Más artículos

Llega la primera casa de cambio 4.0: ofrece dólares más baratos que los bancos y un seguro antidevaluación

Llega la primera casa de cambio 4.0: ofrece dólares más baratos que los bancos y un seguro antidevaluación
TiendaDólar es una startup que ofrece una mejor cotización y prepara nuevos servicios para avanzar en el terreno bancario. Cómo es el servicio
Por Alejandro D'Agostino
05.07.2019 06.15hs Finanzas 4.0

Ante una inflación que no muestra intenciones de bajar, gran parte de los empleados argentinos que por estos días cobran su aguinaldo apuestan al dólar para asegurar que sus ahorros no se desvaloricen.

Es que el billete verde se está convirtiendo en una opción más que atractiva: hace dos semanas que está cerrando a la baja y se ubica actualmente por debajo de los $43. Teniendo en cuenta el pico de $47 de abril, muchos creen que la moneda estadounidense podría volver a dispararse.

Las fintech, que corren a las entidades tradicionales ofreciendo los mismos servicios pero con menor costo y mayor agilidad, ya llegaron a la compraventa de divisas.

Si bien los bancos brindan mejores cotizaciones o un horario de operación extendido al operar por homebanking, una startup argentina irrumpió con precios más bajos, proceso 100% y un menor spread (diferencia entre precios mayoristas y minoristas) que en la plaza llega hasta los $2,50.

 

En este escenario, una nueva fintech quiere comerse el negocio de la compraventa de dólares, al lanzar la primera casa de cambio virtual homologada por el Banco Central y promete el mejor precio del mercado y rebajas promocionales.

Además, trabaja en un "seguro antidevaluación" para quienes deseen congelar la cotización del billete verde hasta cierta fecha. Es decir, masificar una operatoria que en circuito financiero se conoce como "dólar futuro".

Se trata de un suculento mercado: según las últimas cifras del BCRA, las compras de individuos totalizaron u$s1.425 millones en un mes, por montos promedios de 1.467 per cápita.

En qué consiste

Ante la inestabilidad cambiaria y el apetito de los argentinos por la divisa norteamericana, un grupo de emprendedores del ITBA lanzó TiendaDólar, una casa de cambio virtual que ya cuenta con cerca de 11.000 transacciones mensuales.

"El sistema es bien simple. Unimos oferta y demanda como cualquier marketplace", señala a iProUP Martín Nagelberg, CTO de la compañía, quien asegura que tienen el mejor precio del mercado. De hecho, ofrece una diferencia a favor del usuario de hasta 1 peso –tanto en la variante compradora como vendedora– con respecto a los bancos.

Para utilizar el sistema, el usuario debe contar con una caja de ahorro en pesos y otra en dólares de la que sea titular o cotitular. De esta forma, se crea una cuenta gratuita en la web y envía sus pesos para cambiar por dólares, pero debe cumplir con otros requisitos de la Unidad de Información Financiera (UIF) según los montos a operar:

- Hasta $200.000 anuales: nombre, apellido, jurisdicción, CUIT y nacionalidad

- Entre $200.000 y $800.000: debe agregar una foto del DNI

- Desde $800.000: hay que añadir documentación que acredite la licitud de los fondos (plazo fijo, recibo de sueldo, etcétera)

"El usuario envía desde su home banking los fondos, que aparecerán en su balance de TiendaDólar. Ese saldo lo puede convertir a dólares y retirarlo en el momento o más adelante, mediante una transferencia a su CBU", explica el emprendedor, quien agrega que la acreditación "es inmediata".

 
 

Según revela el directivo a iProUP, el 80% de las operaciones son compras "hormiga"; es decir, "personas de a pie que compran entre 500 y 1.000 dólares", que es justamente el principal cliente de los bancos.

De acuerdo con un sondeo realizado por iProUP entre varias entidades, la operación promedio ronda los 500 dólares en las zonas de menor poder adquisitivo. En cambio, en los barrios de mayores ingresos, la compra media va desde 1.000 a 1.500 dólares. Y el 90% de las operaciones se resuelve desde el celular y la PC.

El otro 20% de los usuarios de TiendaDólar está compuesto por Pymes o importadores, quienes adquieren de 30.000 a 50.000 dólares por operación.

Por el lado de quienes venden divisas en la plataforma, la mayoría de los fondos provienen de empresas vinculadas con el campo o firmas de software que venden sus servicios al exterior y aseguran la liquidez del sistema.

Avance contra los bancos

Nagelberg no tiene dudas sobre sus principales rivales. "Nuestra competencia son los bancos, tanto los tradicionales como los digitales, y también las sociedades de Bolsa", remarca en diálogo con iProUP.

Sobre estos últimos, que tienen mejores cotizaciones que la banca, sostiene que TiendaDólar se diferencia porque "ellos tienen requerimientos legales más altos para dar de alta usuarios. Piden más formularios, una app, esperar que validen el DNI y otras cuestiones, mientras que nuestro onboarding es inmediato".

Tal como informó iProUP, la banca tradicional ofrece mejores cotizaciones por home banking o la posibilidad de operar más allá del horario bancario.

Por un lado, el Credicoop, el Supervielle, Francés y Piano, y los públicos Nación, Ciudad, que comercializan billetes verdes hasta 30 centavos más baratos que en sucursales.

Por el otro, entidades como el HSBC o el Santander ofrecen un horario ampliado, que puede extenderse hasta las 18 o 20 horas.

Desde TiendaDólar remarcan que la plataforma siempre tiene un mejor precio que el de la banca y que funciona hasta los feriados. Pero también brindan un diferencial que enarbolan otros grandes jugadores del sector fintech.

"Cualquier problema que ocurra, estamos para resolverlo. Atendemos al momento, no ponemos música en el teléfono como un banco", asegura Nagelberg, quien además adelanta que preparan nuevos servicios para aumentar su base de usuarios.

Una de ellas es la compraventa de euros, una funcionalidad ausente en los home banking tradicionales. La otra es la posibilidad de sacar un "seguro antidevaluación", una especie de dólar futuro, pero destinado al usuario final sin conocimientos financieros.

"Puede sacar un seguro por si el dólar sube, por ejemplo, a 45 pesos en determinada fecha. Si los cambia a pesos con anterioridad y la divisa supera esos 45 pesos en esa fecha, le pagamos la diferencia", explica el emprendedor, quien agrega que la plataforma ofrecerá una tabla de primas asociadas a cada valor.

La monetización de TiendaDólar sólo se basa en el spread, que además es más bajo que el que ofrecen los bancos: actualmente está en $0,70; contra los 2 pesos promedio del mercado. Lograr tal eficiencia se basa en que poseen una estructura chica y que los fundadores tienen perfiles técnicos, ya que el software es el principal activo de la empresa.

A futuro, la compañía espera sumar más usuarios y lanzó una campaña con motivo la mitad del salario anual complementario que están cobrando los empleados en relación de dependencia: hasta el 5 de julio de 2019, ingresando el código "aguinaldo" se podrá acceder a una mejor cotización.

También están negociando con algunas empresas para que extiendan este beneficio a sus empleados y seguir aumentando su base de clientes. Y hasta esperan lanzar una campaña de referidos, por la cual un usuario puede recomendar el sitio a un amigo o familiar y ambos acceden a una cotización preferencial.

El equipo detrás del proyecto también creó la CryptoCup, una especie de Prode virtual que se basa en divisas virtuales: su funcionamiento se basa en un contrato digital y el premio al ganador se ofrece en la moneda Ethereum.

Pero descartan la posibilidad de convertirse en un Exchange (casa de cambio virtual) de estos activos. "Por ahora, no está en vista. El problema es la volatilidad del bitcoin o del ethereum, con la que es muy difícil ofrecer el servicio", aclara  Nagelberg.

Lo que tampoco tienen planeado es convertirse en un banco digital por "la burocracia" que está detrás. De esta forma, buscan seguir con su flexibilidad y eficiencia, aprovechando la fiebre argentina por el dólar y irrumpir con nuevos servicios dentro de una industria fintech local con cada vez mayor nivel de innovación.

Te puede interesar
Recomendadas