Más artículos

Amazon y el negocio de la salud: algunas pistas sobre cómo está construyendo un nuevo imperio

Amazon y el negocio de la salud: algunas pistas sobre cómo está construyendo un nuevo imperio
Las maneras en que Amazon está construyendo un imperio de la salud y por qué analistas piensan que visitas a los médicos serán lo próximo que implemente
Por iProUP
29.11.2020 12.04hs Innovación

Amazon anunció que en EEUU venderá medicamentos online bajo receta a los miembros de Prime. Es una de las muchas maneras en las que Amazon está luchando por ganarse un hueco dentro de la gigantesca industria de la salud.

Ahora que los servicios de salud digital son cada vez más populares, los analistas creen que Amazon está bien posicionada para usar su influencia en internet y su tamaño masivo para impulsar su negocio en torno a la salud.

Amazon no ha dicho mucho acerca de lo que está impulsando sus ambiciones más allá de querer "mejorar la salud de la gente". Sin embargo, la empresa ya ha destinado cerca de 8 billones de dólares en gastos de salud global, comparados con sólo 2,4 billones de dólares en la venta al por menor online, lo cual es "una amplia oportunidad para garantizar los esfuerzos sanitarios de Amazon", revelan los analistas de Forrester.

Aquí están las 7 mayores aventuras empresariales relacionadas con el mundo de la salud que ha iniciado Amazon.

A través de PillPack, Amazon consiguió una cadena de suministro farmacéutico nacional y mostró su seriedad a la industria

 

En junio de 2018, Amazon compró la farmacia online PillPack en un acuerdo que hizo caer las existencias de productos sanitarios y que provocó que los conocedores de la industria se centraran en los planes de salud del gigante de la tecnología. 

PillPack envía recetas a personas que toman múltiples medicamentos. A través de la compra, Amazon obtuvo un suministro de farmacia establecido y licencias en 50 estados, según un informe de CB Insights en 2018, además de un negocio de 1.200 millones de dólares en términos de ingresos anuales proyectados.

Más de dos años después, este 17 de noviembre, la compañía ha anunciado el lanzamiento de una nueva propuesta farmacéutica llamada Amazon Pharmacy, en la que los clientes pueden comprar medicamentos con descuentos Prime o a través de su seguro médico privado en Estados Unidos.

Amazon tendrá herramientas que le ayudarán a determinar cuál es más barato —los miembros Prime pueden obtener descuentos de hasta el 80% en genéricos y del 40% en medicamentos bajo receta en más de 50.000 farmacias de Estados Unidos— y ha afirmado que los médicos ahora pueden remitir las recetas directamente a Amazon.

Parte de la iniciativa (y por qué asusta a los administradores de la cadena de suministro de medicamentos) es crear ahorros para los clientes a expensas de los intermediarios que obtienen beneficios del diseño de planes, indica Forrester en el informe proporcionado a Business Insider. Eso podría tomar la forma de Amazon negociando directamente con los planes de salud sobre el coste de los medicamentos. 

Amazon Care hace visitas médicas virtuales y en persona para los empleados, y las personas con información privilegiada esperan que eventualmente se expanda más allá de la fuerza laboral de la compañía

 

Lanzado en septiembre de 2019, se espera que Amazon Care se convierta en uno de los principales negocios comerciales de atención médica. Amazon, sin embargo, ha enfatizado repetidamente que Care está todavía en sus inicios y está destinado únicamente a los empleados. 

Los trabajadores de Amazon en Seattle pueden utilizar este servicio para visitas médicas en persona y online, además de para la entrega de medicamentos. En septiembre, la compañía extendió los componentes virtuales del proyecto a los empleados de todo Washington.

Si alguna vez se pusiera a disposición de otras empresas y consumidores, Amazon Care sería una de las empresas de atención de la salud más rompedoras para el negocio, asegura Jeff Becker, analista principal de atención de la salud de Forrester. 

Al igual que muchos empleadores en EEUU, Amazon está buscando maneras de ahorrar dinero en la atención médica, ya que paga las facturas de sus trabajadores. Si el grupo Care puede demostrar ser solvente dentro de una compañía más grande, bien podría trabajar con otras que busquen hacer lo mismo, proporcionando atención o contratándola.

Amazon Web Services tiene una gran presencia ayudando a los fabricantes de fármacos, proveedores y planes de salud

El CEO de Amazon Web Services, Andy Jassy
El CEO de Amazon Web Services, Andy Jassy

AWS tiene una gran presencia en el sector de la salud y cuenta con clientes como Cerner, una de las mayores empresas de registros médicos, y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid

El negocio de la nube esencialmente almacena datos y sitios web de las empresas, realiza análisis con aprendizaje automático y otras herramientas, y hace productos como Comprehend Medical, un procesador de lenguaje natural que puede entender el texto de las recetas de los médicos y otros informes.

Por ejemplo, la compañía se asoció con un hospital de Harvard el año pasado para probar cómo la inteligencia artificial podría simplificar el cuidado de la salud. Tiene un acuerdo similar con el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, la Universidad de Pittsburgh y la Universidad Carnegie Mellon para estudiar los diagnósticos de cáncer, con un objetivo que es el desarrollo de puntuaciones de riesgo individual para pacientes con cáncer utilizando el aprendizaje por máquina. 

También hace más trabajo práctico con la industria farmacéutica, ayudando a descubrir y desarrollar nuevos medicamentos con Lyell Therapeutics, Novartis, Moderna y otros fabricantes de medicamentos clave, según Amazon.

AWS ha contratado a un puñado de personas de alto nivel en el campo de la salud, incluyendo al antiguo Jefe de Información de Salud de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Taha Kass-Hout, para superar a Google y Microsoft en la búsqueda de más contratos del sector.

Los centros comunitarios de salud de Amazon proporcionarán atención primaria a más de 115.000 trabajadores y sus familias en 5 ciudades de EEUU

 

En julio, Amazon anunció otro movimiento en el negocio de la prestación de servicios de salud: las clínicas para los empleados se establecieron cerca de sus almacenes logísticos en 5 ciudades de los EEUU. Son atendidas por Crossover Health, una compañía que contrata directamente a los empleadores para proporcionar atención.

Las clínicas son una estrategia a largo plazo concebida hace más de un año para reducir los costes y mantener a los trabajadores más sanos. La esperanza de la compañía es que, si hace más conveniente el cuidado preventivo, la gente no tendrá que hacer visitas —previo pago— a urgencias, precisa un comunicado de prensa de Amazon

La primera clínica se instalará en el norte de Texas y la compañía espera establecer 20 centros de salud en Phoenix, Detroit, Louisville, Kentucky y San Bernardino, California, como parte de un programa piloto que servirá a más de 115.000 trabajadores y sus familias, según la compañía. Si tiene éxito, Amazon cree que podría expandir el servicio a más ciudades y estados.

Halo sirve para monitorizar el ejercicio, el estado de ánimo y el sueño

 

En agosto, Amazon anunció su primer artículo para usar con fines sanitarios, Halo. Con una membresía mensual, la banda tecnológica puede monitorizar el porcentaje de grasa, el sueño, la intensidad del ejercicio, e incluso el tono de voz. También ofrece ejercicios y rutinas de salud mental a través de terceros como Headspace y Mayo Clinic

La compañía espera que los clientes puedan usar el dispositivo para llevar un mejor control de su salud más allá de los pasos y el ritmo cardíaco. Tiene incentivos para estar activo y algo así como un sistema de alerta para cuando se sienta mal en una reunión de trabajo, por ejemplo. 

Pero las ambiciones de la compañía con respecto Halo no se limitan a los clientes individuales. Ya está integrada en Cerner, la empresa de registros médicos, para que la gente pueda compartir su información de salud con sus médicos directamente, todo vía digital. 

Tal vez la unidad de salud más secreta de Amazon que conocemos, Grand Challenge, también conocida como Amazon X y 1492, esté trabajando en la investigación del cáncer, los registros médicos, la entrega de productos y, más recientemente, en la cura del resfriado común, según la CNBC.

Dirigido por el fundador de Google Glass, Babak Parviz, el grupo se centra principalmente en la atención sanitaria y se destaca de la competencia interna de Amazon "Think Big" (piensa a lo grande). 

Varios hospitales y empresas están usando Alexa para cuidar a los pacientes de nuevas formas

 

Amazon define Alexa como un "servicio de voz basado en la nube", es decir, un servicio de voz que funciona con Internet, disponible en cientos de millones de dispositivos de Amazon y de terceros vendedores. 

En abril de 2019, el equipo de Alexa anunció que podría albergar programas denominados "skills" hechos por sistemas de salud y otros grupos médicos que transmiten información sanitaria privada. Eso marcó en gran medida la incursión de los dispositivos en el cuidado de la salud, desde la creación de entregas de recetas hasta citas en el mismo día en centros de atención de urgencias locales.

Ahora proveedores como la Clínica Mayo, planes de salud como Anthem, gerentes de beneficios farmacéuticos como Express Scripts, y gigantes de la salud digital como Livongo están usando Alexa en algún nivel para proveer cuidados en casa, según Amazon, indicó Business Insider.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído