El "Lado B" del desplome de Ethereum: expertos revelan por qué cayó más que Bitcoin y cómo podés ganar en dólares

El "Lado B" del desplome de Ethereum: expertos revelan por qué cayó más que Bitcoin y cómo podés ganar en dólares
La segunda moneda más usada proporcionalmente el doble que su rival en la última semana. Las claves del mercado según los analistas
Por Alejandro D'Agostino
25.02.2021 06.07hs Finanzas 4.0

"Días rojos", sintetiza para iProUP un cambista digital para referirse al inicio de una semana en el que casi las principales criptomonedas mostraron un derrumbe en sus cotizaciones de 15%.

La que generó más estruendo fue, obviamente, Bitcoin. La divisa digital más usada del planeta quebró un nuevo récord el viernes, y cuando parecía que estaba lista para romper la barrera psicológica de 60.000 dólares por unidad bajó raudamente hasta los u$s48.000.

El efecto dominó empujó a gran parte del panel a mostrar cifras negativas. El otro número que impresionó fue el de Ethereum, la segunda red más utilizada luego de Bitcoin y cuyo token –el Ether– mostró una contracción más pronunciada.

Si bien al comparar las curvas de Bitcoin y Ether se visualiza un gráfico similar, la divisa que tiene como cara visible a Vitalik Buterim se depreció 14% en la última semana contra poco menos del 7% de su rival. Y los expertos analizan si la causa responde más a problemas propios que a un mero "efecto arrastre".

La autopista

Buterim tuvo un "flechazo" con el Bitcoin a muy corta edad. A sus 15 años, su padre lo inició en el uso de la criptomoneda. Fue escribiendo artículos para un blog a razón de 1 BTC cada uno (en ese entonces costaba u$s4) hasta que cofundó la revista Bitcoin Magazine.

Ese conocimiento profundo sobre la divisa virtual lo llevó a conformar su propio brainchild: a los 17 años, en 2015, lanzó el "White Paper" que dio origen a Ethereum: una red descentralizada que no ofrece solo una moneda (ether) sino una plataforma de programación, una "carencia" que había detectado en Bitcoin.

De esta forma, inició el paradigma de las finanzas descentralizadas (DeFi): los propios usuarios interactúan con sus fondos (sin intermediarios humanos) a través de un contrato inteligente que se encarga de definir acciones automáticas en base a ciertos sucesos.

Esto abrió el camino para una serie de aplicaciones descentralizadas (Dapps) o "protocolos" similares a instrumentos financieros y otros 100% nuevos, sin instituciones de ningún tipo en el medio.

Sin ir más lejos, un smart contract se encarga de tomar depósitos, invertir en activos y distribuir porcentualmente las rentas a los participantes. 

Así, esta nueva red se conformó como una autopista por la que circulan envíos de fondos entre usuarios y hacia contratos inteligentes. No obstante:

  • Para realizar cualquier operación hay que abonar una comisión a los mineros (responsables de mantener la red de Ethereum)
  • Dicha comisión tiene una connotación automovilística: el gas price o, en criollo, precio de la nafta.
  • Ese "gas" aumentó tanto que para transferir 1 dólar a Compound (protocolo que funciona como un plazo fijo) la red puede exigir un "peaje" de u$s19 o más
  • Ese peaje se mide en GWEI (una de los 100 millones de unidades en las que se divide un Ether, similar al Satoshi de Bitcoin).

"Hubo sobreuso de los protocolos DeFi en Ethereum y se registraron unas congestiones tremendas. Mucha gente quiso aprovechar alternativas de inversión", señala a iProUP Manuel Beaudroit, CEO de Belo, una billetera cripto-fiat que llegará en breve al mercado.

"El gas está alto porque está se está utilizando mucho la red: como está limitada la escalabilidad de Ethereum, esto provoca que sus fees sean muy elevados", remarca el experto.

Nahuel Burbach, representante argentino de la billetera DeFi Zerion, coincide en que la "alta demanda que registra Ethereum está llevando a que los costos de interacción sean muy altos".

Ethereum ofrece comisiones más altas debido a la congestión de la red
Ethereum ofrece comisiones más altas debido a la congestión de la red

Así, siguiendo con la analogía de la autopista, el "peaje" tiene tarifa de hora pico. Y a la crisis que vivieron en estos días las criptomonedas se le suma justamente este desincentivo: los pequeños ahorristas usan menos los protocolos DeFi porque se encareció la operatoria.

En consecuencia, comienza a incidir el "valor percibido" de la red: como Ethereum fue pensada para ofrecer estas herramientas de inversión, su token (Ether) cae de cotización y varios proyectos montados en la red comenzaron a buscar alternativas para mantener su negocio.

"La razón por la cual Ethereum pierde protocolos DeFi se debe a que los altos fees de gas torna a la mayoría de esos proyectos inviables. Hoy, enviar 10 DAI (dólar digital) cuesta u$s17", afirma a iProUP Nicolás Verderosa, jefe de Alianzas para Latinoamérica de PrimeXBT.

Pero donde se siembra una crisis, brota una oportunidad.

Inversión para valientes

Siguiendo con el ejemplo de la autopista, cuando el tráfico está colapsado o se encarece su uso, los automovilistas buscan caminos alternativos. Así, muchos proyectos DeFi comenzaron a explorar desarrollos que nacieron justamente para paliar este problema.

En efecto, las redes paralelas que se crearon recientemente están recibiendo nuevos protocolos o iniciativas que nacieron en Ethereum, lo cual se refleja en el alza de sus activos principales:

Así, los activos principales de estas redes crecieron pese a la caída de los principales criptoactivos y tienen gran potencial como inversión de corto plazo para quienes buscan ganancias rápidas.

"Binance Chain busca utilizar los mismos protocolos de Ethereum y crear una alternativa. Tiene una habilidad espectacular para copiar lo que funciona y lo está haciendo muy bien", dice Beaudroit.

En tanto, Burbarch señala que esta plataforma "logró gran atracción en usuarios que recién se inician por los bajos costos de interacción que tiene la red pero a expensas de la descentralización".

Es decir, a diferencia de Ethereum, que lo mantiene la comunidad, en este caso la gobernanza de la red está a cargo de Binance.

"Si bien es un factor que no es tenido en cuenta por la mayoría, ya sea por desinterés o desconocimiento, en el pasado tuvimos muestras claras de lo que la centralización puede provocar, como el caso Robinhood", recuerda Burbarch.

El experto menciona a la plataforma de inversión que utilizaron los usuarios del subforo de Reddit WallStreetBets para apostar por GameSpot como ejemplo claro de esto: sin siquiera recibir una instrucción de la Comisión de Valores (SEC) de EE.UU., el sitio impidió la compra de acciones.

Según Vederosa, "BSC y Polkadot son las alternativas más maduras para competirle a Ethereum y sus tokens se perfilan con fuerza. También existen otras menos conocidas o nuevas".

"Sigo de cerca una llamada KardiaChain (con su token KAI) cuyo objetivo es unir distintas blockchains con fees muy bajos y alta velocidad", remarca el ejecutivo de PrimeXBT, sugiriendo una posibilidad de invertir en un activo barato (u$s0,002) que puede revalorizarse a corto plazo.

Ethereum 2.0 solucionará los problemas de escalabilidad de la red
Ethereum 2.0 solucionará los problemas de escalabilidad de la red

Así, las redes alternativas buscan un lugar y lo están consiguiendo gracias a las casas de cambio o exchanges descentralizados (DEX por su acrónimo en inglés). A diferencias de los centralizados (como Binance o Coinbase) permiten a los usuarios intercambiar entre ellos criptoactivos --hacer swap--, buscando la ruta más económica. Por ejemplo, vender Ether y recibir Bitcoins.

Algunos de los DEX más utilizados son:

  • PancakeSwap: está basado en la red de Binance. Su token CAKE pasó de u$s0,95 en septiembre a los casi u$s15 actuales
  • SushiSwap: nació en Ethereum, pero buscará una "sucursal" en la red de Solana bajo el nombre de Bonsai. Su activo principal SUSHI también se multiplicó por 10 en seis meses, hasta los u$s14,50

Sin embargo, Burbarch afirma que antes de apostar por una red alternativa "hay que verificar que tenga desarrollo activo, tanto en su capa base como en los proyectos que desarrollan dentro de ella, además de los bajos costos de interacción que lanzan para que seducir a los usuarios".

No está muerto quien pelea

Más allá de la caída en la cotización de su token, los expertos coinciden en que el próximo lanzamiento de Ethereum 2.0 permitirá que la red se revalorice al posibilitar una baja del gas por el cambio en su sistema de gobernanza, que evita comportamientos indeseados:

  • Actualmente usa Prueba de trabajo (PoW o Proof of Work): los "mineros" son quienes validan las transacciones y para ello utilizan costosas computadoras. Para amortizar la inversión, cobran altos fees. Este modelo también es usado por Bitcoin
  • Implementará la Prueba de participación (PoS o Proof of Stake): la responsabilidad recae en los mayores tenedores de monedas. Al no gastar en equipamiento, el "gas" que exigirán será menor, la velocidad de operación es mayor y se consume menos energía, tal como ocurre con Binance Smart Chain, Cardano y Polkadot

Si bien ETH2.0 se encuentra todavía en fase de desarrollo, se cree que estará operativa este año, lo que seguramente impactará en una revaluación del Ether a lo largo de 2021.

"Cuando se lance veremos cómo seguirá creciendo y muchísimo más que ahora. La analogía es como pasar de 4G a 5G. Explotará la posibilidad de creación de nuevas aplicaciones. Se vienen tiempos muy interesantes", asegura Beaudroit.

Según Verderosa, "Bitcoin puede llegar a los u$s100.000 a fin de año y Ethereum seguirá ese rumbo", aunque señala que cuando "efectivamente estemos ante una ‘alt season’ (temprada de alza de monedas alternativas) quizás Ethereum sufra una desvalorización con relación a otros tokens de redes competidoras".

Más allá de alzas y bajas, analistas aseguran que así como Bitcoin está madurando como activo de resguardo, el mercado cripto se encuentra en la consolidación de las finanzas descentralizadas.

"La demanda por el uso de esta tecnología está empujando a que las blockchains enfocadas en el desarrollo de contratos inteligentes crezcan y busquen soluciones aplicadas a DeFi para atraer a la mayor cantidad de usuarios posibles", remarca Burbach.

En efecto, Beaudroit remarca que algo que le "interesa muchísimo de Ethereum y DeFi es la curiosidad y el grado de innovación y apertura que tiene la comunidad", por lo que da por descontado que el terreno de las finanzas descentralizadas acelerará su expansión.

Verderosa coincide en el diagnóstico y asegura que "ve a DeFi como el futuro en cuanto a finanzas y al ecosistema cripto", por lo que espera "un crecimiento exponencial y diversificado en múltiples cadenas, perdiendo el cuasi monopolio que hoy tiene Ethereum".

De este modo, la segunda divisa digital más usada sufre un tropezón que es temido en el corto plazo, pero celebrado en el largo. Su reinvención y el surgimiento de competidores hará que circule por el carril izquierdo y a toda velocidad un paradigma que está cambiando para siempre las finanzas.