¿Y ahora qué hago?: te contamos qué pasa si tu billetera virtual cierra, funde o desaparecen sus dueños

¿Y ahora qué hago?: te contamos qué pasa si tu billetera virtual cierra, funde o desaparecen sus dueños
En Turquía, dos exchanges cerraron y los usuarios perdieron sus fondos. La opinión de los expertos sobre la posibilidad de que ocurra en el país
Por Alejandro D'Agostino
16.06.2021 06.07hs Finanzas 4.0

Dos casas de cambio de criptomonedas turcas reflotaron los peores temores de los argentinos, quienes todavía tienen fresco el recuerdo de lo que pasó hace casi 20 años, cuando los bancos retuvieron los depósitos en dólares ante una crisis que estalló a finales de 2001.

El gobierno de Turquía anunció la prohibición de las operaciones con divisas virtuales ante la alta demanda de estos activos por la fuerte devaluación de la lira.

En este contexto, dos de los principales exchanges de esa nación cerraron sus operaciones antes de la entrada en vigencia (30 de abril) y causaron una catástrofe en el mundo cripto del país eurásico:

No se trata del primer ni del último cierre de una empresa. Los bitcoiners recuerdan el escándalo de MtGox, que fue el Exchange más importante del mundo en los primeros años de las criptomonedas: fue fundado en 2010 y hackeado años más tarde.

 

La empresa había perdido unos u$s850.000 en bitcoins de sus usuarios, cifra de u$s450 millones de la época pero que asciende a u$s4.700 millones actuales. Sólo pudo "recuperar" 200.000 monedas de ese total y pidió la bancarrota en 2014. El conflicto aún está inconcluso.

Los cierres de Thodex y Vebitcoin tuvieron alta repercusión y cierta réplica en Argentina. Algunos exchanges reportaron retiros de fondos considerables, aunque por corto tiempo. También hubo consultas sobre la posibilidad de que estas "fugas" o bancarrotas puedan ocurrir en el país.

¿Puede ocurrir en Argentina?

Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, responde sin tapujos a la duda del momento: "Puede en el mundo cripto y en cualquier otro rubro". "Hemos visto estafas a mucha gente que compró planes de ahorro, departamentos, casas en la costa, viajes de egresados. Va contra mi propio interés, pero delincuentes hay en todos lados", completa.

Sin embargo, Maximiliano Hinz, Latam Operations Director de Binance, tranquiliza y afirma que, si bien es posible, "las probabilidades de que se repliquen en Argentina son bastante bajas".

"Los exchanges argentinos están liderados por personas públicas. Obviamente, si llega a pasar en uno cuyo dueño nadie conoce, es recomendable no operar. Aconsejo usar plataformas establecidas en todo el mundo, que sean grandes y ofrezcan seguridad", completa.

En este mismo sentido, Emiliano Limia, Press Officer de BuenBit, afirma a iProUP que antes de operar en un exchange "debe informarse sobre su trayectoria, el tiempo que lleva en el mercado, quiénes están detrás, si tiene partnerships, sus redes sociales, las experiencias de los usuarios".

"Si no podemos encontrar información sobre la plataforma, es como mínimo una señal de alerta. Buenbit tiene una trayectoria marcada por la comunicación directa y transparente con la comunidad de usuarios, somos muy activos en redes sociales y estamos constantemente creando contenido educativo e información", completa.

Los expertos recomiendan usar los exchange para compraventa y las billeteras sin custodia para almacenar criptomonedas
Los expertos recomiendan usar los exchange para compraventa y las billeteras sin custodia para almacenar criptomonedas

Bari coincide en que "la clave está en la reputación y el tiempo en el mercado. En mayo cumplimos siete años, somos una empresa registrada con una reputación intachable. En lo personal, aparezco en eventos y hasta en vivos de iProUP. Eso te da la tranquilidad de que la persona detrás no tiene interés en esconderse".

Ahora, ¿por qué un exchange puede quedarse con los fondos de un usuario? Un experto de alta participación en el ecosistema y consultado por iProUP, que prefirió el off-the-record porque "puedo espantar clientes", afirma que estas empresas, "por la propia evolución del negocio, se convirtieron en algo muy similar a un banco".

"Un exchange arma una billetera en la blockchain de Bitcoin o Ethereum o la moneda que quieras, con clave pública (similar al CBU) y privada o frase semilla de 12 palabras (equivalente al PIN) para identificar tus fondos. Pero las mantiene en su poder para asegurarte que nadie va a tocar esas monedas", explica el experto.

Y agrega: "Está bien que esto suceda, porque los usuarios novatos no pueden recordar el uso de claves, pueden perderla y eso resulta engorroso al principio".

Qué hacer en caso de cierre

Limia asegura que "el cierre de un exchange puede tener distintos desenlaces, según el caso específico: lo más prolijo sería que anuncie su cierre con la antelación suficiente para que los usuarios puedan retirar sus fondos, sin suspender operaciones repentinamente"

"Dado que la mayoría de modelos de negocios de los exchanges está basado en comisiones por operaciones de intercambio o el spread entre la compra y la venta, los fondos de los usuarios debieran estar siempre disponibles para su retiro inmediato", completa.

Según Hinz, hay un punto fundamental a tener en cuenta: el tipo de exchange. En este caso:

  • Si es centralizado: en los que permiten cambiar dinero físico y criptomonedas hay una empresa detrás, por lo que hay que esperar que permita retirar los fondos
  • Si es descentralizado (como PancakeSwap, Curve o 1inch): como no son empresas sino contratos inteligentes los que unen a compradores y vendedores de cripto, los usuarios sólo deben mover los fondos a otra billetera

Bari añade que en el caso de Thodex, un exchange centralizado, "se fue a Albania y se llevó una billetera en el bolsillo con todas las cripto. Sólo se puede esperar que alguien lo detenga y recuperar los fondos".

Seguridad, la clave

Los exchanges argentinos suelen estar registrados como fintech, por lo que están inscriptos en un régimen de información en el Banco Central y reportan a la Unidad de Información Financiera en el caso de las operaciones sospechosas.

Pero el mayor problema no es de fuga, pues son empresas constituidas bajo las normas nacionales, sino de seguridad informática: hackers que intenten ingresar en sus sistemas y roben los fondos. Para ello, las compañías locales tienen diferentes formas de protegerse.

"La mayor parte de las tenencias se almacenan en cold wallets: dispositivos diseñados para guardar llaves privadas de una manera segura, ya que no tienen conexión a Internet. Al estar los fondos offline, las posibilidades de un ataque informático son prácticamente nulas", afirma Limia.

Y completa: "Sin embargo, una porción de esas tenencias se encuentra online en "hot wallets", en una cantidad que se ajusta según la demanda de usuarios para que siempre haya disponibilidad para el retiro inmediato".

Además, remarca que "BuenBit utiliza wallets multisig, que requieren más de una clave privada para aprobar una transacción, lo que proporciona una capa extra de seguridad".

 

Por su parte, Hinz agrega que "Binance ofrece una atención personalizada al cliente y una plataforma robusta y confiable que opera a nivel global y comunicación constante con los usuarios".

Bari agrega que SatoshiTango "es auditada por una empresa de seguridad que revisa el sitio para evitar que haya vulnerabilidades".

En tanto, Gabriel Vago, CEO de ArgenBTC, afirma: "Al no haber aún una ley que regule al sector, no existen aseguradoras, coberturas del Banco Central, mecanismos de control ni salvaguarda de depósitos, tal como ocurre con las entidades financieras".

De hecho, se espera que la reglamentación de la Ley de Criptoactivos incluya una suerte de "encaje" para que los exchanges –que deberán inscribirse en un registro específico– guarden una proporción de los fondos de sus usuarios en billeteras "frías".

Del lado del usuario, Hinz recomienda "copiar y pegar las direcciones públicas o escanear el QR a la hora de enviar fondos o solicitar una transferencia, y nunca operar con gente que promete cosas como duplicar la cantidad de criptomonedas, porque suelen ser estafas".

En este sentido, Bari remarca que en la comunidad se repite la frase: "Not your keys, not your coins", en alusión a que si el usuario no posee las claves, no es dueño de sus monedas.

"Bitcoin permite que uno se lo lleve, no es como el efectivo del banco. Por lo tanto, uno mismo puede custodiar sus criptomonedas. No hay que usar a los Exchange como billeteras, no es necesario. No porque haya un problema en particular, sino porque si los vas a guardar varios años, mejor que lo hagas en tu casa", remata.

Vago completa que el usuario y password del exchange sean únicos y no se utilicen en otros sitios. Activar el doble factor de autenticación, que además de las credenciales exige un código que se envía por mail o SMS.

Pero, al igual que Bari, recomienda guardar los fondos en una billetera propia, como Electrum, Coinomi o Trust. "Debe ser cuidadoso y conservar las 12 palabras en varios papeles, alojados en distintos lugares. Nunca en el celular o la nube", advierte.

Un especialista que prefiere no ser mencionado advierte que los exchanges no deben ser utilizados para guardar dinero, que esa es la función de las billeteras "sin custodia" que se mencionaron en el párrafo anterior. Y recomienda que las casas de cambio virtuales hay que usarlas para:

  • Comprar cripto con dinero físico
  • Aprovechar las opciones de inversiones
  • Mantener algo de criptomonedas para aprovechar rápidamente una cotización

De esta forma, lo más recomendable es que los usuarios se hagan cargo de sus propios fondos. Exige aprender a usar billeteras y conocer el mundo cripto. Algo que parece tedioso, pero es el único camino para ser 100% dueño del dinero digital.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído