Más artículos

Abrí una cuenta con tarjeta en Europa, gratis y online: cómo usar los bancos "anticepo" que son furor en Argentina

Abrí una cuenta con tarjeta en Europa, gratis y online: cómo usar los bancos "anticepo" que son furor en Argentina
Estas entidades permiten operar con monedas fiduciarias (euro o dólar) y virtuales (Bitcoin y DAI). Y crecen entre freelancers y ahorristas argentinos
Por Alejandro D'Agostino
29.09.2020 06.07hs Finanzas 4.0

Además del coronavirus, hay otro indicador que los argentinos siguen de cerca y que revela la salud económica del país, hoy en "pronóstico reservado". Se trata del dólar, cuya demanda por parte de pequeños ahorristas creció nueve veces en lo que va del año y parece no tener freno.

Para "aplanar" la curva de demanda, el Gobierno lanzó nuevas restricciones a la adquisición de divisas, pero la que pegó más fuerte fue la inclusión de los gastos con tarjeta en plataformas del exterior (como Netflix y otros servicios) dentro del cupo mensual de u$s200.

"Los argentinos tenemos que acostumbrarnos a ahorrar en pesos", fue el parte del presidente Alberto Fernández. Pero el remedio propuesto fue peor que la enfermedad y los ahorristas se volcaron a una medicina "alternativa".

 

Se trata de las monedas digitales, que fijan su valor en dólares, se compran en pesos (a cotización blue) y son reconocidas en todo el mundo. Además, su uso es completamente legal y no interfiere en el cupo mensual de dólar ahorro.

"Luego de comunicada la medida, nuestras operaciones crecieron entre dos y cinco veces con relación a un día normal", confiesa en off the record un importante cambista digital. Algunos de sus colegas admiten movimientos similares.

En este contexto, además de las formas de inversión que ofrecen este tipo de activos, cada vez más argentinos apuestan a los bancos digitales europeos que les ofrecen una forma de ahorrar en moneda dura y hasta usar tarjetas para pagar en el exterior sin quedar expuestos a la lupa del Banco Central.

Las opciones

Europa es la "capital global" de las fintech. Según Finnovating, las startups del bloque continental recibieron más de u$s8.000 millones en fondeo el año pasado. Reino Unido y Alemania son los países que lideran la tendencia, al concentrar el 42% y 28% de ese dinero.

Se trata de un ecosistema muy consolidado, en el que los argentinos recurren a algunos bancos digitales del Viejo Continente como un refugio para sus ahorros, ya que ofrecen las siguientes ventajas:

  • Cuentas multidivisa, tanto en monedas fiat (dólar, euro), como digitales (Bitcoin, DAI, etcétera)
  • Una tarjeta prepaga o de débito para comprar online
  • Servicios gratuitos en su mayoría, aunque se aplican algunas comisiones en operaciones puntuales
  • Envío de fondos mediante plataformas persona a persona (P2P) o monedas digitales. Al no acceder al mercado de cambio, se evita reducir el cupo de u$s200 mensuales

"Es una locura. El precio del euro subió un montón, pero la gente sigue desprendiéndose del peso", confía a iProUP Pablo Reyes, fundador de Saldo.com.ar, plataforma que facilita el fondeo en cuentas digitales. Allí, la moneda común cotiza a u$s192, contra los $145 que cuesta en el mercado oficial.

Expertos consultados por iProUP aseguran que los "bancos anticepo" más usados para estas operaciones son Revolut y Wirex (Reino Unido), N26 (Alemania) y Dukascopy (Suiza). Pero cada uno de ellos tiene sus propias particularidades.

Dukascopy es un banco con licencia en Suiza que ofrece cuenta y tarjeta
Dukascopy es un banco con licencia en Suiza que ofrece cuenta y tarjeta

"Se pueden dar de alta con el pasaporte argentino, no con el DNI. Aunque para N26 y Revolut se requiere un domicilio en Europa", afirman los expertos. Esto último es un obstáculo que no ofrece resistencia al ingenio argentino.

"Muchos ponen el domicilio y un teléfono de algún amigo en Europa", remarca una fuente que trabaja freelance para el exterior y recibe pagos por PayPal, plataforma que sincroniza con estos bancos para que se acrediten allí sus fondos en moneda dura.

El experto revela que "la mayoría de las "plataformas "sólo te pide fotos del documento y una selfie, similar a lo que realizan las fintech argentinas. En cambio, Dukascopy, para comprobar la identidad del usuario puede optar por una videoconferencia", en la que habrá que girar el pasaporte en cámara para validar sus sellos holográficos y responder preguntas.

Tarjetas e inversiones

Sin dudas, un servicio muy valorado en la actualidad por los argentinos: las tarjetas prepagas internacionales, que permiten usar los saldos para abonar servicios o compras realizadas en sitios del exterior sin temor a restar el cupo de u$s200 mensuales.

"Dukascopy envía el plástico al país sin problemas, hay otros que piden una dirección en territorio europeo", afirma una fuente que prefiere mantener su nombre en reserva. Pero, una vez más, entra en escena el ingenio criollo.

Reyes, de Saldo.com.ar, afirma: "Pueden ser enviadas al domicilio de un amigo o familiar para que la reenvíe por correo a la Argentina, o bien usar un servicio como Spainbox" que ofrece una dirección en España (para recibir el plástico) y enviarlo a tierras albicelestes.

Sin embargo, para comenzar a usar la tarjeta antes de que llegue, estos bancos ofrecen una versión virtual. Es decir, muestra los datos de la credencial para ingresarlos a la hora de pagar online.

"Por ejemplo, Revolut da varios tipos de tarjeta: una física, una virtual, y una autodestructiva. Esta última está genial: si comprás algo por Internet y te parece poco confiable el sitio, usás ese número que sólo sirve una vez y luego se genera uno nuevo", afirma uno de los expertos consultados.

Otro de los especialistas sondeados por iProUP señala que tanto N26 como Dukascopy y Wirex ofrecen esta tarjeta virtual, que "puede configurarse en Google Pay o Apple Pay para abonar en comercios físicos en Argentina apoyando el celular en terminales de cobro contactless". Una función que -como adelantó iProUP- Prisma está comenzando a ofrecer a los plásticos emitidos por entidades locales.

Por otro lado, estos bancos 4.0 también permiten operar con divisas virtuales como Bitcoin, Litecoin y los llamados dólares digitales (monedas que tienen paridad 1-1 con el billete estadounidense) como DAI, Tether y USDC.

De esta manera, para comprar o vender activos sólo hay que transferirlos entre una cuenta fiat (en dólares, euro o libras) y otra cripto.

Dukascopy hasta ofrece Duk, su propia divisa virtual que promete rendimientos de hasta 80% anual si se mantienen depósitos. Pero la entidad suiza además permite adquirir acciones de empresas de todo el mundo y dar de alta una cuenta en oro, otro refugio muy buscado por los inversores en épocas de crisis.

"En Revolut también podés invertir en acciones, divisas digitales y metales", destaca uno de los especialistas, a la vez que indica que "Wirex sólo permite intercambio de monedas virtuales".

Y añade: "Esos activos digitales también pueden servir como fondeo para que se debiten de la tarjeta en N26, Revolut o Dukascopy, pero en Wirex no: requiere la conversión manual a dinero fiat".

Fondear las cuentas

N26 y Dukascopy tienen licencia bancaria, por lo que es posible enviar divisas desde el propio banco argentino utilizando el sistema SWIFT, que funciona desde hace 40 años a nivel global.

Pero estas transacciones tienen algunas desventajas. En primer lugar, no son instantáneas, sino que suelen tardar varios días ya que utilizan uno o más bancos corresponsales encargados de conectar a la entidad de dónde sale el dinero con aquella a la que se enviarán los fondos. Por otro, están sujetas a comisiones del 7% en promedio.

Para acortar plazos y gastos, cobran relevancia las plataformas persona a persona (o P2P), que se encargan de conectar a usuarios que quieren comprar saldos digitales (PayPal, monedas digitales y hasta fondos de fintech y bancos) con aquellos que quieren venderlos.

Su sistema es similar a un marketplace estilo Mercado Libre y que en la jerga se conoce como order book. Así:

  • Alguien que quiere vender su saldo en divisas digitales publica una oferta
  • Otra persona que quiere comprar busca ofertas y elige la más conveniente
  • El sistema los une e intermedia para que se envíen los fondos
Además de dinero fiat (euro, dólar), los bancos 4.0 europeos permiten operar con monedas virtuales
Además de dinero fiat (euro, dólar), los bancos 4.0 europeos permiten operar con monedas virtuales

De este modo, un usuario que tenga pesos en Argentina puede comprar Bitcoins, saldo de PayPal o hasta euros que se depositen en una fintech europea.

"Lo que hacemos es conectar personas que van a transaccionar saldos digitales y el 100% de las operaciones están cubiertas. Si algo llegase a ocurrir, respondemos. El usuario no se preocupa de la seguridad ni de los intercambios", señala Reyes, de Saldo.com.ar.

El sitio ya muestra cuánto cobrará y abonará cada usuario, con una mínima comisión descontada, por lo que se trata de un sistema transparente para ambas partes. Una vez cerrada la transacción, se explica a cada uno cómo proseguir.

Si bien Saldo.com.ar es una buena opción para convertir fondos de plataformas digitales en euros y enviarlos a estos bancos "anticepo", existe otra alternativa: enviar monedas digitales. De este modo, es posible comprar Bitcoin, Ethereum y otros activos en casas de cambio locales como SatoshiTango, Bitso o Ripio, que otorgan una cuenta fintech (con CVU) para transferir pesos.

Aquellos que quieran convertir billetes verdes, pueden usar BuenBit, que ofrece una cuenta con CVU en dólares para no perder con la cotización. Luego, esas divisas se envían a estos bancos 4.0 europeos y se dejan en esa denominación o -como dan cuentas multidivisa- se transforman los depósitos en dólares o euros. Todo el proceso se realiza en minutos.

Así, el "sueño" de tener una cuenta en el exterior se hace realidad para muchos argentinos que buscan anticuerpos ante el impacto del coronavirus en una economía que ya sufría patologías existentes. Y, dicho sea de paso, para seguir recurriendo a su amigo fiel, el dólar.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído