Más artículos

¿Está preparada Argentina para autos que se manejan solos?: un "capo" de Nissan te cuenta esto y lo que viene

¿Está preparada Argentina para autos que se manejan solos?: un "capo" de Nissan te cuenta esto y lo que viene
Michael Bunce, director global del Servicio de Movilidad de la japonesa, anticipó los cambios que se verán en la industria a partir de nuevos desarrollos
Por Guillermina Fossati
25.01.2019 06.00hs Economía Digital

Un hombre tiene en sus manos la decisión de uno de los temas más importantes para Nissan a nivel global: pensar el futuro.

Se trata de Michael Bunce, director global del Servicio de Movilidad de la compañía japonesa, quien recibió a iProUP para tener un mano a mano exclusivo en el SLS Hotel de Las Vegas.

Bunce ingresó a la empresa en 2001. Desde entonces, su crecimiento ha sido constante: pasó por diferentes áreas, siempre vinculadas a sus conocimientos en Ingeniería, título que obtuvo en la University College de Dublín.

El directivo compartió con iProUP datos reveladores. Cómo se desplazarán las personas en los próximos años es un tema clave para las automotrices que, paradójicamente, saben que su negocio ya no sólo será vender más autos, sino brindar servicios y generar experiencias.

La descripción parece una frase hecha y muy lejana de la realidad, especialmente en mercados como los latinoamericanos en los que hay existen otros problemas básicos que superar. Sin embargo, en este ida y vuelta con el experto, que lidera el destino tecnológico de la automotriz, todo se hace más entendible.

Del mundo real al virtual

Lejos del rigor japonés (una característica indeleble en Nissan), este ejecutivo de origen irlandés, que ha logrado manejar como nadie el idioma de la compañía, no dejó pregunta sin responder.

El último avance que presentó la firma se lo conoce como Invisible to Visible, que forma parte de su estrategia global Nissan Intelligent Mobility.

– ¿Cuáles son los pilares que sostienen esta estrategia global?

Hay tres pilares importantes. El primero es la fabricación de autos autónomos. En esta fase, lo importante es el vehículo, la parte dura, el hardware.

El segundo es la operación: cómo será el sistema de carga, cómo se va a estacionar, de qué modo se mantendrá la limpieza, entre otras cosas.

Es importante que los consumidores tengan una buena experiencia, eso es fundamental. Lo que no queremos es que el servicio sea malo, por eso la asistencia con nuestra flota tiene que funcionar bien.

El tercero, y probablemente, el más interesante para el consumidor, es la plataforma, que es la nube, donde está toda la información que necesita para desplazarse y tener al día sus cosas.

– Justamente, la incorporación de la "nube" es lo que incluye la nueva propuesta de Nissan, Invisible-To-Visible. ¿Cómo funciona?

– Exacto, es la parte de la conectividad de los autos. Nosotros tenemos todo lo que tiene que ver con los sensores y su utilidad, que es la parte dura del producto. Al día de hoy, vendemos entre 10 y 11 millones de vehículos.

También en el manejo y la operatoria de flota contamos con un buen desarrollo, que es el segundo pilar, atendiendo a 45 millones de coches al año.

Nissan Leaf, el eléctrico más vendido del mundo
Nissan Leaf, el eléctrico más vendido del mundo

Es decir, en el pilar uno y dos tenemos componentes muy fuertes.

El pilar tres es el nuevo, el área donde estamos innovando, y la pregunta es cómo nos empezamos a manejar en la nube.

¿Cuáles serían las claves para lograr una perfecta interacción entre la parte "dura", es decir, la fabricación y la operación, y la nueva, que es la nube?

– El punto clave es que la plataforma, el hardware y la conexión están intrínsecamente conectados, todo junto, porque el hardware habla a través de la nube.

El mundo virtual te informa todo: cuándo tenés que cargar el auto, cuándo hacer el servicio técnico, si hay que llevarlo a limpiar, hasta si a algún pasajero se le volcó el café. Todos esos datos serán brindados por el auto.

Es un ecosistema donde todo esté conectado y es comunicado de manera constante.

Entonces, ¿el desafío para las automotrices ya no es fabricar autos, sino lograr el manejo de información y que todo sea virtual?

– Claro. Tenemos una flota de 50 millones de vehículos, fabricamos más de 10 millones de autos al año. Donde están entrando las empresas es a la plataforma.

La plataforma, al igual que la inteligencia, ayudan a mantener el coche, no es solo importante para el consumidor sino también para la comercialización de los autos, porque incluso sirve para el mantenimiento postventa y el service.

Necesitamos una buena plataforma para saber cuántos kilómetros recorrerá el vehículo, si se puede sacar un beneficio y si es factible una mejora. Ahí está el punto clave a partir del que se evaluará o no el éxito del negocio.

¿Cuál es el plazo en Nissan para que este ecosistema funcione perfectamente?

– Para los vehículos inteligentes y los autónomos, el plazo no más de dos o tres años. En términos de servicios y del funcionamiento de la nube, el tiempo es distinto.

Además, existen varias formas para brindarlo. Una opción es que la plataforma se adapte a cada región de una manera en particular y brindarla junto a un socio. La otra, es ofrecerlo en la nube a bordo.

– En América Latina y en la Argentina, ¿cuánto habrá que esperar para que todo esto sea realidad?

– En lo que se refiere a servicio, cuando se trata del auto sin conductor, ya está listo. El tema es que las condiciones de manejo en la Argentina no son iguales a las de California o de otros Estados y hay muchas especificaciones para tener en cuenta.

En este caso, es importante tanto la infraestructura como la conectividad para que el sistema funcione. Hay que armar mapas, detalles, muchas cosas particulares de cara región. Otro dato a tener en cuenta es que en cada continente tendrá que darse un aprendizaje sobre todo esto. La gente debe capacitarse.

Todo ocurrirá en unos cinco años. Mientras tanto llevamos adelante investigaciones sobre el comportamiento del consumidor, evaluamos el mercado, temas que en general llevan dos años.

En esta nueva era, cuando hablamos de autónomos y conectividad, ¿cómo se encara la prevención de accidentes?

Con el auto eléctrico y la robotización buscamos que el índice de accidentes sea cero, pero vimos que hubo accidentes por problemas tecnológicos, porque no estaba todo listo.

Entonces, el propósito no es solo ser los primeros del mercado, sino que queremos tener la mejor tecnología para minimizar problemas.

Esta etapa es mucho más compleja porque hay que prevenir más cosas, detalles que van desde no quedarse en la mitad de camino hasta evitar choques e imprevistos. No sé como está posicionado el resto, pero nosotros no apuntamos a ser los primeros ni los últimos.

– En términos generales, y más allá de Nissan, ¿cómo imagina la movilidad del futuro y qué necesitan las ciudades para adaptarse?

– Las posiciones de las ciudades son positivas porque se resolverán los embotellamientos. Siempre hay una discusión que suma cuando dialogamos con alguien, porque ven que es una solución potencial a los accidentes y problemas de tránsito y estacionamiento.

Hay otro dato interesante: la licencia de los adolescentes cayó porque no quieren manejar, entonces vemos la robotización y la conducción autónoma como una solución a estos temas. Es una cuestión generacional: cuánto más grande sos, menos te interesa la robotización y viceversa.

A esto lo veo como una forma de volver a utilizar el auto, que sea de manera eficiente. Es la forma de ganar nuevos consumidores, logrando que el tiempo de la gente sea más productivo en un vehículo autónomo.

Con los cambios, se generará una nueva forma de moverse. De la compra de un auto de un modo antiguo a uno más moderno. Se generarán buenas experiencias en las empresas y consumidores.

Hay mucha gente que pierde demasiado tiempo en estacionar, ir a un aeropuerto, ver dónde deja el auto. Con esto se soluciona. Estamos frente a una revolución en la industria del auto con un cambio de todo el ecosistema. Es decir, hay una transformación en la forma de poseer un vehículo.

Todavía hay algunas dudas que resolver, pero las compañías que abracen el futuro serán las que tendrán éxito.

– Con el cambio de experiencia que generarán los nuevos modelos de transporte, ¿se venderán menos autos y cambiará el negocio?

Si, la venta de autos caerá a lo largo del tiempo. Pero si bien declinarán las operaciones, el porcentaje de ganancia por cada coche será mayor. Serán modelos más redituables.

En Nissan apuntamos a ofrecer nuevas experiencias. Para reducir el nivel de congestiones habrá menos vehículos, pero será mayor la ganancia.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar