Más artículos

Lluis Pastor: "Dentro de 10 años habrá inteligencia artificial en lugar de profesores en la universidad"

Lluis Pastor: "Dentro de 10 años habrá inteligencia artificial en lugar de profesores en la universidad"
El especialista habló sobre esta hipótesis en el primer "Congreso Internacional de Educación a Distancia" de Salta, organizado por la Universidad Católica
10.11.2019 09.44hs Innovación

Lluis Pastor (51) es profesor y director del e-Learn Center, centro de innovación educativa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

Doctor en Periodismo por la Universidad Ramón Llull, máster en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y titulado en Dirección y Administración de Empresas por IESE-Universidad de Navarra, su objetivo es hablar sobre los paradigmas del uso de la tecnología en los claustros educativos, así como la aplicación de técnicas mediáticas a los procesos formativos.

El ámbito educativo también está siendo influenciado por las nuevas tecnologías y nacientes formas de articular el proceso educativo.

No es sólo su aplicación,sino que forman parte ya de la currícula de muchas instituciones, que han sumado cursos de computación y de programación.

Entre ambas cosas surgen preguntas sobre el futuro de la educación, como ¿qué pasará con las aulas universitarias en los próximos años?, o si el tsunami digital, que parece convertir todo en aplicaciones y plataformas, también les llegará a los claustros.

Lluis Pastor cree que esta transformación no está llegando, sino que ya está aquí. Y un ejemplo es donde trabaja ahora, siendo director del "eLearn Center" de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) -la primera del mundo en ofrecer carreras completamente en línea.

Es más, está convencido que la formación online es el futuro de la educación, incluso universitaria: "la universidad fue creada en 1088, y por primera vez en las últimas dos o tres décadas, hay movimientos reales de cambios en el proceso de aprendizaje, las estructuras organizativas, la captación de estudiantes.

Ese gran cambio, que es global, se sitúa en el paradigma mediado por pantallas en el que vivimos todos. Hoy nos entretenemos con Netflix, buscamos pareja con Tinder, etcétera. La sociedad de la información está atravesada por pantallas. Y, ¿qué pasa? ¿la universidad va a estar al margen?", declara Pastor

Incluso no ve que haya una limitación en cuanto a carreras que pueden ser online. "Yo vengo de una parte de España, que es Cataluña, que recuperó algunos derechos civiles, lingüísticos, después de la muerte de Franco, y al principio, cuando se impulsó el uso del catalán se decía que hay cosas que no se pueden aprender en catalán: medicina, derecho, por ejemplo. Esto es lo mismo. Es un prejuicio de canal, no de fondo. Nos ha pasado antes, hubo un tiempo que toda la ciencia era en latín, si no era en latín no era ciencia, ¿cómo vas a aprender ciencia en ese italiano o francés incipiente del siglo XIII y XIV?, comenta.

Pero igual no desata que haya una conjunción entre universidades online y otras offline, trabajando en conjunto. Es así que Pastor explica que: "cada institución va a tener que pensar por sí misma cual será su modelo. Es lo mismo que pasó con muchas industrias, como la discográfica, visual, el periodismo, que debieron redefinir sus modelos.

En el caso de la educación pasará los mismo y en esa redefinición cada institución, en función de su estrategia y su visión, tiene que reflexionar hacia dónde va a dar los pasos, cómo va a integrar las nuevas tecnologías y metodologías a la función y misión que tienen".

Incluso cuestiona le modelo presencial de educación:"el modelo presencial es uno sólo, uno donde un profesor irradia información a una serie de personas que "son totalmente ignorantes" y cuyo papel es totalmente pasivo y sólo se le pide que apunten y hagan alguna pregunta pertinente. Eso ha durado mil años y se ha extendido en todas partes. El cambio de Internet es que el poder lo tiene el usuario, por eso están pasando las cosas que pasan en el mundo. Y cuando le das el poder al estudiante te das cuenta que hay un vínculo nuevo y cada universidad entonces deberá pensar cuál es su estrategia".

Al cuestionamiento sobre si se puede pensar en universidades sin profesores, Pastor asegura que "hay una función del profesor que va a ser difícilmente reemplazable, que es la de la planificación del aprendizaje. Qué tipo de retos le plantea a los estudiantes y qué tipo de recursos didácticos les da para que sean capaces de llevar los retos adelante. En el mediano plazo, esta función seguirá existiendo. Pero en otras funciones nos va a ayudar la inteligencia artificial".

La forma de lograr eso es que "todo lo que sea acompañar al estudiante durante las 14 semanas del semestre, por ejemplo, lo puede hacer la inteligencia artificial. Hoy lo están haciendo los profesores, pero ya estamos entrenando inteligencia artificial para que puedan acompañarlos. Te vas a poder levantar a las 3 de la madrugada y mientras el profesor sigue durmiendo igual habrá una unidad de inteligencia artificial que acompañe. Podrá indicarles a los alumnos cuáles son sus puntos fuertes, avisar que tiene un reto en Matemáticas, por ejemplo.

Y le dirá "Ponte las pilas, empieza a mirar los recursos de aprendizaje porque tienes que entregar en una semana". Esos algoritmos ya se están desarrollando. Al profesor le quedará el diseño de la planificación. Seremos "droiners", algo así como entrenadores de droides. El profesor va a entrenar inteligencia artificial para que dé el mismo servicio que da ahora, pero a miles de estudiantes en forma simultánea y a cualquier hora",explica Pastor, que agrega que este escenario se dará rápidamente en los próximos 10 o 20 años, indica Clarín.

Finalmente habla sobre el papel de las universidades públicas frente a las privadas: "Tienen un gran papel. Los políticos tienen que entender que el mundo no va a parar porque ellos estén parados. Hay que explicarles que la educación pública sigue siendo clave, porque todo esto no se lo puede dejar sólo en manos de los que tienen dinero. Adoptando posiciones de resistencia, de no querer abrir los ojos a lo que está pasando, de "bueno la universidad pública siempre va a ser lo mismo"no van a lograr que los cambios no sucedan. Pasó en todas las industrias que tuvieron que cambiar", concluye.

Te puede interesar