Más artículos

Competencia entre Mercado Libre y los bancos: crece el uso de los códigos QR para transacciones

Competencia entre Mercado Libre y los bancos: crece el uso de los códigos QR para transacciones
Cómo funciona y qué ventajas tiene el código de pago digital por cuyo negocio y espacio se pelean Mercado Libre y los bancos argentinos
08.02.2020 10.47hs Innovación

Para el uso de los códigos QR en transacciones de cualquier tipo (bancarias, pagos de servicios, tickets, comidas, etcétera), hay que contar con un teléfono móvil y disponer de una billetera virtual como las que ofrecen distintas empresas como Mercado Libre (a través de Mercado Pago) o los distintos bancos (tradicionales y los nacidos 100% digitales como Wilobank y Brubank).

El código QR es un módulo para almacenar información en una matriz de puntos o en un código de barras bidimensional, explica el Gobierno en el apartado "Inclusión Financiera". Permite, al ser escaneado, leer información adicional como el CUIT de una empresa y el CBU. El objetivo es que permita agilizar los pagos para los consumidores y que al mismo tiempo se minimice el uso de efectivo. También es una ventaja para los comercios que pagan menos comisiones.

¿Cómo funciona el código QR?

Lo primero que debe hacer un usuario es cargar los datos de las cuentas bancarias y las tarjetas al sistema de la aplicación que va a utilizar. Entre las más usadas figura la de Mercado Pago.

Luego, al llegar a un local, podrá optar por escanear el código desde alguna de estas apps. Al querer abonar, se podrá elegir el medio de pago desde el teléfono. Para eso, la aplicación de la billetera virtual tiene que tener cargada una tarjeta de débito o crédito del titular de una cuenta en un banco.

Una ventaja para las tiendas es que cobrar mediante este método no implica comisión para el vendedor como sí al hacerlo con tarjeta de débito (una de las grandes trabas para el pequeño comerciante) y no tiene costo asociado ni inicial ni mensual (como sí lo tiene el POS o incluso el Point o cualquier sistema inalámbrico).

¿Cuáles son las ventajas con respecto al uso de efectivo?

1. Otorga mayor seguridad y comodidad. Existen varias formas de disponer del dinero de forma segura sin la necesidad de trasladarte a un cajero o a una sucursal de un banco.

2. El historial crediticio. Usar una caja de ahorro o billetera virtual para realizar pagos electrónicos permite dejar una huella que genera una memora crediticia. Asimismo, permite acceder a créditos con mayor facilidad ya que las entidades entienden que el usuario es una persona responsable en el sistema financiero.

¿Cuáles son las aplicaciones que permiten el pago con código QR?

Entre las apps no bancarias con billeteras electrónicas que permiten el pago con código QR figuran Mercado Pago, Naranja x, Pim, RapiPago, RappiPay, TodoPago, Ualá, VALEPei y Yacaré.

Mientras que los bancos digitales más conocidos que permiten abrir una cuenta bancaria de manera ágil y a través del celular, sin necesidad de hacer filas en entidades, aparecen: Brubank, Buhobank, Banco Itaú, Galicia Move, Rebanking y Wilobank.

La operatoria es sencilla: los usuarios realizan una compra, abren la billetera electrónica en su celular –donde tienen asociadas sus cuentas bancarias y tarjetas– eligen un medio de pago, escanean el código del comercio, y listo. Para los clientes el sistema es gratis y los comercios pagan bastante menos de lo que desembolsan por comisiones a las tarjetas de crédito y otros impuestos.

Entre las operaciones habilitadas en la billetera virtual de Mercado Pago figuran los pagos en tiendas físicas en todo el país mediante el código QR. En ese sentido, ya son más de 700 mil comercios en Argentina que aceptan este tipo de pagos, informaron fuentes de la compañía.

"El código QR es una solución de pagos innovadora que convierte al celular en una Billetera Digital, tanto para compradores como para vendedores, sin la necesidad de utilizar una cuenta bancaria. Es fácil de usar, rápida y cómoda", añaden desde Mercado Pago.

Entre los puntos que más valoran los usuarios se destacan la rapidez. Desde la compañía aseguran que pruebas realizadas tanto en estaciones de servicio como con empresas de comida rápida dieron cuenta de que el tiempo que conlleva una transacción se reduce un 50% con código QR en comparación con el pago en efectivo.

¿Quienes usan billeteras virtuales?

Según cifras de Mercado Pago, el 50% de los usuarios de la billetera virtual de la compañía tiene entre 25 y 40 años. A su vez, el 40% son mujeres y el 60% hombres; 6 de cada 10 personas realizó recientemente alguna transacción financiera desde su celular, con una experiencia positiva del 90%. El 54% utilizó alguna billetera virtual, mientras que un 46% solo utilizó la app de algún banco. De ese 54%, el 59% son centennials, es decir, tienen entre 18 y 25 años.

"Los más jóvenes son los más propensos a utilizar aplicaciones como Mercado Pago por su natividad digital, no son los únicos ya que los consumidores de entre 35 y 45 años son los que más operaciones realizan. Además, combinan su buena relación con las tecnologías emergentes con una mayor independencia financiera. Por eso las operaciones mayormente realizadas son el pago de servicios, seguida por la recarga de celular", destacan.

Además, los usuarios manifiestan que prefieren utilizar las billeteras virtuales en lugar de efectivo, porque este les resulta incómodo e inseguro y difícil de poder llevar el control o poder invertirlo.

"El crecimiento de estas apps se da porque funcionan como herramientas de inclusión financiera ya que le permiten a mucha gente que no está bancarizada o que sólo está sub bancarizada acceder a servicios financieros a los que nos tienen acceso por el sistema tradicional", destacó Mercado Pago.

Y concluyó al afirmar que "este tipo de herramientas tienen un gran potencial de crecimiento y seguirán facilitando la inclusión financiera en la medida en que más comercios y profesionales independientes acepten el sistema de cobro y los usuarios incorporen el uso de apps para administrar su dinero de manera más eficiente y sencilla".

Nuevos jugadores

Muchas empresas grandes del sector financiero tradicional están preparando sus sistemas para salir a competir fuerte en un segmento que solo en China mueve uno u$s 5.000 millones. Tal es el caso de los cuatro bancos privados nacionales más importantes de la Argentina presentaron esta semana una plataforma digital que permitirá realizar pagos y transferencias. Sin embargo, recién estará disponible para su uso a mediados de año.

Se trata de los bancos Galicia, Santander, Macro y BBVA Francés, cuyos clientes podrán compartir los beneficios de esta iniciativa que, en algún sentido, competirá con Mercado Pago. "Se pagará con un QR universal y va a tener las promociones de todos los bancos participantes", explicaron.

Estos beneficios serán independientes del banco participante en forma individual: podrán acceder los 10 millones de clientes de estas cuatro entidades por el hecho de utilizar la nueva plataforma de pagos. Con este ingrediente, la app será un incentivo para sumar nuevos bancos asociados.

La plataforma de pagos, indicaron desde las cuatro entidades participantes, permitirá hacer transferencias una vez que los clientes de los bancos asociados den de su alta su teléfono celular. "Una vez que las cuentas estén dadas de alta en esta aplicación, no es necesario pasar el CBU a la persona, alcanza con el número de celular", explicaron.

Una de las fuentes aclaró que, a diferencia de Mercado Pago, que "es una billetera virtual, esta app no lo es ya que los clientes no tienen que cargar los saldos porque están en las cuentas de los bancos".

Cabe recordar que la puerta a esta tendencia global la terminó de abrir el Banco Central el 10 de enero de 2018 con una resolución que fijó el estándar local para los pagos QR (una tecnología llamada EMVco). Eso significa que cualquier usuario de una billetera virtual podrá pagar en cualquier lugar que acepte QR (y las billeteras del exterior también podrían hacerlo, aunque no de manera automática).

A nivel local, el sistema comenzó operando con la modalidad más simple: el cliente escaneará el código QR que generará cada comercio. Los comprobantes fiscales, por su parte, se originan en la ticketeadora habitual, como ocurre con las tarjetas y el pago en efectivo. En lo que respecta a la seguridad, se implementan las mismas herramientas de control que en las apps bancarias, con el uso de claves y "tokens", en algunos casos, y hasta topes por operación.

En la actualidad, los documentos de identidad digitales hacen más fácil que nunca abrir una cuenta. Asimismo, la digitalización de los pagos en efectivo permiten que más personas empiecen a usar cuentas de transacciones.

Pero para lograr este avance hacia el dinero digital, resulta fundamental dar pasos firmes en lo que respecta a la inclusión financiera. El uso de tarjetas de crédito y débito aún es bajo en la Argentina: sólo $2 de cada $10 del total del consumo de los argentinos se hacen con débito o crédito, mientras que $ 7 se concretan en efectivo. Así se desprende del Informe de gastos de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo) que llevó a cabo el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) entre 2017 y 2018, en el que se agrega que el resto se hace a través de homebanking y otros medios.

En ese sentido, los bancos juegan un rol fundamental con respecto a la inclusión financiera brindando herramientas y tecnología con el fin de avanzar hacia la digitalización, indicó Infobae.

Te puede interesar