Más artículos

El boom de los alimentos 4.0 no para: las razones por las que más argentinos eligen comida "tecnológica"

El boom de los alimentos 4.0 no para: las razones por las que más argentinos eligen comida "tecnológica"
El mercado de los alimentos 4.0 experimenta un verdadero boom en Argentina que lejos de frenarse por la pandemia vive su etapa de esplendor
Por iProUP
24.09.2020 15.52hs Innovación

Ingredion, proveedor para el mercado de soluciones de ingredientes, realizó en conjunto con la consultora Opinaia un estudio que revela las nuevas tendencias de consumo en Sudamérica y el potencial de los alimentos hechos a base de proteínas vegetales. 

El informe permite conocer los hábitos, preferencias y opiniones de los consumidores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú en relación a temáticas como calidad de vida, alimentación y sustentabilidad.

El boom de los alimentos 4.0 se basa en la revolución en la producción de comestibles gracias a las foodtech (food and technology), firmas que incorporan inteligencia artificial, big data y otras tecnologías para recrear de forma casi idéntica sabores, aromas y texturas de alimentos que hasta el momento provenían de animales, pero usando sólo plantas.

Salud y calidad de vida

En un contexto mundial sensibilizado por la pandemia del COVID-19, la salud y cuidado personal es el tema de mayor interés en la región (42%). Con la excepción de Argentina, en el resto de los países abordados la alimentación o la cocina entran dentro del top 5 de menciones, mientras que en nuestro país figuran después de cine y series, deportes, tecnología, música y economía. 

La NotBurger viene en la misma presentación que sus rivales cárnicos de góndola
La NotBurger viene en la misma presentación que sus rivales cárnicos de góndola

A nivel Sudamérica, el interés por la alimentación se ubica en el tercer lugar (31%), y en Argentina recién figura en el octavo puesto (23%). A su vez, a nivel total en la región, 72% de los consultados afirman que el tema de la alimentación les "interesa mucho", mientras que en Argentina el índice es del 58%, donde al 40% le interesa parcialmente y al 2% no le interesa nada. 

A pesar de estos indicadores, el estudio muestra que el 82% de los argentinos se considera satisfecho con su salud y 78% satisfecho con su alimentación. A nivel regional, la satisfacción es del 82% para ambos casos. Además, existe un consenso generalizado sobre la importancia de alimentarse bien para estar saludable. En todos los países analizados, la alimentación es señalada como el aspecto más relevante para tener un buen estado de salud (65%), seguido por la realización de actividad física (47%).

Consumo y alimentación

Calidad, salud y confianza son los tres atributos más tenidos en cuenta por los consumidores, a la hora de comprar alimentos o bebidas, acorde a los indicadores del estudio. En Argentina y Chile también se destaca que sean económicamente accesibles, mientras que en Perú se contempla a su vez que las marcas informen sobre el origen de los ingredientes.

A nivel regional, el 67% considera la sustentabilidad de las marcas como muy importante, mientras que en Argentina el porcentaje es de 45%. En Brasil, y Perú, más del 70% requiere una postura responsable de las marcas sobre sustentabilidad. De la misma manera, en Argentina, el 58% considera que es importante conocer el origen de los alimentos, mientras que en Perú asciende al 87%, seguido por Chile (74%) y Brasil (73%).

Los Frinuggets están elaborados a base de proteína de soja y reproduce el sabor de los bocaditos de pollo
Los Frinuggets están elaborados a base de proteína de soja y reproduce el sabor de los bocaditos de pollo

Tanto para alimentos en general como para alimentos de origen vegetal, el sabor y poder reconocer los ingredientes de la etiqueta son los atributos más relevantes. En Argentina, el sabor es más importante para los alimentos en general (49%) que en los alimentos de origen vegetal (38%). A su vez, cuando se trata de un alimento general, el 29% considera importante reconocer todos los ingredientes, un porcentaje muy similar para aquellos de origen vegetal, para los cuales la importancia es del 26%.

Tendencias y hábitos de alimentación

Uno de los puntos más destacados del informe revela que, en este 2020, más de un tercio de los sudamericanos se identifica con alguna corriente alternativa de alimentación, donde el 37% de los encuestados de la región se identifica con alguna de ellas (veganismo, vegetarianismo, flexitarianismo, pescetarianismo). El 80% considera estas corrientes más saludables, mientras que el 44% lo hace para prevenir enfermedades y el 39% para tener opciones más variadas. 

 

En promedio, cerca de dos tercios de la región consumió alguna vez alimentos Plant-Based. En este sentido, el estudio evidencia que la predisposición a consumir alimentos hechos a base de proteínas vegetales es alta, donde el 89% se considera interesado. Los mayores niveles de apoyo se registran en Brasil (90%) y Perú (89%). En Argentina, el nivel de interés es del 78%, donde un 22% señala directamente que no está interesado en consumir este tipo de productos.

En cuanto a los factores de decisión, el principal motivo de compra de los alimentos Plant-Based es la saludabilidad: para comer más sano y cuidar la salud (56%); luego, porque son más nutritivos (28%) y para probar nuevos sabores (26%). En Argentina, Chile y Perú se destaca también la posibilidad de tener opciones variadas.

Por el contrario, en todos los países de la región relevados, el principal motivo de no compra de Plant-Based tiene que ver con el precio elevado (59%). En sintonía con esto, los productos de mayor aceptación son la pasta (74%), yogures (73%), galletitas (69%) y helado (69%). Para comprender mejor las barreras del consumidor, los atributos que esperan son un precio accesible (61%), que sea rico sabor (57%) y que se encuentren fácilmente en las góndolas (32%).

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído