Quién es Giancarlo Devasini, y cuál es la relación de este extravagante personaje con el mundo cripto

Quién es Giancarlo Devasini, y cuál es la relación de este extravagante personaje con el mundo cripto
Algunos de los negocios de Devasini están salpicados por escándalos. En 1996, pagó 65.000 dólares a Microsoft para resolver reclamaciones por falsificación
Por iProUP
17.07.2021 15.36hs Innovación

Un reportaje del Financial Times revela nuevos detalles sobre Giancarlo Devasini, director financiero de tether, quien ha salido de la oscuridad para convertirse en  una de las mayores referencias dentro del mundo de la criptografía

Aunque Devasini, de 57 años, no es el CEO de theter, muchos lo consideran la figura central tanto de tether como de Bitfinex, el exchange de criptomonedas que controla  tether, la stablecoin valorada en 62.000 millones de dólares de capitalización.

"Al final, soy el tipo que toma las decisiones en Bitfinex", apuntó Devasini en 2016 en un chat, según publica el Financial Times. 

Tether es la principal fuente de liquidez en el mercado de criptomonedas. Permite a los operadores moverse entre tokens y dólares con relativa facilidad, ya un tether  equivale a un dólar. Del mismo modo, se considera que Bitfinex es un buen termómetro del mercado criptográfico, según un ejecutivo citado por el Financial Times.

Se dice que enrealidad es Giancarlo Devasini quién toma las decisiones sobre el quehacer de Tether

Devasini comenzó su carrera con un corto período como cirujano plástico, una profesión que pronto comenzó a detestar. En una entrevista de 2014, aseguró que sentía que  el trabajo era una "estafa" y recordó no haber logrado convencer a una mujer de que se hiciera una reducción de senos, lamentando que sus pechos "le quedaran  perfectamente".

A mediados de la década de 1990, pocos años después de haber abandonado la cirugía plástica, Devasini fundó varias compañías de informática. En ese periodo adoptó  apodos como "Merlín".

Sin embargo, varios de sus negocios estuvieron salpicados por escándalos. En 1996, tuvo que pagar 65.000 dólares a Microsoft para quedar en paz por unas reclamaciones  por falsificación. 

En 2007, también recibió una demanda de Toshiba por no respetar una patente. Además, en 2010, una de las empresas de Devasini fue excluida del e-commerce Tradeloop,  después de que un cliente se quejara de que no le había enviado los productos que habían acordado.

Devasini ha puesto en duda la naturaleza de estas disputas. Ha aseverado al Financial Times que el caso de Microsoft se debía a un proveedor que era poco fiable, que  la demanda de Toshiba "no llegó a ninguna parte" y que el incidente de Tradeloop fue una "disputa comercial menor".

Fuente: Business Insider España