Qué es "Edtech", y por qué ha ganado tanta notoriedad durante la pandemia, atrayendo a grandes tecnológicas

Qué es "Edtech", y por qué ha ganado tanta notoriedad durante la pandemia, atrayendo a grandes tecnológicas
La 'edtech' es la nueva moda: así es como muchas empresas tecnológicas como Samsung o Google están entrando y consolidándose en el mundo de la educación
Por iProUP
31.01.2021 10.59hs Innovación

Una de las grandes víctimas de la pandemia ha sido la educación. En todo el planeta se han cerrado instituciones educativas de todos los niveles, para prevenir los contagios en la modalidad de distanciamiento social.

Eso conllevó a que se articularan proyectos de educación a distancia y remota, con mayores o menores éxitos, dependiendo tanto de cómo estuviera armado el plan, así como de las posibilidades de acceso a la tecnología y conectividad de lso alumnos.

También ha sido un momento propicio para que sectores como el de Edtech ganaran notoriedad.

Actualmente, la edtech ha dejado de ser un terreno exclusivo de las instituciones educativas y ha pasado a ser dominio de grandes compañías y corporaciones como Apple, Samsung o Google.

Esta última ya cuenta con más de 90 millones de usuarios en su servicio G Suite for Education, con ganancias de hasta 6.800 millones de dólares (aproximadamente 10 dólares por acción) durante el primer trimestre fiscal de 2020, mientras que Microsoft alcanzó los 10.800 millones de dólares en beneficios, según informa el medio digital La Marea. 

Sin embargo, desde Holon IQ estiman que esto cambie con la entrada de nuevos agentes, ya que se espera que en 2025 aparezcan hasta 100 nuevas empresas edtech de más de 1.000 millones de dólares, se explica en una publicación de Smartmind.

Estas son las estrategias que están utilizando empresas como Apple, Samsung o Microsoft para entrar y consolidarse en el mercado de las edtech.

Ordenadores enfocados a estudiantes y profesores

Para conseguir la digitalización de la educación es de vital importancia que tanto los estudiantes, como los profesores cuenten con el material necesario para ello.

Por eso, empresas tan conocidas como Google o Microsoft se han lanzado al mundo de los ordenadores portátiles enfocados a este sector.

Samsung y Google han creado los Chromebooks, unos portátiles que cubren necesidades de aprendizaje y cuyo software y hardware está pensado para mejorar la experiencia educativa.

Recientemente lanzó los Chromebook 4 y 4+, 2 dispositivos compatibles con aplicaciones de Android y Linux y que apuesta por la máxima seguridad de quien los usa.

Samsung Chromebook 4
Samsung Chromebook 4

"En Chromebook no existen virus, por lo que son unos dispositivos muy seguros para estudiantes", explica Gonzalo Romero, responsable de Educación de Google España.

Por otro lado, Microsoft también ha querido centrarse en crear aparatos especializados en la educación, como con el Surface Pro 7, presentado el pasado 15 de enero. 

Se trata de una nueva versión muy cómoda de utilizar gracias a su pantalla completamente plegable y  una pantalla que ocupa una gran parte de la superficie para facilitar el aprendizaje.

Su aspecto se asemeja al de una tablet convencional con teclado y lápiz táctil incluidos, por lo que es muy fácil de transportar.

Software que facilita el aprendizaje

Las pizarras electrónicas también se consolidan
Las pizarras electrónicas también se consolidan

Sin duda, uno de los puntos fuertes de las grandes empresas tecnológicas es su software educativo, como por ejemplo Google Classroom o Microsoft Office 365.

Este último no solo se limita al ámbito del aprendizaje, pero la compañía ha decidido que tanto alumnos, como educadores puedan registrarse de forma gratuita en este servicio para mejorar la experiencia en el aula y en sus hogares.

Microsoft Office 365 incluye herramientas como Word, Excel, PowerPoint, OneNote y ahora Microsoft Teams, entre otros, y basta con tener un email de una institución educativa para poder registrarse.

Mientras tanto, Google Classroom ofrece servicios similares, pero sí enfocados exclusivamente a profesores con una herramienta ágil que les permite crear clases, repartir deberes, calificar, enviar comentarios y tener acceso a todo desde un solo lugar.

Además, Google ha incorporado a su repertorio una pizarra digital llamada Jamboard con tecnología de Google Cloud. Esta herramienta permite extraer con rapidez imágenes de una búsqueda en Google, reconocimiento de formas y escritura a mano como una pizarra convencional.

En esa línea, Samsung ha creado un software avanzado llamado MagicIWB I2, una pizarra blanca interactiva de alta definición que fomenta los debates colaborativos, participativos y eficaces de una manera más sencilla.

En cuanto a la realidad aumentada, Apple está buscando mejorar sus dispositivos para que esta sea una herramienta útil en distintos sectores como el de la educación.

Concretamente, sus iPads permiten utilizar aplicaciones de realidad aumentada con gran fluidez y calidad, como puede ser Civilisations AR, que permite llevar objetos históricos al espacio de aprendizaje para verlos de cerca.

Espacios educativos para profesores

Además, otra iniciativa que parece estar calando en el mundo de las empresas tecnológicas es la de crear espacios de aprendizaje para educadores.

Un claro ejemplo de ello es Apple Professional Learning con su curso de aprendizaje Develop in Swift, donde los profesores pueden aprender a programar de forma profesional y así adquirir numerosas habilidades digitales a través de Canvas by Instructure.

También cuenta con otro recurso denominado Apple Teacher, un programa sin coste que pretende ayudar a aquellos educadores con el manejo de dispositivos tan esenciales para la enseñanza como son los iPad y los MacBook.

Propuesta educativa de Apple
Propuesta educativa de Apple

Microsoft también se ha unido a esta tendencia creando la Comunidad Educativa de Microsoft, un espacio donde se ofertan cursos bajo demanda para ampliar conocimientos profesionales.

Entre los cursos se encuentran el Microsoft Imagine Academy, que ofrece formación tecnológica con herramientas como OneNote, Sway y Office, así como programas más reconocidos como el Microsoft Certified Educator (MCE), consiguiendo un certificado una vez finalizado que refleja que tienes las competencias necesarias para enseñar ideas innovadoras a los estudiantes.

Muchas instituciones buscan alternativas

Niños estudiando en forma remota
Niños estudiando en forma remota

Sin embargo, no todos los centros educativos quieren implantar los software y hardware de las grandes tecnológicas, ya que consideran que estas tienen grandes brechas de seguridad.

Por eso, un grupo de familias de Barcelona y la entidad especializada en derechos digitales y control democrático de los datos XNet pretenden arrancar un proyecto piloto donde se consiga la digitalización de varios centros con un servicio de internet alternativo.

De este modo pretenden que los propios estudiantes (y sus padres) tengan el control de sus propios datos, así como crear una suite libre que sea fácil de usar, similar al paquete de Google que incluye Gmail, Docs, entre otros, según explica el diario El País.

"Se trata de crear una alternativa a Google que pueda competir en usabilidad, una suite que pueda utilizar cualquier niño o docente, que no tengas que ser un purista", explica Arnau Monterde, director de Innovación Democrática del Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

Monterde añade que esta decisión está impulsada por el desconocimiento generalizado en torno a la utilización de los datos personales que hacen las grandes empresas, además de que estas no conocen las necesidades de las comunidades educativas de zonas concretas.

Edtech: un mercado con expectativas de futuro

De momento, se espera una inversión de 87.000 millones de dólares de Global EdTech hasta 2030, es decir, el capital riesgo en EdTech se va a triplicar en la próxima década alcanzando incluso los 341.000 millones de dólares, según informa Holon IQ, una de las fuentes más potentes del mundo sobre el mercado de la educación.

A pesar de que las grandes empresas cada vez se sumergirán más en colaborar con la digitalización del sector educativo, este sigue teniendo grandes brechas que deberán ser cubiertas para su total funcionamiento.

El acceso a la conectividad y a los dispositivos, así como la gran falta de formación por parte del profesorado en TICs han sido grandes lastres que se han visto reflejados durante los confinamientos en 2020.

Retos que no serán posibles de afrontar sin la colaboración por parte de gobiernos o instituciones de nivel internacional con las empresas del sector.

En cualquier caso, las grandes empresas seguirán desarrollándose en este nicho tecnológico que busca fomentar el trabajo en equipo, la creatividad, la motivación y la comunicación bidireccional entre otras, indicó Business Insider España.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído