Más artículos
Un ex ingeniero de Google, sentenciado a 18 meses de cárcel por robo de secretos comerciales: ¿qué pasó?

Un ex ingeniero de Google, sentenciado a 18 meses de cárcel por robo de secretos comerciales: ¿qué pasó?

Un ex ingeniero de Google, sentenciado a 18 meses de cárcel por robo de secretos comerciales: ¿qué pasó?
El acusado le brindó a Uber archivos robados a Google relacionados con su tecnología de vehículos autónomos y desató la guerra con Waymo
Por iProUP
05.08.2020 11.29hs Innovación

El 4 de agosto el ex ingeniero de Google, Anthony Levandowski, fue condenado a 18 meses de cárcel por un juez federal, después de declararse culpable de un cargo de robo de secretos comerciales por parte del gigante de las búsquedas, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El ex ingeniero le brindó a Uber archivos robados a Google relacionados con su tecnología de vehículos autónomos. El robo desembocó en una importante demanda judicial que tuvo lugar hace dos años por parte de la empresa de autos autónomos de Google, Waymo, contra Uber.

Los cargos se centraron en el trabajo de Levandowski con Otto, una compañía de camiones autónomos que fundó el ingeniero y que Uber adquirió en 2016. Google alegó que Levandowski descargó 14,000 archivos "altamente confidenciales" que detallan su investigación de tecnología de conducción autónoma y los llevó a Otto.

"Este es el mayor delito de secretos comerciales que he visto", señaló el juez del distrito, William Alsup, quien emitió la sentencia. Además agregó que: "esto no era algo pequeño. Esto fue un robo a gran escala".

No obstante, Levandowski ingresará en la cárcel después de que haya pasado la pandemia del coronavirus, dijo el Departamento de Justicia. Alsup también ordenó al condenado pagar más de u$s 756,000 en restitución a Waymo, así como una multa de u$s 95,000, publicó el sitio CNET.

Waymo vs Uber

La sentencia fue la culminación de un largo drama legal entre Waymo y Uber. El caso, que fue a juicio en San Francisco hace dos años, proporcionó una visión poco habitual del alto riesgo al que están sometidas las grandes compañías tecnológicas, que generalmente intentan proteger su funcionamiento interno de la vista del público.

Pero solo unos días después del juicio, que se esperaba durara al menos tres semanas, las dos compañías llegaron al acuerdo extrajudicial de que Uber diera a Waymo el 0.34 por ciento de su capital. El abogado de Levandowski, así como Uber, no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Chrysler Pacifica Waymo, vehículo autónomo.
Chrysler Pacifica Waymo, vehículo autónomo.

No obstante, Waymo calificó la sentencia de prisión como una "victoria" para las leyes de secreto comercial de tecnología. "El robo de secretos comerciales de tecnología autónoma por parte de Anthony Levandowski ha sido enormemente perjudicial para Waymo, constituyó una traición; los efectos probablemente habrían sido aún más graves si no se hubieran detectado", dijo una portavoz de la empresa.

¿Qué robó?

En marzo, Levandowski recibió la orden de pagar una multa de US$179 millones a Google por el robo. Horas después de que el pago fuera otorgado a Google, el ingeniero se declaró en bancarrota acogiéndose capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos.

El año pasado, el Departamento de Justicia acusó a Levandowski de 33 cargos de robo e intento de robo de secretos comerciales contra Google. La acusación alegaba que Levandowski robó secretos relacionados con la tecnología LIDAR, que sirve para "detección de luz y alcance".

Volvo XC90 autónoma de Uber
Volvo XC90 autónoma de Uber

La tecnología permite que los autos autónomos "vean" su entorno y detecten el tráfico, los peatones, los ciclistas y otros obstáculos. Los archivos descargados por Levandowski supuestamente incluían esquemas de placas de circuito, instrucciones para instalar y probar sensores LIDAR y un documento de seguimiento interno, según el Departamento de Justicia.

Incluso después del acuerdo entre Waymo y Uber el año pasado, Levandowski continuó desarrollando tecnología de conducción autónoma con una nueva startup llamada Pronto.ai. Después de la acusación, Pronto dijo que Levandowski ya no sería el presidente ejecutivo de la startup.

Lo más leído