Lluvia de hamburguesas 4.0: hay más de 25 marcas en el país y las empresas pelean por un negocio millonario

Lluvia de hamburguesas 4.0: hay más de 25 marcas en el país y las empresas pelean por un negocio millonario
Aunque en el resto del mundo el mercado plant based vive un declive, en Argentina pasa por su mejor momento ¿qué empresas están disputándose el negocio?
Por Sol Drincovich
12.08.2022 06.15hs Innovación

Los alimentos a base de plantas "la están rompiendo" en el mundo gracias al avance de las foodtech, empresas que utilizan tecnología para crear comestibles innovadores.

La oferta de productos plant based incluye desde quesos y leches vegetales, helados, yogurt, medallones de legumbres y rebozados, hasta análogos, como se llama a las réplicas de cárnicos y lácteos. También se desarrolló una cadena de proveedores enfocados en elaborar materias primas para la fabricación de estos comestibles.

¿Por qué es tan importante el mercado de alimentos 4.0?

Cifras de Bloomberg Intelligence provistas a iProUP señalan que

  • u$s162.000 millones facturará el sector en los próximos años, de los u$s30.000 millones actuales
  • Este sector representará el 8% del mercado mundial de proteínas

En Argentina la tendencia también fue copando cada vez más espacio: primero en dietéticas, luego en grandes supermercados y el menú de cadenas como Burger King, El Club de la Milanesa o Mostaza. También hay restaurantes gourmet plant based.

Tanto a nivel local como global, el negocio es traccionado por vegetarianos y veganos. También por "flexitarianos": personas que redujeron al máximo su consumo de alimentos de origen animal.

Tal es el crecimiento del sector que NotCo se convirtió en el segundo unicornio del Chile y su hamburguesa se vende en los mostradores de Starbucks y Mostaza. También recibió una inversión de Jeff Bezos que le permitió llegar a 4.000 tiendas de EEUU.

Las alimenticias tradicionales no quieren quedarse afuera: la brasileña Marfrig, dueña de las marcas Paty, Vienissima y Good Mark, se sumó al gigante AGM para crear PlantPlus Foods.

En Argentina, la histórica marca Paladini acaba de lanzar su hamburguesa simil carne 100% vegetal y La Serenísima lanzó reemplazos de leches a base de frutos secos.

Desde la Asociación de productores a Base de Plantas comparten con iProUP cifras que dan cuenta del avance del sector:

  • Hay 1.200 empresas, de las cuales 150 ya exportan y otras 600 estarían en condiciones de hacerlo
  • El volumen de mercado es superior a los $110.000 millones anuales
  • Las 130 empresas nucleadas en la cámara crecieron al menos 35% en 2021, y se espera un avance de 45% en dos años
  • Se encuentran en ejecución inversiones estimadas en $2.000 millones, cifra que subirá a $7.000 millones para 2024

¿Cuáles son los alimentos 4.0 más consumidos por los argentinos?

Las hamburguesas "análogas" que reproducen sabor, textura, olor y color de cortes de origen animal; y los medallones de legumbres son las estrellas entre la oferta cada vez más diversificada.

"En cada pueblo encontrás a alguien que está produciendo medallones en su casa", afirma a iProUP Pancho Piñero Pacheco, CEO de Vegan Nature y presidente de la Asociación de Productores a Base de Plantas.

Sin embargo, destaca que hay 25 empresas que fabrican hamburguesas. Estas últimas requieren procesos más complejos e ingredientes caros y difíciles de conseguir. La coyuntura económica argentina no acompaña porque tiene costos muy elevados que llega al precio final.

Por ejemplo, cuatro medallones de legumbres cuestan hasta $450, mientras que las hamburguesas de Felices las Vacas o de NotCo se venden entre $700 y $850. Por su parte, las de Beyond Meat, que cotiza en Wall Street y tiene como inversor a Bill Gates, se consiguen por $1.700 el par.

Pancho Piñero Pacheco, CEO de Casa Vegana y presidente de la cámara del sector
Pancho Piñero Pacheco, CEO de Casa Vegana y presidente de la cámara del sector

Casa Vegana es líder del mercado pese a que no tiene réplicas de hamburguesa, aunque evalúa el desarrollo de la marca Plant Based Grill para su línea análogos de pollo, carne y mayonesa.

La firma ya recibió u$s3 millones de inversión (u$s1 millón en una ronda reciente) que destinará a ampliar una planta productiva para centralizar la producción, hoy distribuida en tres fábricas.

Vegan Nature crece un 80% anual y este año espera facturar $300 millones si avanza con su nueva línea. Sus productos se venden en más de 2.000 puntos de venta, almacenes de cercanía y supermercados como Cencosud, Día y La Anónima.

Por su parte, Frizata ofrece una línea meat-free que representa el 10% de su catálogo, con productos como FriBurger y FriNuggets, empanadas FriBeef y FriChicken, y las FriAlbondigas que también pueden usarse como reemplazo de la carne picada en rellenos.

José Robledo, cofundador de Frizata, señala a iProUP que el mercado se está acomodando a la nueva realidad y entendiendo a qué velocidad irá evolucionando, pero advierte que las valuaciones de empresas que se dedican exclusivamente a plant based tuvieron una caída importante.

Felices las vacas comenzó a apostar al segmento de análogos desde el 2020 con hamburguesas, carne picada, nuggets de pollo y lácteos. Bajo un modelo de franquicias, planea abrir una hamburguesería por mes hasta fin de año en todo el país, empezando por CABA en agosto.

"Hay crecimiento de este segmento y nos está yendo muy bien, pero en Argentina tenemos que ir ampliando la oferta y sacando nuevos productos para ir ganando mercado y ventas", explica a iProUP Roberto Cantoli, fundador de la empresa.

¿Cuál es el futuro de la industria local?

En la medida en que el mercado de plant based crece a nivel local nutrido por la llegada de nuevas empresas, la competencia se vuelve más picante. "Frente a una demanda que parecía ilimitada, surgieron numerosas compañías que ofrecen productos muy similares. Eso hizo que el negocio de los análogos sea más complejo para todos", explica Piñero Pacheco.

Si los empresarios venían adelantando un amesetamiento luego del boom que se dio durante la pandemia, la caída de las acciones de Beyond Meat tras malos resultados del primer balance del año encienden una luz de alerta sobre cómo evolucionará este mercado en el futuro.

José Robledo, cofundador de Frizata
José Robledo, cofundador de Frizata

"Cayó casi un 85% de su máximo valor. Esto se da por dos factores: el volumen y el crecimiento en la era post-covid es bastante menor a lo esperado y la gran cantidad de competidores peleando por los mismos metros de góndola deja en claro que muchos no van a sobrevivir y el mercado seguramente se va a consolidar", señala Robledo.

El ejecutivo remarca que el caso de Frizata "es diferente, porque no competimos por ese lugar en el supermercado como lo hacen todas estas marcas". Por su parte, Cantoli opina que el mercado a nivel mundial no ha parado de avanzar y Argentina va acompañando esa evolución un par de años más tarde.

"Como crece, las empresas se van a volcando hacia esta y se acelera la tendencia. Creo que va a haber trabajo para todos. Una sinergia de empresas que se potencian entre sí, en el que las grandes que hagan plant based ayuden a los más chicos, porque invierten mucho más en marketing y campañas, lo que beneficia la industria en general", analiza.

Su compañía creció 400% en 2019, 300% en 2020 y 100% en 2021, pero este año espera cifras menores a nivel local por la exportación a Chile y Uruguay y sus planes de expansión a más países.

Por ahora, el mercado de hamburguesas 4.0 tiene espacio para crecer. Habrá que seguir de cerca su evolución, ver si hay lugar para todas las empresas y si los consumidores acompañan en el tiempo o las abandonan como a una moda pasajera.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído