra…

Dejando de lado los AGC de los astronautas, los equipos en el Goddard Space Flight Center en Maryland y Manned Spacecraft Center en Houston también debían hacer su trabajo. En ese entonces se utilizaban equipos fabricados por IBM. Estos eran los IBM System/360, del cual se usaron distintos modelos, pero uno de los más populares fue el IBM System/360 modelo 75.

Estas grandes máquinas tenían hasta cuatro unidades de almacenamiento. Cada una tenía hasta 262.144 bytes de espacio, por lo que las cuatro juntas almacenaban 1'048.576 bytes. Es decir, 1MB en total. En comparación con el celular, este almacenaría 16.000 veces más información(16GB).

Como dato curioso, uno solo de estos computadores podía costar hasta u$s3,5 millones. Se trata de un precio más de 23 mil veces mayor que algo que hoy cabe en el bolsillo, indicó Fayerwayer.

Te puede interesar
Recomendadas