Tengo una buena idea, me hace falta plata: cómo funcionan las rondas de financiamiento para startups

Tengo una buena idea, me hace falta plata: cómo funcionan las rondas de financiamiento para startups
Sin embargo, salir a buscar fondos no es sencillo, ni es un proceso que se realiza de un día para el otro. Todo lo que tenés que saber para hacerlo
Por Juan Silvestrini
27.08.2021 06.07hs Startups

"El dinero no es todo, ¡pero cómo ayuda!", la frase entonada por los Auténticos Decadentes es casi un mantra al que los emprendedores le rezan.

Si bien una buena idea es fundamental para avanzar en un negocio, contar con capital para los primeros pasos o recibir una importante inyección económica para dar el "gran salto" son instancias que casi cualquier startup debe atravesar.

En un contexto global de recuperación post pandemia, comenzó a profundizarse el desarrollo de algunos sectores, principalmente vinculados a la innovación y la tan mentada transformación digital. Sin embargo, salir a buscar fondos no es sencillo, ni es un proceso que se realiza de un día para el otro.

A pesar de que el contexto económico, político y social argentino es casi siempre un turbulento río en el que los emprendedores deben remar, recientes rondas de inversión en startups locales (como VU Security, Lemon, Choiz, Wibson, Ualá y Tienda Nube) y una historia local de unicornios de calibre mundial –como Mercado Libre y Globant– demuestran que nacer y crecer desde Argentina es posible.

"Hay que pensar siempre en el largo plazo, con el propósito siempre como norte. La idea es que el corto plazo no nos abrume y nos lleve a desenfocarnos. Es verdad que hay momentos, como la pandemia, que nos demanda cambios de 180 grados al propósito de la compañía", comenta a iProUP Julia Bearzi, Directora de Endeavor Argentina.

Según la ejecutiva, "salvando este escenario impensado, es posible mantener la mirada en el largo plazo si el propósito que perseguimos nos incentiva, si los desafíos y las dificultades nos mantienen motivados y si tenemos capacidad de levantarnos rápidamente ante una caída. Paciencia y flexibilidad para cambiar de rumbo, siempre con el norte bien claro".

Por eso, al momento de salir a buscar financiamiento, los emprendedores deben tener presente varias cuestiones, tanto a nivel negocio, como en el armado de un equipo y la madurez necesaria.

Necesito capital, ¿cómo lo consigo?

Si bien todos los emprendimientos necesitan un impulso económico para salir adelante, hay dos preguntas clave a responder: ¿qué deben tener? y ¿cómo se consigue?

"Primero y principal, un producto o servicio que los clientes amen. Eso es fundamental, porque los que van a invertir lo harán pensando en los resultados de la compañía", señala a iProUP Sebastián Stranieri, CEO y fundador de VU Security. Y añade: "No se invierte en un PowerPoint. Por eso también es necesario un plan de negocios para entender el hoy de la compañía y los escenarios futuros".

Esta empresa recibió recientemente un desembolso de u$s12 millones al cierre de la ronda de su serie B, de la que participaron NXTP Ventures y ArFintech (ya invertían en la compañía) y se sumaron Globant, BID Lab, Telefónica, Redwood Ventures, Bridge One y Myelin Venture Capital.

Los 11 unicornios argentinos
Los 11 unicornios argentinos

En tanto, Borja Martel Steward, cofundador de la billetera argentina Lemon, que obtuvo la ronda serie A más alta de la historia en la región (u$s16,3 millones), destaca dos puntos claves e infaltables a considerar:

  • "Como toda startup early stage (etapa temprana), y especialmente si es la primera vez que los fundadores están creando una compañía relevante, los inversores pedirán una tracción y crecimiento considerable y acelerado, en sintonía con lo que se suele conocer como rapid o hyper growth"
  • "Es fundamental que exista un equipo fundador 100% comprometido con el proyecto, trabajando full time. Por otro lado, destacar la importancia de que sea complementario. Se requieren perfiles distintos, en el que cada uno vigile la espalda del otro y las debilidades de uno sean las fortalezas del otro".

Por su parte, Bearzi recomienda que los emprendimientos deben:

  • Tener bien en claro para qué se va a utilizar el capital
  • Asesorarse con profesionales experimentados
  • No repartir todas las acciones el día 1
  • Dejar todo por escrito

"Hay que tener cuidado con lo que se llama la dilución temprana. Es el proceso por el cual el porcentaje de tenencia accionaria de un inversor se reduce por la emisión de nuevos títulos", remarca.

Con estos puntos en claro, está la visión de los inversores. En este contexto, desde Endeavor ven oportunidades en sectores que han desarrollado soluciones a partir de la tecnología como healthtech, edtech, agtech, más allá de los que están vinculados con el ecommerce, logística y foodtech.

En este punto, la máxima responsable de la entidad para la Argentina indica que "hay liquidez de capital para startups innovadoras que se potenciaron a partir de la pandemia, es decir que demostraron su valor para resolver problemas. Algunas de estas compañías pasaron desapercibidas para los inversores durante mucho tiempo ya que les costaba confiar o ver el potencial del negocio".

Gabriela Ruggeri, managing partner del fondo de inversión Kamay Ventures, remarca a iProUP: "Es importante considerar el proceso de fundraising (recaudar fondos) como un proyecto que tiene sus tiempos y pasos a seguir".

Los fondos buscan equipos capaces y multidisciplinarios, además de una idea que pueda escalarse
Los fondos buscan equipos capaces y multidisciplinarios, además de una idea que pueda escalarse

"Además de tener preparada la documentación adecuada según la etapa de la startup, es clave tener en claro cuál es el objetivo a alcanzar con esos fondos y en qué tiempos. Una estrategia que solemos recomendar es estar preparado para responder preguntas como: de quién, cuánto, cuándo y cómo se va a levantar capital", completa.

Desde su postura buscan promover soluciones que contribuyan al desarrollo social, económico y ambiental en diferentes áreas de la cadena de valor. "Buscamos emprendedores con visión de largo plazo y resilientes", completa.

Hora de salir a la cancha

Un punto importante al momento de salir a buscar capital es el pitch, es decir la instancia en donde los emprendedores se paran y exponen frente a potenciales inversores.

El pitch es una presentación corta sobre la idea o startup. Se lo conoce como elevator pitch porque debe ser lo suficientemente rápida para ser contada en lo que tarda un ascensor en llegar a destino y, tiene como objetivo primero –y casi único– lograr una reunión con la persona a la que se le está hablando.

Bearzi destaca que "dependiendo del tiempo que se disponga, vamos a sumar más o menos información", por ejemplo:

  • Hasta un minuto: el problema y la solución
  • Cinco minutos: a lo anterior, hay que añadir las ventajas competitivas y equipo
  • Diez minutos: sumar el tamaño de mercado, modelo de negocios y estrategia de crecimiento

¿Qué tener en cuenta para que el pitch sea bueno? Se podría resumir en los siguientes puntos:

  • Adaptar el discurso a la audiencia. No es lo mismo un cliente queun inversor
  • Usar lenguaje simple sin asumir que quien está escuchando conoce del tema
  • Generar intriga y conexión, brindar datos y números concretos
  • Convencer de por qué la solución es la ideal para llevar adelante ese proyecto
  • Tener en cuenta que los inversores no invierten en productos, sino en en personas

"Hay que enfocarse en responder qué problemática se está tratando de resolver, pasando por la necesidad y cuál es la ventaja competitiva", agregan desde Kamay.

Las distintas rondas

Cada ronda de inversión está identificada por una letra del abecedario. Según Stranieri, "si bien no hay reglas escritas, en general se dividen en cuánto dinero hay como límite. Además, sirven para identificar en qué momento entra cada inversor".

- Ronda semilla

 La primera ronda de inversión que recibe una startup es el capital semilla o seed capital, para desarrollar un proyecto desde sus inicios. Entre sus características se destacan:

  • Suelen ser hasta un millón de dólares
  • La empresa es chica, integrada por los fundadores y algunos colaboradores
  • Apunta a construir las bases de la empresa: estudio de mercado, desarrollo del producto y plan de negocio
  • Es muy importante el acompañamiento y la guía de mentores

- Ronda Serie A

El siguiente paso es la Serie A, en la que los inversores ya buscan un mayor retorno para el capital aportado. Se identifica por:

  • Cifras que van, en la mayoría de los casos, de 1 a 15 millones de dólares, dependiendo de la industria
  • Ayudar a consolidar el modelo de negocio, empezar a generar ingresos y aumentar el tamaño del equipo
  • La empresa ya cuenta con un portfolio más robusto y una estrategia más consolidada

- Ronda Serie B

Esta instancia tiene como objetivo aumentar el valor de la empresa, desarrollar el producto o servicio y obtener más ingresos. Se caracteriza por:

  • Montos aportados de 15 a 50 millones de dólares
  • Ayuda a que la empresa encare su estrategia de expansión, por lo cual requiere de valores más altos
  • Los inversores analizan la evolución de la empresa, porción en el mercado y qué tienen para ofrecer frente a competidores

- Ronda Serie C

Para concluir con las rondas más "tradicionales", en la Serie C la inyección es aún más alta y tiene como objetivo:

  • Ayudar a la expansión con desembolsos que superan los u$s50 millones
  • Acompañar a la empresa en el desarrollo de nuevas unidades de negocio
  • Trabajar en la consolidación como referente de sector en el que compite
  • Preparar a la compañía frente a posibles adquisiciones

En este momento, la startup ya es una empresa completamente madura.

A futuro

Desde Endeavor señalan que "en la medida que la empresa crece y continúa levantando capital para financiarse, las rondas siguen en aumento". "Para las series D-Z, el capital invertido perseguirá objetivos cada vez más ambiciosos que sigan el nivel de escala del negocio. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, salir a la bolsa", señalan.

asdf
Los expertos recomiendan enfocarse en resultados y no pedir una ronda si no se necesita

Con todos estos puntos en consideración, Stranieri deja "tres máximas" para todos aquellos que están en este rumbo:

  • Poner mucho foco en conseguir resultados: "Mostrar que todo está funcionando en base al problema que sabés resolver. Que haya coherencia entre lo que se prometió y lo que se está haciendo"
  • Buscar plata no es para todos. "No es un must: no hay que salir sí o sí a buscar financiamiento. Quizás no haga falta. Puede ser bueno y dar empuje, pero no es obligatorio"
  • No levantar capital cuando no se necesita. "Si salís a buscar inversiones porque el proyecto lo necesita de forma desesperada, podés negociar muy mal o perder grandes oportunidades"

Finalmente, Steward recomienda que, al momento de salir a buscar financistas, los emprendedores tienen que "estar convencidos".

"Ser emprendedor es nunca bajar los brazos ni dejar de intentarlo. Con una buena idea, un buen equipo y muchísimo trabajo se pueden lograr grandes cosas", concluye.

Startups en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído