Más artículos

Bancos digitales y fintech: por qué son la excepción a la regla y lo nuevo que plantean para la economía que viene

Bancos digitales y fintech: por qué son la excepción a la regla y lo nuevo que plantean para la economía que viene
El año empezó movido, con roces entre el BCRA y las fintech. Sin embargo, termina de una gran manera y se pronostica un 2021 alentador
Por Juan Silvestrini
18.11.2020 06.15hs Finanzas 4.0

El 2020 no será recordado como un año más. Atravesado de lleno por una pandemia global, la crisis del coronavirus dejará grandes enseñanzas para todos los sectores.

Pero hay una industria que "sacó chapa" de figura estelar: se trata del segmento fintech que, en el peor momento, se posicionó como punto de apoyo fundamental para sostener la economía y acompañar el paso al mundo digital.

Con más de 230 empresas afiliadas, el "efecto bisagra" que empujó por la coyuntura y aprovecharon estas compañías no deja de sorprender.

Según el último informe Uso de Dinero Electrónico (UDE Link), en los primeros seis meses de cuarentena se consolidó la capacidad de respuesta para satisfacer las necesidades de pago con el mínimo contacto presencial:

  • Récord de casi 40 millones de usuarios
  • Más de 530 millones de transacciones mensuales
  • Operaciones por $625.000 millones (nuevo pico)
  • Facturación 20 puntos por encima de la inflación

"Sin minimizar los costos altísimos que ocasionó la pandemia, se comprobaron de manera irrefutable las ventajas y herramientas que las fintech tienen para aportar a una economía que apunte a la digitalización e inclusión", comenta a iProUP Ignacio Plaza, presidente de la Cámara Argentina de Fintech.

Agrega que la crisis del coronavirus aceleró la validación de los argentinos sobre los productos fintech que "facilitaron el día a día".

"Nuestro sector tuvo respuestas, propuestas y soluciones, y esto nos posiciona para continuar creciendo, llevando productos simples, ágiles y accesibles a buena parte de la población. Sobre todo, a los más desatendidos por el sistema financiero tradicional", remarca Plaza.

Desde la Cámara revelan las cifras sorprendentes que maneja el sector:

  • Más de 8 millones de cuentas
  • Unas 4 millones de tarjetas
  • Cerca de 1,3 millones de comercios con QR
  • Unos 2 millones de negocios con dispositivos de cobro por celular
  • Más de 3 millones de cuentas abiertas en fondos de inversión

Año movido, cierre clave

La relación del sector con el Gobierno no comenzó de la mejor manera: denuncias a plataformas de préstamos, regulaciones apresuradas y algunos movimientos poco alentadores (como la pausa a la Ley de Economía del Conocimiento y las trabas a las SAS) prometían un 2020 complicado.

Sin embargo, la aparición del virus pateó el tablero y obligó a repartir nuevamente las cartas. En este sentido, hubo segmentos de negocios que se destacaron por sobre el resto:

"Las empresas ya estaban preparadas para operar online. Si a esto le sumamos la posibilidad de hacerlo sin contacto, el crecimiento fue mucho mayor al proyectado, con una marcada aceleración y afianzamiento en soluciones", señala a iProUP Juan Pablo Bruzzo, CEO de MONI.

En esta misma línea, Ignacio Carballo, director del Ecosistema de Programas Fintech en UCA, sostiene a iProUP que las compañías tuvieron un "papel admirable": desde Mercado Pago sosteniendo a las Pymes con líneas de créditos hasta las firmas más pequeñas de préstamos al consumo, que mantuvieron la financiación y otorgaron facilidades a sus clientes.

"En 2020 vimos florecer muchos de los proyectos que se fueron cultivando en los últimos años. Se consolidó el uso de QR como dinamizador del mercado y generador de nuevos negocios", agrega el economista Ariel Setton.

En este sentido, destaca:

  • La aparición de nuevos bancos digitales (como Banco del Sol, de Sancor Seguros)
  • La llegada de nuevas billeteras y más funcionalidades (como el caso de Naranja X y Ualá)
  • La incursión de jugadores de gran relevancia (Global Processing y Worldpay)
  • El surgimiento de nuevos subadquirentes (como Getnet de Santander)

Además, la banca tomó un nuevo rol protagónico con su digitalización, nuevas herramientas y con la aparición de nuevas "fintech de bancos", como la billetera MODO que impulsan una treintena de entidades, Cuenta DNI de Banco Provincia y Ank de Itaú, entre otros.

"Si a esto le sumamos que el BCRA lanzó Transferencias 3.0, que permitirá finalmente la interoperabilidad de códigos QR, podemos decir que el ecosistema tomó un dinamismo que en 2021 se verá en todo su esplendor", agrega.

El programa de transferencias 3.0 del BCRA
El programa de transferencias 3.0 del BCRA

Esta última novedad es la "frutilla del postre" en un año turbulento y plagado de roces entre las distintas partes, pero que parece encaminarse a una relación con mucho más diálogo e intercambio entre los entes reguladores, la banca y las fintech.

"Es claro que el Banco Central ha jugado un papel fundamental en la transformación en el uso de los pagos, mejorar las soluciones y habilitar a otros actores. La interoperabilidad aporta muchísimo, al igual que la reducción de costos", comenta a iProUP Piedad Ortiz, economista de la consultora Economía Profesional.

Además, la experta remarca: "Por supuesto que la relación se va a profundizar y existirá un nuevo nivel de colaboración, en el que todo se hará procurando el mejoramiento continuo del sistema y promoviendo la inclusión financiera".

Pero con un panorama lleno de puntos altos y que termina de la mejor manera, ¿qué se espera para el 2021?

Regulación, pendientes y futuro

"Tenemos varios temas para avanzar, sobre todo en el ámbito impositivo y regulatorio", asegura el presidente de la Cámara Fintech. Y este es un tema clave en las discusiones que se avecinan.

Con distintos grupos de trabajo integrados por profesionales de diferentes áreas y con el puntapié inicial de Transferencias 3.0, se comenzó a trabajar en esta deuda. "El engranaje tributario es un pendiente que le puede generar un techo al sector y los pagos digitales", asevera Carballo.

Y suma que, si bien las cosas se vienen haciendo de forma correcta, los actores deben profundizar las mesas específicas para resolver la pata fiscal, sumando la obligación de ser proactivos.

Es que, en este sentido, los pagos digitales funcionan como "tuberías" que conectan a los distintos jugadores del ecosistema, por lo que tener las reglas claras y los límites sobre la mesa es un paso estratégico para impulsar todo el sector.

Códigos QR, vital para las billeteras electrónicas
Códigos QR, vital para las billeteras electrónicas

Ortiz coincide con este punto y comenta que las fintech "han tenido que adaptarse" al diálogo con el Banco Central, ya que en un país en situación delicada debe primar la estabilidad. "Es evidente que la profundización del sistema trajo consigo un entorno más colaborativo, dando como resultado una mayor inclusión de usuarios", agrega.

En la misma sintonía, Setton afirma que el BCRA tomó un rol de mayor liderazgo en 2020. "Mientras que en el pasado funcionaba como un focalizador de encuentros entre empresas privadas, pero sin emitir importantes regulaciones, luego tomó una posición más activa en cuanto a fijar reglas de juego", completa.

En su visión, el foco debería ser el desarrollo del canal adquirente, en cualquier medio de pago y por cualquier canal de contacto, como celular, cámara de fotos, biometría, tarjeta tradicional, aplicaciones, etcétera.

De este modo, todos los comercios podrán contar con un dispositivo de cobro que mejor se adapte a sus necesidades y que esta solución le ofrezca mayores ventajas que el manejo de efectivo.

Al mismo tiempo, en 2020 varios jugadores del sector se expandieron al exterior: Ualá llegó a México; Moni, a Colombia; y Wenance, con presencia en España, planea cerrar el año con la apertura de negocios en varios países escandinavos y la República Checa.

"Hay muchos jugadores que no tenían presencia más allá de Argentina y están acelerando las expansiones a otros países. Con la coyuntura actual es una forma adecuada de diversificar, bajar riesgos e ir a otros mercados atractivos. Vemos que es algo que está pasando en el ecosistema", agrega el CEO de Moni.

Con un 2020 marcado por una crisis sanitaria sin precedentes, el sector fintech local saca ficha de "gran ganador" del año 2020. Y tiene un prometedor 2021 por delante.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído