La stablecoin Diem de Facebook podría ser una amenaza para la banca tradicional: las razones

La stablecoin Diem de Facebook podría ser una amenaza para la banca tradicional: las razones
Las monedas estables son parte integral del futuro financiero. Diem, de Facebook, será parte del mismo, y hay que estar preparados para lo que viene
Por iProUP
06.12.2020 08.46hs Economía Digital

En pleno auge de las monedas digitales, acompañado con los picos de valor que está teniendo el Bitcoin (BTC), Libra, la moneda digital respaldada por Facebook, fue rebautizada como "Diem", en busca de obtener la aprobación regulatoria al enfatizar la independencia del proyecto.

Los planes para Libra, presentados por Facebook el año pasado, cambiaron en abril después de que los reguladores y los bancos centrales expresaron su preocupación de que pudiera alterar la estabilidad financiera, erosionar el control sobre la política monetaria y amenazar la privacidad. 

El cambio de nombre es parte de un movimiento para enfatizar una estructura renovada más simple, dijo Stuart Levey, CEO de la Asociación Diem con sede en Ginebra, que está detrás del proyecto de la moneda digital.

"El nombre original estaba vinculado a una iteración temprana del proyecto que tuvo una recepción difícil por parte de los reguladores. Hemos cambiado drásticamente esa propuesta", dijo Levey a Reuters.

Diem, que significa "día" en latín, ahora apunta a lanzar inicialmente una única moneda digital respaldada en dólares, agregó. 

Por lo pronto, se informa que Facebook podría lanzar su tan esperada moneda digital en enero de 2021 en forma de una moneda estable respaldada por dólares estadounidenses. Las monedas estables tienen el potencial de efectos de red masivos, traen consigo nuevos riesgos para los consumidores y ahorradores, así como para el sistema financiero mundial.

Pero también tienen el potencial de traer enormes beneficios en forma de velocidad, eficiencia e inclusión financiera. Y pueden actuar como una reserva de valor para los ahorradores en países que no tienen monedas domésticas estables, similar a la dolarización que existe en muchos países de mercados emergentes en la actualidad. Las monedas estables bien estructuradas con controles legales, regulatorios y de gobernanza apropiados tienen un papel valioso que desempeñar en la economía mundial y podrían llevar los beneficios de la tecnología de monedas digitales a una generación completamente nueva de usuarios.

Esté o no preparado el mercado financiero, Diem será presentado en sociedad en pocos meses
Esté o no preparado el mercado financiero, Diem será presentado en sociedad en pocos meses

Diem podría convertirse en la moneda estable de más alto perfil. Se ha debatido desde que Facebook anunció por primera vez sus intenciones en 2019. De hecho, a Diem se le atribuye ampliamente la adición de combustible para cohetes a las hasta ahora tibias investigaciones de los bancos centrales sobre las monedas digitales de los bancos centrales, o CBDC. También fue recibida con gran alarma por la comunidad reguladora mundial, que desde entonces ha estado diseñando regulaciones estrictas para las monedas estables.

¿Por qué tanta preocupación?

Las stablecoins son monedas digitales que tienen como objetivo estabilizar su valor en comparación con otro activo, ya sea una moneda fiduciaria, una canasta de monedas fiduciarias o materias primas. La idea es que al estabilizar su valor, se pueda utilizar como medio de pago. También están diseñados para ser una "reserva de valor".

Con Diem, también existe la posibilidad de efectos de red masivos. Facebook tiene 2.700 millones de usuarios activos mensuales, lo que significa que Diem tiene el potencial de convertirse en un "medio de intercambio" instantáneo en gran parte del mundo.

Hay riesgos. El almacenamiento seguro de billetera, el buen gobierno y los controles corporativos, la lucha contra el blanqueo de capitales, la protección de datos, el cumplimiento fiscal y la ciberseguridad son riesgos bien conocidos que deben gestionarse. Las monedas estables conllevan un riesgo adicional, sobre todo, asegurando que estén respaldadas adecuadamente por cualquier activo al que estén vinculadas y que se implementen todos los controles necesarios para administrar esas reservas.

Podrían tener profundas implicaciones para los sistemas financieros existentes si los consumidores y los ahorradores buscan mantener estas monedas en lugar de sus propias monedas nacionales. Incluso podrían tener implicaciones para la política monetaria de un país y, en última instancia, el crecimiento económico. Por eso los reguladores mundiales están tan preocupados.

Para muchos la nueva moneda digital de Facebook podría poner en peligro el establishment financiero
Para muchos la nueva moneda digital de Facebook podría poner en peligro el establishment financiero

El rol de los reguladores

En octubre de 2019, el G-7 emitió un documento de trabajo sobre monedas estables, que detacó los riesgos para la "política monetaria", la "estabilidad financiera", "el sistema monetario internacional" y la "competencia leal".

La Comisión Europea lanzó una propuesta legislativa integral para la regulación de los criptoactivos e introduce requisitos especialmente estrictos para los emisores de "tokens con referencia a activos" (monedas estables) y requisitos aún más estrictos para "tokens con referencias a activos importantes" (monedas estables globales). 

Estas regulaciones son bienvenidas. Las monedas estables tienen el potencial de mejorar la eficiencia del sistema financiero existente al ofrecer pagos más rápidos y baratos, especialmente con respecto a las remesas transfronterizas. También pueden mejorar la inclusión financiera y pueden ofrecer un depósito de valor a los ahorradores en países que no tienen monedas nacionales estables. Estructuradas y reguladas adecuadamente, las monedas estables tienen el potencial de llevar las monedas digitales a una generación completamente nueva de usuarios.

El tiempo corre para los reguladores regionales o nacionales cuenten con un marco de activos digitales. Corren el riesgo de que sus respectivos sectores financieros se queden atrás. Tal es el poder del efecto de red de Facebook, indicó CoinTelegraph.

Temas relacionados