China da un paso más en proyecto de moneda digital: ya está probando el eyuan para pagos al exterior

China da un paso más en proyecto de moneda digital: ya está probando el eyuan para pagos al exterior
La moneda digital del país asiático es una de la primeras en entrar en circulación en el mundo y sigue desarrollándose. Ahora, se expande a otros sitios
Por iProUP
06.04.2021 08.17hs Economía Digital

El gobierno de China está expandiendo rápidamente las pruebas de su moneda digital de banco central (CBDC). Y es que recientemente anunció que finalizó sus primeros pilotos transfronterizos del yuan digital con Hong Kong.

En este sentido, Wang Xin, director de la oficina de investigación del Banco Popular de China, confirmó que la Autoridad Monetaria de Hong Kong y el PBoC llevaron a cabo pruebas técnicas sobre el uso transfronterizo de la moneda digital del banco central de su país.

El funcionario informó acerca de la noticia en una conferencia de prensa celebrada el jueves por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, comunicó la agencia local de noticias Sina Finance.

China incentiva a los demás países

La iniciativa se confirmó poco después de que Mu Changchun, director del instituto de investigación del PBoC, planteara un conjunto de reglas globales para las CBDC la semana pasada. 

En el marco de un seminario organizado por el Banco de Pagos Internacionales, Mu solicitó a las entidades financieras del mundo que cooperen con la interoperabilidad global de las monedas digitales nacionales y realicen esfuerzos por llevarlas a cabo en la práctica.

"Debe habilitarse la interoperabilidad entre los sistemas CBDC de diferentes jurisdicciones y exchanges. El PBoC había compartido las propuestas con otros bancos centrales y autoridades monetarias", explicó el directivo.

Con estas nuevas medidas el gobierno chino impulsará más el uso y adopción de su moneda digital
Con estas nuevas medidas el gobierno chino pretende impulsar más el uso y adopción de su moneda digital

Las CBDC se encuentran en constante actualización y desarrolló de parte del gobierno chino. Luego de probar los pilotos internos de yuanes digitales en abril del año pasado, el banco central chino pretendio como paso siguiente, trasladar de manera activa su experiencia en las CBDC más allá de su propia jurisdicción.

Anteriormente, el PBoC se reunió con autoridades de diversos países además de Hong Kong, como Tailandia y Emiratos Árabes Unidos, para testear una CBDC transfronteriza en febrero de 2021. A fines de 2020, un funcionario de la HKMA afirmó que el regulador y el PBoC se encontraban en etapas preliminares de la puesta a prueba del yuan digital para pagos por fuera de la frontera.

La renombrada moneda digital de China, lanzada en 2020, ya se había utilizado en más de 4 millones de transacciones en noviembre del año pasado, por un total de más de 2.000 millones de yuanes (309.520 dólares) en valor. El piloto de la criptodivisa ha estado en curso desde abril de 2020, y los primeros ensayos se centraron en las principales ciudades como Shenzhen, Chengdu, Suzhou y Xiongan.

La presentación del yuan digital atrajo a funcionarios públicos y a diversos analistas a estudiar sus posibles implicaciones geopolíticas y su impacto potencial en un sistema financiero global que continúa girando alrededor del dólar estadounidense como moneda de reserva global.

¿Que son las CBDC?

Las CBDC son, o pretenden ser, un equivalente digital al dinero físico. Así como, por ejemplo, cuatro cuartos son el equivalente a un billete de dólar, un dólar en moneda digital será el equivalente a un dólar en efectivo físico. Es simplemente una nueva expresión tecnológica del mismo dinero fiduciario.

 

Recordemos que el dinero fiduciario, es, tal como lo describió el Instituto Mises de Alabama, «dinero que comprende cosas con una calificación legal especial», es decir, que estas cosas no son tecnológicamente diferentes de otras cosas, excepto por las marcas que muestran que tienen una calificación legal especial. El corolario de esto es que las cosas tecnológicamente disímiles—monedas metálicas, billetes de papel y activos digitales—forman parte de la oferta de dinero fiduciario siempre que posean las marcas que confirmen su condición jurídica.

Debe quedar claro que, desde el punto de vista del banco central, el emisor del dinero fiduciario, la moneda digital tiene algunas ventajas sobre el efectivo físico. Por una parte, su producción es realmente gratuita: si bien los costos de producción del dinero físico son insignificantes, están ahí y pueden resultar especialmente evidentes cuando hay que distribuir rápidamente nuevo dinero físico (por ejemplo, para evitar una corrida en un banco).

Por otra parte, la moneda digital no sólo puede crearse instantáneamente, sino que también puede distribuirse instantáneamente a las personas que los bancos centrales deseen. Esto es así porque hay dos modelos para la tenencia y el uso de la CBDC: o bien directamente con el banco central en una «billetera digital» o bien en una cuenta con un intermediario designado por el banco central.

En cualquiera de los dos casos, la máxima entidad financiera del país puede dirigir rápida y gratuitamente el flujo de nueva moneda digital a quien quiera, indica Mises Institute.