Más artículos
Toda la verdad sobre el recargo de 30%: por qué algunas agencias lo cobran, otras no y cuál es la palabra clave que define al dólar turista

Toda la verdad sobre el recargo de 30%: por qué algunas agencias lo cobran, otras no y cuál es la palabra clave que define al dólar turista

Toda la verdad sobre el recargo de 30%: por qué algunas agencias lo cobran, otras no y cuál es la palabra clave que define al dólar turista
En medio de la incertidumbre que desde hace días se apoderó de empresas y particulares, así está operando el sector turístico hoy por hoy
Por Juan Diego Wasilevsky
27.12.2019 06.07hs Innovación

¿Se paga o no se paga el recargo del 30%? ¿Por qué lo cobran los hoteles pero no las líneas aéreas? Si compro hoy un ticket sin el impuesto, ¿me pueden reclamar ese tributo el día de mañana?

Estas son algunas de las tantas dudas que tienen los particulares que, por estas horas, están decidiendo la compra de un pasaje o un paquete con destino al exterior.

El tributo, que nació con la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, tiene como objetivo reducir la cantidad de dólares que se van en concepto de viajes al exterior y los gastos con tarjeta en moneda extranjera.

Sin embargo, ante la falta de la reglamentación de la normativa por parte de la AFIP, la incertidumbre generó una parálisis en el sector que contrasta con el boom de ventas que se vivió antes de la sanción de la normativa, que también gravó con un 30% la compra de dólares.

A continuación, las claves para entender los alcances del impuesto y qué están haciendo líneas aéreas y agencias de turismo.

-¿En qué casos ya se aplica el recargo del 30%?

El impuesto PAIS ya está vigente para la contratación de todos los servicios turísticos en moneda extranjera, que no sean viajes aéreos al exterior, marítimos o por vía terrestre.

En este grupo se incluye la reserva de hoteles fuera del país, el alquiler de autos o la contratación de excursiones o tickets para alguna atracción turística, como puede ser la visita a la torre One World, en Nueva York; el ascenso a la torre Eiffel, en París, o pases para Disney.

No importa que cualquiera de estos conceptos se puedan pagar desde la Argentina y en pesos: se trata de servicios cotizados en dólares y para los cuales las agencias, tanto minoristas como  mayoristas, luego deberán girar los dólares para pagarle al proveedor de esos servicios, sea la empresa que alquila los autos o el hotel en lugar de destino.

Lo que están haciendo algunas agencias de viajes de primera línea, a la hora de contratar un hotel, por ejemplo, es no brindar un desglose detallado de la incidencia del impuesto del 30% durante la operación de compra, prefiriendo detallarlo luego de haberse abonado con tarjeta.

"Lo hacemos para evitar que ese concepto impacte negativamente en la percepción de los usuarios y desistan de realizar la compra", reconocen desde una de las empresas líderes.

-¿Las aerolíneas están cobrando el 30%?

Por el momento, ninguna aerolínea, sea nacional o extranjera, está cobrándole a los compradores el recargo del 30%.

Voceros de varias compañías aéreas que fueron consultados por iProUP confirmaron que no se está aplicando dicho impuesto por varias razones.

La primera de ellas es que no está la reglamentación que determine la forma en que se debe aplicar dicho gravamen.

"Sin la reglamentación, que nos da todas las pautas de cómo se cobra y cómo luego se transfieren esos fondos al Estado, no hay manera de que podamos instrumentarlo", explican desde una de las empresas.

El problema es que ninguno de los voceros consultados está al tanto de cuándo se implementará dicha reglamentación.

Hay otra limitante: falta "parametrizar" el impuesto, que es el paso posterior a la reglamentación. Es decir, una suerte de armonización del sistema para que todas las aerolíneas estén en sintonía con la modificación tributaria.

"La industria aeronáutica está completamente regulada a nivel mundial y la Argentina no es la excepción. Cada país tiene una aerolínea que sirve como referencia. Así que cada vez que se modifica una tasa o un impuesto, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) sube esos cambios al sistema para que todas las compañías operen de la misma manera. Entonces, no hay manera de cobrar ese 30% si primero no se reglamente y luego no se parametriza", explican desde uno de los principales players del sector.

Sobre este punto, desde Despegar confirman que "todavía no se está cobrando el impuesto PAIS dispuesto por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, dado que las aerolíneas están a la espera de su reglamentación donde quedará claro su alcance".

"Así se lo estamos comunicando a los clientes al momento en que hacen la compra", agregaron.

-¿Se cobrará el 30% de manera retroactiva?

Una de las grandes dudas que tienen hoy por hoy aquellos que utilicen sus tarjetas de crédito para adquirir un pasaje al exterior sin el recargo es qué sucederá si durante los próximos días el Gobierno finalmente reglamenta la normativa y exige el cobro a las compañías aéreas.

¿Pueden las empresas cobrarle esa diferencia al cliente de manera retroactiva?

Desde Despegar, que actuaría como intermediario entre el comprador y la aerolínea, publican una leyenda cuando se quiere adquirir un ticket para volar fuera del país: "Por razones técnicas, en vuelos internacionales, el precio no incluye el impuesto del 30% dispuesto por el art 35 inc. e) de ley PAIS nro 27.541. En las próximas horas nos pondremos en contacto contigo para efectivizar el cobro correspondiente".

Es decir, dejan abierta la puerta para avanzar, a posteriori, con el cobro del 30%.

Desde una de las agencias de viajes que ocupa el top 3 a nivel nacional tampoco pueden asegurar que el día de mañana los que compraron hoy sin el recargo no reciban sorpresas en su resumen: "Hoy vendemos sin el 30% porque no estamos facultados para cobrarlo. Pero si después el Gobierno decide hacerlo retroactivo, entonces nosotros tendremos que impactarlo en la tarjeta del cliente".

Ahora bien, en la industria subsisten las dudas: si un particular adquiere un ticket a Miami o a Barcelona y lo paga en pesos y en efectivo, ¿cómo hará el Gobierno para reclamarle el día de mañana esa deuda?

Más allá de las dudas, nadie en la industria hoy puede dar garantías de que no sea retroactivo, así que recomiendan tener en cuenta esta posibilidad al momento de hacer una compra.

-¿Habrá líneas aéreas que "zafen" del impuesto?

Aquí radica una de las grandes polémicas que encierra la ley que tuvo luz verde en el Congreso.

Es que el texto que fue aprobado impone el recargo del 30% a la "adquisición de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país, en la medida en que para la cancelación de la operación deba accederse al mercado único y libre de cambios al efecto de la adquisición de divisas correspondientes en los términos que fije la reglamentación".

¿Qué significa esto? Que las empresas de transporte que cobren en pesos y luego no conviertan ese dinero en dólares para girarlos al exterior, no estarán alcanzadas por dicho recargo.

En cambio, aquellas que sí tengan que mandar dólares a sus casas matrices, deberán enfrentar ese sobrecosto.

Fuentes oficiales confirmaron a iProUp que dentro del primer grupo está incluida Aerolíneas Argentinas, por ser una empresa nacional.

Pero también entrarían en esa categoría otras firmas que tienen razón social y facturan en el país, como Flybondi, Jetsmart, Andes y Latam Argentina, si bien desde esta última compañía no lo confirmaron.

"Estas empresas no tendrán que cobrar el 30%", aseguró una fuente cercana a una de esas firmas y que pidió estricto off the record.

Más allá de la línea de bandera, hay empresas que son filiales de casas matrices ubicadas en el exterior. Sin embargo, al contar con estructuras operativas en territorio argentino y tener gastos en moneda local, no estarían urgidas por cambiar a dólares esos pesos que reciben por ventas de pasajes al exterior.

La pregunta obligada es, ¿qué sucede con el resto de las compañías, como American Airlines, Delta, Lufthansa o Alitalia, por nombrar algunas?

En esos casos, no se justificaría dejar esos pesos en el mercado local y no convertirlos a dólares. De modo que por cada pasaje vendido luego deben ir al mercado de cambios, contrariando justamente lo que dispone la normativa como condición para "zafar" del impuesto del 30%.

Aquí se abre un capítulo con potenciales repercusiones legales, dado que desde algunas compañías ya advirtieron que esto significaría un trato discriminatorio y que podría derivar en futuras retaliaciones.

Es que, el día de mañana, las líneas aéreas que eviten el recargo estarán en una situación más competitiva frente a las compañías que deban comercializar sus vuelos con ese sobrecosto.

-¿Qué sucede con los paquetes?

En el caso de que hoy se opte por comprar un paquete para viajar al exterior, que incluya el aéreo y el hotel, lo que están haciendo las agencias es cobrar el impuesto por el hospedaje y advertirle al cliente que el recargo no está incluido en el pasaje de avión y que el mismo tendrá que ser abonado próximamente.

Así, si se adquiere un paquete para dos personas con destino a Miami para volar en enero, alojándose en un hotel cuatro estrellas, se deberá pagar $370.000 de base, sumando $123.500 de tributos generales, tasas y cargos y otros $53.000 correspondientes al impuesto PAIS pero únicamente por el hotel. El total asciende a $549.000, a lo que habría que sumar el recargo del vuelo, si finalmente se termina aplicando.

 

-¿Cuántos dólares se van por esta vía?

Al analizar las vías por las cuales se van los dólares en concepto de turismo, se observa que:

-El 17% del total son dólares que adquieren en el país las empresas de transportes de pasajeros, para luego girarlos a sus casas matrices. En su mayoría, son compañías aéreas, pero también se incluyen desde cruceros hasta micros de larga distancia.

-Un 12% de los dólares los compran los operadores turísticos, es decir, las agencias de viajes que comercializan paquetes al exterior. Bajo esta categoría se incluyen servicios como hospedajes, excursiones, entradas a parques y hasta el alquiler de autos.

Es decir que, entre ambos conceptos se va el 29% del total. Considerando que este año por la cuenta de turismo saldrán del país u$s7.000 millones, esto implica un total de u$s2.000 millones.

 Claro que a esta cifra habrá que sumarle los gastos con tarjeta que los argentinos realizaron en el exterior para pagar servicios, de manera presencial, en el exterior.

Sin embargo, para 2020 los operadores ya están trabajando con una proyección de ventas entre un 30% y un 40% más baja que las de este año.

Temas relacionados
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído