Otro accidente fatal pone en jaque los planes de Elon Musk y sus Teslas inteligentes

Otro accidente fatal pone en jaque los planes de Elon Musk y sus Teslas inteligentes
El Tesla se estrelló contra un árbol en una curva a alta velocidad en Houston, y los bomberos necesitaron cuatro horas para apagar el incendio
Por iProUP
19.04.2021 09.05hs Innovación

Dos personas murieron este sábado por la noche en el accidente de un vehículo Tesla que circulaba sin nadie al volante en el condado de Harris (Texas, EE.UU.), informaron las autoridades.

Uno de los fallecidos estaba en el asiento del pasajero y otro en el asiento de atrás y las autoridades aseguraron este domingo que tienen "el 99,9 %" de certeza de que "nadie conducía el vehículo en el momento del impacto".

¿Cómo fue?

El Tesla se estrelló contra un árbol en una curva a alta velocidad en el condado de Harris, al norte de Houston, y los bomberos necesitaron cuatro horas para apagar el incendio.

Los investigadores están intentando determinar si se desplegaron los "airbags" y si el vehículo tenía activada la conducción asistida, un sistema de asistencia inteligente que Tesla comercializa como "piloto automático" o "Autopilot".

La NHTSA investiga más de veinte accidentes de vehículos eléctricos Tesla durante el uso del sistema de conducción asistida.
La NHTSA investiga más de veinte accidentes de vehículos eléctricos Tesla durante el uso del sistema de conducción asistida.

Tesla pide a sus conductores que estén en todo momento pendientes de la conducción para tomar control del vehículo e invitan a activar el sistema de asistencia inteligente, ya que es más seguro que conducir sin él.

El accidente se da cuando Tesla está empezando a probar con algunos de sus conductores un sistema de "conducción autónoma total", aunque también pide que el conductor tenga las manos en el volante en todo momento.

Algunos expertos han criticado a la compañía por usar términos como "piloto automático" y dar una falsa sensación de autonomía por parte del vehículo.

La Agencia de Seguridad en Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) está estudiando la posibilidad de imponer normas para garantizar la atención de los conductores al volante, al tiempo de que nuevos automatismos de la conducción se implantan en la industria del motor.

La NHTSA investiga más de veinte accidentes de vehículos eléctricos Tesla durante el uso del sistema de conducción asistida.

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, ha defendido el historial de seguridad de sus vehículos eléctricos y esta semana aseguró que la asistencia a la conducción permite tener una posibilidad "10 veces menor" de accidente.

Otro accidente

Un Tesla Model 3 quedó totalmente destruido en un terrible accidente en Corvallis, Oregon; sin embargo, afortunadamente, su conductor escapó sin heridas graves.

Al parecer, el conductor del Model 3 estaba bajo la influencia distintas sustancias cuando perdió el control del vehículo eléctrico. Este se salió de la carretera, se estrelló contra dos árboles y atravesó un poste de energía. El coche casi se partió por la mitad en el accidente.

Desde la fuerza advirtieron que las células pueden permanecer calientes hasta por 24 horas después y pueden liberar humos y sustancias tóxicas.
Desde la fuerza advirtieron que las células pueden permanecer calientes hasta por 24 horas después y pueden liberar humos y sustancias tóxicas.

La policía cree que el conductor viajaba a velocidad superior a los 160 km/h en el momento del accidente. Las fotos compartidas en línea por el Departamento de Policía de la ciudad de Corvallis muestran que partes del Tesla, y según informó la entidad las celdas de batería individuales, estaban esparcidas del otro lado de la calle.

El paquete de baterías del Modelo 3 está compuesto por varios miles de celdas de batería cilíndricas y el choque fue tan severo que las perforó y las celdas individuales fueron arrojadas desde el lugar del accidente a varios metros de distancia. Además, las celdas de la batería rompieron las ventanas de dos propiedades cercanas, y una de ellas se prendió fuego.

El Departamento de Policía de la ciudad de Corvallis dijo que hizo un esfuerzo concertado para recolectar la mayor cantidad posible de celdas de batería individuales, pero advirtió a los residentes locales que estén atentos a las que se hayan perdido. Desde la fuerza advirtieron que las células pueden permanecer calientes hasta por 24 horas después y pueden liberar humos y sustancias tóxicas.

Según los informes, el conductor, Dylan Milota, estaba bajo la influencia de marihuana en ese momento y fue citado en un hospital cercano por los cargos de: posesión de drogas, choque y fuga, conducción imprudente y peligro imprudente.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído