¿Criptomonedas o "cuasimonedas"? otra provincia quiere su propia moneda digital y hay polémica

¿Criptomonedas o "cuasimonedas"? otra provincia quiere su propia moneda digital y hay polémica
El ministro de Hacienda de la provincia anunció que trabaja en la creación de una criptomoneda propia y esto genera dudas de especialistas y economistas
Por iProUP
12.03.2021 18.12hs Innovación

Luego que Catamarca propusiera crear una Moneda Digital Argentina o de las Provincias del Norte Grande, el ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, anunció que su provincia también avanza en la creación de una criptomoneda, a pesar de los reparos de la comunidad Bitcoin y de algunos economistas que señalan que se trata de cuasimonedas.

Criptomoneda provincial

Según contó Safrán en su cuenta de la red social Twitter está coordinando un equipo interdisciplinario "para analizar las mejores opciones tecnológicas para instrumentar la criptomoneda misionera".

"Actualmente hay miles de criptomonedas en el mundo, en su mayoría impulsadas por empresas privadas. Pero en los últimos años los gobiernos están comenzando a generar sus propias alternativas como forma de obtener financiamiento y como herramienta de gestión de sus recursos públicos. En Misiones, estamos avanzando en la generación de una criptomoneda que, respaldada en bonos verdes o bonos de carbono, sea un activo financiero que genere ingresos al Estado y los ciudadanos, expresando en un activo digital los servicios ecosistémicos que la selva misionera aporta al desarrollo económico", afirmó el ministro.

 

En este sentido, remarcó que tiene tres líneas de trabajo: una para investigar la potencialidad de la tecnología blockchain, la segunda para tokenizar (darle representación física o digital) el valor económico que representa la selva misionera, mientras que la tercera línea busca crear de forma simultánea una criptomoneda estable.

Opinan los expertos

Sin embargo, Rodolfo Andragnes, presidente de la ONG Bitcoin Argentina, resaltó que, antes de poder armar un activo monetario digital que circule libremente, hay que tener varios aspectos en consideración. "Blockchain no es sinónimo de seguridad o confianza y hasta puede ser la herramienta de un abuso. Por lo que se requiere primero entender sobre qué blockchain se decide trabajar y cuán no manipulable es en el corto, mediano y largo plazo", aseguró.

Por otro lado, sostuvo que una criptomoneda no es equivalente a Bitcoin: "La inviolabilidad y confianza y, por ende, el valor de Bitcoin no solamente se basa en que sea cripto o no, sino en cuán descentralizado es su modelo de toma de decisiones y la dificultad de atacar dicha red", explicó.

En este sentido, remarcó que "Estado y descentralización parecen conceptos antagónicos". "El Estado no necesita ser descentralizado, pero la confianza en las monedas o se impone y motiva (como la obligatoriedad del peso) o se logra por la confianza en el emisor y la certeza de sus promesas. Si el poder de modificar la emisión, de afectar el subyacente, de vetar el uso, etc. queda en mano del estado emisor, su valor y confianza no recae en la tecnología, sino en el gestor", explicó.

Otro problema son los subyacentes. "Si son activos físicos cómo dólares y la cuenta puede ser embargada o el acceso a la misma queda en manos de quién pueda sacar dinero de allí, entonces esos token se habrán convertido en una estafa. Si, en cambio, se tokenizan activos físicos sin poder acceder a ellos o regalías futuras de algún proceso productivo, esto es muy similar a un proceso de venta del subyacente en el primer caso o preventa a descuento en el segundo", resaltó.

 

"Ahora bien, si suponiendo que eligieron la blockchain correcta, que eliminan el poder de manipular su emisión, que la toma de decisión es más descentralizada, y los subyacentes son futuros o no se pierde el acceso a ellos, entonces quedan los aspectos legales para resolver no sea cosa que, con un cambio de gobierno, dejen de ser aceptados. Dicho esto, son solo desafíos a superar y considerar, y sí creo que absolutamente cualquiera debería tener el derecho y libertad de crear su propia moneda", aseguró el representante de Bitcoin Argentina

"De ahí a que exista un mercado que la acepte es otra cosa y dependerá muy probablemente de la calidad con la que se resuelvan estos desafíos y los casos de uso que se puedan desarrollar en un futuro", cerró Andragnes y remarcó que están en conversaciones con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y algunas provincias para que estos aspectos sean tomados en cuenta y encarados en cada proyecto.

Por su parte, el economista Ariel Coremberg fue más duro y enfatizó que tanto el proyecto de Catamarca como el de Misiones son "cuasimonedas", con la diferencia de que el de Catamarca tiene más sustento al proponer que la criptomoneda tenga respaldo en litio.

"El proyecto de Misiones es una criptomoneda emitida sobre un activo financiero derivado -bono verde- en un contexto de un país sin crédito internacional y con su sistema bancario cuasiestatizado, ya que el único deudor de los bancos es el Estado. De facto es una cuasi moneda cuya cotización, si no cambian la condiciones crediticias del país, será muy baja correlacionada con el alto riesgo país actualmente en niveles de default. Lamentablemente estas condiciones impiden que esta innovación financiera atraiga inversiones", concluyó.

Fuente: La Nación

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído