Más artículos

Vacaciones 2019 en "Código QR": hay descuentos de hasta 40% por pago a través del celular

Vacaciones 2019 en "Código QR": hay descuentos de hasta 40% por pago a través del celular
El uso de modalidades de pago digitales explotará durante la temporada de verano 2019. Grandes cadenas ya se sumaron a estas soluciones
Por Federico Mc Dougall
02.01.2019 05.53hs Mundo Fintech

Los medios de pago digitales llegaron para quedarse. Prueba de ello fue la explosión en 2018 del uso del smartphone tanto para cancelar un importe como para cobrar en comercios minoristas.

Lo que antes hacía una caja registradora, hoy resuelve un smartphone, y en muy pocos pasos. Poco a poco, las apps se van consolidando no solo como una opción más a la hora de concretar una transacción, sino como la vía más ágil y segura para que el dinero pase de una mano a otra.

En Argentina existen casi 64 millones líneas de celulares, 45 millones de cajas de ahorro con tarjetas de débito asociadas y 35 millones de usuarios de Internet que pasan su mayor tiempo de navegación en dispositivos móviles.

Semejantes cifras son prueba elocuente de que están dadas las condiciones para que los pagos móviles ya sean una realidad y su implementación se masifique.

Los códigos QR son las vedettes de esta tendencia que, en poco tiempo, será la norma. También los POS móviles que se están expandiendo por todo el país, cambiando los hábitos de consumo. Donde antes había un intercambio de billetes, ahora hay un lector portátil que en apenas segundo permite pagar tanto con crédito como con débito.

Este año, a través del Decreto 933/2018, se estableció que "los pagos que puedan realizarse a través de la utilización de códigos de respuesta rápida (QR) que utilicen el estándar establecido por la normativa del Banco Central" son equivalentes a usar la tarjeta de débito. Este espaldarazo no hizo más que dar otro impulso a un segmento que ya de por sí brilla por luz proía.

¿Y el efectivo? Si bien no va a morir, el cambio de paradigma es inevitable. Con apenas recorrer las decenas de ferias repartidas por Capital Federal durante los fines de semana, es fácil detectar cómo la digitalización llegó a sectores donde la bancarización pugnaba por entrar pero no conseguía hacerlo.

En restaurantes, locales de ropa, cines y farmacias, el panorama es el mismo: lentamente, el smartphone "mata" a la billetera.

Con un teléfono móvil y una aplicación de pago asociada, miles de vendedores informales hoy han abrazado las nuevas formas de transaccionar, ya que permiten potenciar las ventas con una solución que está al alcance de cualquier bolsillo.

Este panorama se trasladará, en la temporada de verano de 2019, a los principales puntos turísticos de Argentina. Por ende, conviene estar preparado para las alternativas de pago que se desplegarán en la playa, en las peatonales y en casi cualquier lugar de ocio durante las vacaciones.

¿Qué herramientas hacen falta? del lado del consumidor, muy pocas. En el caso de las apps, Mercado Pago es hoy la opción más popular para realizar pagos vía QR. La plataforma de Mercado Libre se ha consolidado en apenas un año como la principal alternativa para operar desde el móvil.

Los datos la respaldan: ya cuenta con más de 200.000 comercios asociados y procesa más de 2,4 millones de transacciones mensuales. A través de la app brinda promociones de hasta 20% en locales de gastronomía, kioscos, estaciones de servicio, supermercados y comercios barriales.

En cuanto a Mercado Point, su POS para móviles, ya tiene distribuidos más de 2 millones de dispositivos en América Latina.

"Siempre tratamos de llevar adelante acciones para masificar el uso del Código QR como medio de cobro y de pago", explicó a iProUP Paula Arregui, vicepresidente senior de Producto de Mercado Pago.

"Si pensamos que el público en general ya utiliza su teléfono celular para casi todo en su rutina diaria, es natural que para abonar en comercios prefiera usar la misma herramienta en lugar de efectivo o tarjetas", añadió la ejecutiva.

Es difícil para los puntos de venta pensar cómo fidelizar al cliente si no está bancarizado. Primero, por la incomodidad de cancelar grandes montos en efectivo. Segundo, por no poder acceder a los descuentos que proponen las tarjetas con los bancos.

En este sentido, Arregui aclaró: "La aplicación se puede usar sin tener una cuenta bancaria. En nuestro país, la mitad de la población no está bancarizada. Pero hay un alto grado de conectividad por la masificación de teléfonos inteligentes".

La consolidación del producto tal vez sea su alianza con McDonald’s, la mayor cadena de comidas rápidas del mundo. En Argentina, desde el 20 de diciembre acepta QR y, de manera promocional, brinda un 25% de descuento.

“Desde McDonald’s siempre estamos en la búsqueda de nuevas innovaciones que mejoren la experiencia de nuestros clientes en los locales. La incorporación de Mercado Pago les permitirá a los consumidores realizar la compra de una manera más fácil, desde sus celulares, y acceder a beneficios”, celebró Martín Faigelbaum, Director de IT de Arcos Dorados. “Esto es solo el comienzo, buscamos constantemente nuevas formas de simplificar y agilizar el momento de la compra”.

 

Prisma, de la mano de Todo Pago, es otro player que este verano tendrá fuerte presencia con sus pagos digitales.

"Durante 2018 triplicamos la cantidad de descargas de la aplicación, tanto para abonar en comercios como servicios, recargas de SUBE y celulares", aseguró a iProUP Santiago Benvenuto, gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios de la empresa.

La empresa también pone sus fichas a mPos: ya lleva despachados en la Argentina 210 mil dispositivos.

Respecto a las operaciones con QR, reveló que se han duplicando mes a mes durante el último trimestre. Sus ventajas ya son conocidas: los consumidores resaltan la comodidad y rapidez de abonar con el celular, sin llevar efectivo o tarjetas de crédito.

Del lado de las empresas, mejora el servicio al cliente al ofrecer nuevos medios de cobro y con menor costo operativo. Además, hay beneficios por no usar dinero físico, como la seguridad en el punto de venta.

"Una buena experiencia de compra siempre ayuda a fidelizar clientes", apuntó el ejecutivo. Según encuestas realizadas a los usuarios de la app de Todo Pago, el 74% la calificó como muy buena e indicó que ganó tiempo, le resultó innovadora y le pareció segura.

Hasta el momento, desde la firma realizaron alianzas en 100 estaciones de servicio de YPF y en 50 sucursales de Farmacity.

"Vemos que los usuarios ya lo toman como un medio de pago frecuente, por lo que estaremos lanzando más acuerdos con otras empresas", adelantó Benvenuto.

Otra forma de fidelizar clientes es a través de los descuentos. En YPF, desde la aplicación de Todo Pago se ofrece un 40% de descuento para quienes abonen con QR.

Por su parte, los clientes de Axion -la primera petrolera en aceptar pagos con esta tecnología- obtienen una rebaja de 5% con Mercado Pago. En diálogo con iProUP, destacaron que desde fines de 2016, cuando implementaron el servicio, las ventas bajo esa modalidad se han multiplicado más de 50 veces.

"Esta innovación permitió a los consumidores acortar el tiempo de carga de combustible. Ya no dependen del vendedor de playa para realizar la transacción y no necesitan bajarse del auto, ya que reciben por mail el recibo", resaltaron.

Red Link es otra de las empresas juega fuerte en este mercado. Sus primeras iniciativas concretas se vieron en 2017, cuando desarrolló la app Mob Profesional, que permite cobrar con códigos QR los servicios profesionales y productos que se adquieren en pequeños comercios.

Según Jorge Larravide, gerente comercial de Red Link, "la generación del pago se realiza desde la billetera VALEpei. Es decir, un usuario de VALE que, por ejemplo, va al psicólogo y este tiene Mob Profesional, genera el QR. El usuario VALE lo escanea con su celular y abona".

"El promedio de transacciones por usuario VALE es de 13 operaciones mensuales. Y la relación entre quienes cuentan con la aplicación es de unos 75.000 en condiciones de pagar y unos 2.000 que pueden cobrar con QR", concluyó Larravide.

El heladero, el vendedor de bebidas e, incluso, el artesano que pasea con sus alhajas por la playa. También el restaurante de la avenida principal o el parador desde donde se otean las olas del mar.

Todos serán alcanzados por la “revolución QR” que nació en las ciudades, pero de enero a marzo hará temporada en la costa atlántica. Tal vez, llegue para quedarse.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar