Revelan los próximos desafíos de los bancos para no perder más terreno frente al sector fintech

Revelan los próximos desafíos de los bancos para no perder más terreno frente al sector fintech
En un evento virtual organizado por Baufest, desde IDC explicaron cuáles son los pasos a seguir por los bancos tradicionales. Todos los detalles.
Por Carlos Altea
16.06.2021 19.30hs Economía Digital

La pandemia global de coronavirus COVID-19 aceleró la transformación digital de miles de empresas y organizaciones alrededor del planeta, entre las cuáles aparecen también las tradicionales entidades financieras.

La banca tradicional fue uno de los sectores que más cambios debió adoptar en estos últimos años, a partir de la irrupción del sector fintech, que consiguió hacerse con una buena porción del mercado, compuesto por miles de personas que aún no bancarizadas en la región.

En el transcurso del Baufest Financial Services Summit 2021 Banking & Payment What’s Next?, Víctor Almandoz, gerente de consultoría de IDC Latam, brindó un detallado panorama sobre las principales tendencias, desafíos y estrategias tecnológicas de banca y medios de pago.

En el principio de su presentación, Almandoz precisó cómo será el futuro de la banca en general y cómo será la industria, según IDC. Luego habló sobre las fintech, regulaciones en diferentes países de la región, el papel de los aceleradores tecnológicos y algunas predicciones para el período comprendido entre los años 2020 y 2025.

"El 50% de la población de Latinoamérica no tiene acceso a la banca tradicional. Si para los próximos años el 60% del PIB a nivel mundial estará digitalizado, la región estará obligada a tomar decisiones a la brevedad", advirtió Almandoz, en el arranque del evento en el que estuvo presente iProUP.

Para el ejecutivo, el "gran desafío de las entidades será introducir a una gran parte de la población aún no bancarizada" y resaltó que "los países de LATAM tienden a tener niveles más bajos de inclusión".

"En América latina, el 51% de las personas tiene cuenta bancaria, pero sólo el 35% la utiliza. La banca tradicional falló por décadas en la posibilidad de dar un fácil uso. Falló en su propósito de inclusión de proveer servicios a mayor cantidad de gente", agregó.

El arribo del COVID-19

Almandoz resaltó que el inicio de la pandemia global de coronavirus "cambió la forma en que los bancos hacían negocios con los usuarios". "Las fintech también ayudaron a que las entidades aceleren esos cambios", graficó.

Según el ejecutivo, "la pandemia aceleró la demanda por servicios financieros digitales ayudando a la expanxión de la Banca Abierta y nuevos sistemas de pagos".

"La tecnología cobró una relevancia enorme en apoyar y facilitar esta transformación. De todos modos, aún hay preguntas por resolver: ¿está listo el ecosistema de servicios financieros en la región para abrir sus puertas a las API y OAuth?", preguntó.

 

"Hasta ahora, la banca tradicional siempre se esforzó por tener al día sus computadoras: continuidad, seguridad, pero todo esto cambió con la llegada de las fintech", añadió.

Asimismo, destacó que entre los 10 fintech hubs más grandes, se encuentran tres países de América Latina: Brasil, México y la Argentina, que crearon centros de desarrollo para poder competir de igual a igual con el resto.

"Este grupo de países, junto a India, Luxemburgo y Noruega, entre otroos, está dando a la vieja guradia de los centros financieros una linda carrera", resaltó.

Para Almandoz, México es uno de los más avanzados en fintech y nuevas aplicaciones. "Brasil lanzó su primera propuesta a lo que es banca abierta, mientras que Chile, a fines de 2020, anunció planes para regular las actividades de las fintech e incorporar un estándar de banca abierta para el mercado", precisó.

Inversiones en transformación digital

Para Almandoz, las cuatro tecnologías o tendencias del mercado que pueden transformar cualquier negocio son:

"¿Cómo y de qué manera la industria financiera enfrenta estas nuevas tendencias? Hay más de medio billón de teléfonos inteligentes que ayudará al crecimiento de la Banca Móvil y a una Sociedad sin cash en los próximos años", remarcó.

En ese sentido, también resaltó la decisión del gobierno de El Salvador, que ya reconoció a bitcoin (BTC) como una moneda de curso oficial.

"Allí (en el Salvador) existen muchos smartphones pero no todos pueden ayudar a negociar. En México, en cambio, están muy enfocados con el tema del billete físico. En pueblos chicos, aún hay trabajadores recibiendo la mayoría dinero en formato físico", agregó.

Apuntó que para 2024 "habrá más de medio billón de smartphones liderando la tendencia". Y subrayó: "solo entre México y Brasil tienen más del 50% de toda la capacidad de móviles de la región".

 

Sobre la nube

Según Almandoz, "la nube ya es una realidad en América latina". Para el analista, "al 2024, será un mercado de u$s28,4777M. Brasil y México tendrán más del 50% de las inversiones en la nube en América latina".

"Países como Chile, Perú y la Argentina vienen con un crecimiento muy fuerte. En Colombia, en cambio, las decisiones están siendo realmente agresivas a la hora de implementar su adopción", aseveró.

Por último, destacó que "durante el período de 2020 / 2024, los gastos en Big Data, más el análisis de la data, tendrá un crecimiento de 14,9% en el transcurso de 2020 a 2024, con un mercado de u$s15.031 millones".

Los desafíos

Según Almandoz, las empresas se enfocaron como siempre al crecimiento de sus ingresos, al tiempo que creció la presión de los clientes port tener una mejor experiencia.

Para Almandoz, los desafíos de la banca tradicional serán:

  • mejorar la eficiencia operativa;
  • incrementar la resiliencia empresarial,
  • mejorar el crecimiento de beneficios,
  • acelerar el tiempo de GTM de nuevos productos y servicios,
  • mejorar la retención de clientes

Por otro lado, consignó que para fines de 2023, el 75% de las decisiones de préstamos en la banca minorista estarán respaldadas por propuestas de Fintechs, lo que subraya la aceleración de la colaboración entre Banca y Fintech.

Asimismo, otra predicción precisó que en 2025, el 35% de los pagos electronicos de consumir a una empresa se completarán utilizando métodos sin tarjeta en tiempo real.

Aceleradores para las entidades

Para Almandoz, las claves a tener en cuenta serán:

  • Inteligencia en todas partes
  • Plataformas digitales 
  • La próxima normalidad 
  • Innovación estratégica 
  • Repensar la globalización 

Por último, explicó que a partir del COVID-19, muchos clientes bancarios se vieron obligados a utilizar ofertas digitales de forma exclusiva o por primera vez, ya que las sucursales y los centro de contacto se ceerraron o no se alcanzó fácilmente, lo que generó una nueva ola de adopción.

"La modernización de las experiencias digitales continua siendo prioridiad para involucrar a los grupos demográficos más jóvenes, como millenials y centennials, que tienen el doble de probabilidad de abrir nuevas cuentas que los grupos demográficos más antiguos al comenzar un viaje financiero ya cambiado", resaltó.

 

Asimismo, aconsejó a las entidades financieras tradicionales a reducir al mínimo las "malas experiencias de banda digital" porque alejan a los clientes existentes y con tanta oferta, "no regresan más".

"La promoción activa de soluciones digitales disruptivas beneficia a las instituciones más grandes y a sus socios tecnológocos ya que los bancos comunitarios estarán más rezagadaso en la adopción y satisfacción. En este ítem, los grandes bancos aún tienen ventaja", completó.

Del evento también participaron Natalia San Román, VP, DGA, Estrategia y Transformación Scotiabank; Fernando Turri, CTO Banco Galicia; Rafael Soto, CEO ModoCésar Andrade Nicole, vicepresidente Ejecutivo y Operaciones Interbank; y Roberto Hernandez Hita, director ejecutivo Transformación Digital BanBajío.