Aunque no la veamos, siempre está: así está revolucionando tu vida la inteligencia artificial

Aunque no la veamos, siempre está: así está revolucionando tu vida la inteligencia artificial
Esta tecnología está cambiando la forma de hacer negocios y, por lo tanto, cada faceta de la vida cotidiana. Cuáles son las principales tendencias
Por Miguel de Matteo
01.08.2019 12.00hs Innovación

La inteligencia artificial está en todas partes. Todo usuario de Internet la utiliza: desde filtros para fotos en redes sociales, realizar una queja mediante un chat y hasta para obtener recomendaciones para ver una película o serie en Netflix.

Esta tecnología se basa en complejos algoritmos que le permite a las máquinas desarrollar acciones propias de la inteligencia humana: percibir información del contexto, "razonar" en base en ello, resolver problemas y "aprender" para mejorar sus capacidades en próximos eventos.

Además, la inteligencia artificial permite a las empresas diseñar productos más acordes a las necesidades de sus clientes en base a grandes cantidades de información, además de llegar de automatizar tareas repetitivas para utilizar el talento de sus profesionales en aquellas tareas que las computadoras no pueden reemplazar.

Así, esta innovación está cambiando la manera de hacer negocios y transformando una por una a varias ramas de la industria, ofreciendo posibilidades que hasta el momento no eran imaginadas. De hecho, los expertos en la materia son de los más buscados en el mercado laboral.

Javier Minsky, CEO de Virtualmind, subraya a iProUP que en la actualidad"se destacan la inteligencia artificial y el machine learning, que se aplican a cualquier industria y traen innumerables beneficios", por lo que "el cambio de paradigma que conllevan nos presenta un mundo congran cantidad de oportunidades".

En este punto, Alejandro Servide, director de Professionals en Randstad Argentina, coincide en que "el avance de estas disciplinas dará lugar a nuevas profesiones y posiciones laborales: desde especialistas en robots y automatización, hasta arquitectos de soluciones de Internet de las Cosas".

Qué puede hacer ahora

La inteligencia artificial está en varios productos tecnológicos que son de uso cotidiano. Algunos de los más conocidos son los siguientes:

- Asistentes de voz. Siri, Cortana, Alexa y otros sistemas similares se están popularizando y son el "rostro" de la IA moderna. Aprenden día a día de las preferencias y necesidades de los usuarios, por lo que van mejorando sus capacidades de "adelantarse"· a lo que van a solicitar y le ofrecen servicios cada vez más ajustados.

- Chatbots. Son el "call center" moderno: por medio de instrucciones escritas y hasta con reconocimiento de voz pueden responder las dudas frecuentes de los usuarios. Funcionan a modo de filtro para que los empleados humanos sólo deban entrar en acción ante una consulta muy compleja. Empresas de servicios y gobiernos ya la están implementando.

- Traductores. Estos sistemas no sólo se encargan de cambiar una palabra por otra en diferente lengua. También pueden traducir objetos, imágenes y sonidos en datos, que luego se pueden usar en varios algoritmos.

- Marketing. La IA puede analizar a los compradores y su comportamiento, para elegir tácticas, productos y ofertas que mejor se adapten a sus necesidades puntuales. Actualmente, hay una serie de cruces entre estas herramientas y los asistentes de voz en este momento.

- Alimentación. Cada vez hay más empresas (foodtech) que crean comida a partir de algoritmos. Un caso muy interesante es el de ImpossibleFoods, que utiliza modelos computacionales para reproducir una carne vacuna sin vacas, es decir, a partir de plantas, con sabor, color, aroma y textura similares. La chilena NotCo es otro ejemplo de ello, que ya vende en la Argentina la NotMayo, una alternativa a la mayonesa que no tiene huevo.

- Sistemas predictivos. Analizan datos estadísticos y sacan conclusiones valiosas para gobiernos, inversores, médicos, meteorólogos y, en general, casi todas las áreas donde las estadísticas y la predicción son importantes.

- Investigación.Los sistemas de inteligencia artificial pueden "leer" millones de páginas de investigación para obtener información específica y encontrar relaciones entre datos, acelerando el proceso de creación de conocimiento. De hecho, el Berkeley Lab escaneó 3,3 millones de pa y descubrió hallazgos que los científicos habían dado ignorado.

- Conciencia. Vigilan y reportan eventos inusuales cuando los humanos no pueden hacerlo. Uno de los ejemplos más complejos de esto es la detección de robo, que reporta un comportamiento inusual. En esa línea también están los autos autónomos, que utilizan sistemas de inteligencia artificial para detectar peligros y elegir el curso de acción apropiado.

- Software de edición. Estos sistemas de IA miran imágenes o texto y localizan formas en que podrían mejorarse.

¿Nos quedaremos sin trabajo?

Las predicciones afirman que la inteligencia artificial automatizará cualquier tarea repetitiva. Se estima que la división del trabajo entre personas, máquinas y algoritmos desplazará a 75 millones de puestos actuales. Pero también surgirán 133 millones nuevas funciones.

"Aproximadamente, el 50% de las labores que realizamos hoy desaparecerán o cambiarán en un futuro muy cercano. El impacto de la robotización y la IA provocará que las tareas repetitivas y sistemáticas tiendan a automatizarse", explica Gabriel Pereyra, jefe de Recursos Humanos de Indra, a iProUP.

Sin embargo, hay nuevas carreras emergentes que vendrán a actualizar las profesionales tradicionales o cambiarlas por completo. Según Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana, "carreras emergentes traen múltiples tendencias que impactan incluso en áreas más tradicionales como la educación".

 

En este punto, "la irrupción que traen estas profesiones muestra que las personas se adaptan mucho más rápido a los cambios que las instituciones". Por lo tanto, la clave no es desesperarse, sino prepararse para el impacto de la transformación digital:

- Empresas: deben entrenar a su personal en el uso de las innovaciones y reasignar trabajadores a otras tareas en base a las tecnologías que incorporen

- Empleados: el desafío que enfrentan es el de mantenerse "empleables". Es decir, capacitarse continuamente en un mundo en el que los sistemas y la educación formal no logran adaptarse al ritmo de la innovación

De esta forma, la economía digital muestra su cara más transformadora. Ofrece más comodidades para la vida diaria y, al mismo tiempo, complejiza cómo pensar una carrera laboral. Y, como en una suerte de darwinismo 4.0, los que ganan serán los que mejor se adapten.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído