Más artículos

Furor por los cheques electrónicos: mirá cómo operar y por qué son clave para lo que viene

Furor por los cheques electrónicos: mirá cómo operar y por qué son clave para lo que viene
La emisión de echeqs registró un crecimiento explosivo entre los bancos, mientras las sociedades de garantía se proyectan como una solución indispensable
Por Marysol Antón
03.11.2020 06.07hs Finanzas 4.0

La pandemia obligó a las empresas, especialmente las Pymes, a buscar nuevas formas de financiarse en un contexto de devaluación y falta de crédito acentuados por el impacto del parate económico.

En este sentido, el cheque electrónico (echeq) se catapultó como la opción preferida de las pequeñas y medianas firmas, representando el 55% del total negociado en los cheques de pago diferido (CPD) con un volumen de $37.400 millones.

Incluso, en el sector bancario afirman a iProUP que entre marzo y septiembre la utilización de estos instrumentos avanzó por encima del 4.000%.

 

"Su uso crece por las ventajas en cuanto a costos y flexibilidad. Esto último refiere a su régimen, que permite un número no limitado de endosos, con lo cual la circulación se facilita una enormidad", afirma a Guillermo Fretes, socio del estudio de abogados Fretes-Casaburi-Grinenco.

Además, el experto señala que las sociedades de garantía recíprocas (SGR) "suponen una herramienta muy importante para las empresas pequeñas que no tienen una trayectoria en el mercado (track record) para demostrar y así suman un aval que compensa".

"Sin esa garantía líquida que provee el fondo de riesgo de las SGR, conseguir fondos en el mercado sería un desafío casi insuperable. Esa situación estructural no cambió con la cuarentena, por ello este mecanismo sigue siendo clave para la inserción de las Pymes", agrega Fretes.

Digitalizar los cheques

Marcelo Kremer, secretario del consejo de administración de la Federación de Argentina de Cooperativas de Crédito, confirma a iProUP que desde el inicio de la pandemia y a causa del aislamiento, el uso del echeq creció de manera inuscitada.

"Los pagos fueron reemplazados por los cheques electrónicos. Una vez que las grandes empresas los implementaron, toda la cadena de valor tuvo que empezar a usarlos. Esto hizo que la operatoria le fuese ganando terreno al cheque físico", dice.

A su vez, este ejecutivo, observa una gran ventaja de esta herramienta: "permite conocer la trazabilidad de todos los endosos, lo que brinda una seguridad que antes no teníamos con los cheques papel".

"El desempeño del echeq es excelente, las Pymes se adaptaron muy bien a su uso y de manera muy rápida. Ya son el el principal instrumento elegido para financiarse en el Mercado de Capitales", revela a iProUP Fernando Luciani, CEO del Mercado Argentino de Valores (MAV).

En este mismo sentido avanzaron los principales inversores institucionales, que representan la demanda de estos instrumentos Pymes e incorporaron rápidamente al cheque electrónico en sus carteras.  

"La negociación de echeqs durante septiembre arribó a los $7.768 millones con 8.254 instrumentos operados. Esto equivale a un incremento del 21% en relación con agosto. En tanto, representó 55% del total de cheques negociados", agrega Luciani.

Desde su primera negociación (marzo 2020), los echeqs acumulan $40.000 millones en financiamiento para las Pymes, con un total de 45.000 operaciones.

"En septiembre emitimos más de 85.000 echeqs, por un monto de más de 36.600 millones de pesos. La cantidad de estos documentos se multiplicó 29 veces  respecto a marzo, cuando comenzaron las medidas sanitarias de prevención frente al Covid-19", describen desde Santander.

Y añaden: "El volumen operado total creció más de 36 veces, en el mismo período, con un monto promedio por cheque cinco veces mayor".

Los cheques electrónicos tienen un plazo de hasta 30 días desde la fecha de pago para ser depositados. "Además, ofrecemos el servicio de custodia, mediante el cual en la fecha de pago el banco los deposita automáticamente en la cuenta del cliente", completa.

"Al igual que un cheque físico, los echeqs pueden ser rechazados y se puede accionar judicialmente a través de la vía ejecutiva. Recientemente le hemos sumado nuevas funcionalidades de aceptación, custodia y deposito masivos: se pueden realizar estas acciones seleccionando hasta 50 echeqs en una sola operación y se implementó la emisión de hasta 50 echeqs", cuenta a iProUP Damián Hunzinger, de la Gerencia de Desarrollo de Productos para Empresas de Santander.

En cuanto al descuento de estos instrumentos, en agosto se realizaron en Santander 10.242 echeqs por $4.253 millones, a una tasa promedio de 13,5%. En el volumen total, echeq ya representa el 40% de los descuentos de cheques.

El 55% de los cheques negociados son electrónicos
El 55% de los cheques de pago diferido son electrónicos

Por su parte, Milagro Medrano, gerente de Bancas Comerciales y Relaciones Institucionales del Macro, confirma que el crecimiento del instrumento en lo que va del año supera el 5.300%

Y remarca: "La emisión simple de e-cheq está siendo adoptada con mayor penetración por Pymes y, con nuestro desarrollo, apuntamos a que las empresas grandes se sumen aprovechando todas las funcionalidades habituales del servicio de pago a proveedores".

"A la hora de utilizarlo para financiarse, los clientes encuentran en el echeq la posibilidad de descontarlos a tasas muy convenientes en los bancos y a través de un proceso mucho más ágil y digitalizado", comenta a iProUP Gabriela Tolchinsky, gerenta de Banca Empresas de Banco Comafi.

Y agrega: "Además de tasas especiales, agregamos un diferencial que es la posibilidad de avalar tanto echeqs de terceros como propios y negociarlos en el segmento de avalados del Mercado Argentino de Valores".

Según la ejecutiva, las tasas están en 30% promedio en plazos que pueden llegar a 365 días, mientras que en bancos había ofertas desde 12% hasta 24%, pero a no más de 120 días.

"En nuestro caso emitimos más de $11.000 millones en avales, y proyectamos cerrar el año alcanzando los $15.000 millones. A su vez, avalamos en el mercado $9.700 millones en operaciones, de los cuales casi 3.500 fueron por echeq. En pandemia, llegó a representar el 54% de las operaciones", revela a iProUP Ignacio Valente, Gerente General de Acindar Pymes SGR.

Otra gran ventaja del cheque digital es cómo facilita la operatoria a sus usuarios. Por ejemplo, el Banco Bica desarrolló un servicio tecnológico de autogestión que permite descontarlos en línea a través de una web, en la que se encuentran calificadas más de 300 compañías libradoras.

"Estos libradores que seleccionamos son empresas reconocidas, tanto locales, regionales como nacionales, de los más variados rubros: agropecuarias, de la construcción, tecnológicas, energéticas, alimenticias, comerciales, servicios", afirma a iProUP Horacio Pessuto, Gerente Banca Empresa de la entidad.

El servicio se encuentra disponible para cualquier tenedor de echeq, sin necesidad de contar con una cuenta, ya que los fondos de la operación se pueden acreditar en cualquier CBU del sistema financiero. Además, las tasas son más convenientes con respecto a la operatoria por mostrador, por tratarse de libradores que fueron previamente calificados.

El papel de las SGR

Las sociedades de garantía recíproca son la puerta de entrada al financiamiento para muchas Pymes, por eso su demanda se triplicó en estos meses. En agosto, casi 20.000 MiPymes participaron de una SGR y se alcanzó más de $83 millones en garantías vigentes, según la Secretaría de Emprendedores y Pyme.

Los primeros tres meses de la pandemia, la tasa en la Bolsa era del 20 al 25% de la bancaria. Luego los bancos comenzaron a dar tasas más competitivas para las Pymes y las SGR ayudaron a formalizar muchas pequeñas empresas.

"La ampliación del fondo de garantía en 60%, alcanzando los $4.315 millones, fue sin duda un paso clave para poder mantener las calificaciones", asegura a iProUP Pablo Pereyra, Gerente General de Acindar Pymes.

Por su parte, Rafael Galante, de Crecer SGR, afirma que para estas sociedades de garantía recíproca "los echeqs son fundamentales, porque permiten que la transaccionalidad se monetice más rápido y llega antes al proveedor. Además, cuando está avalado por SGR circula a más velocidad en el mundo Pyme, haciendo que acorten los plazos respecto a los cheques físicos".

Desde Itaú aseguran que este año es récord la participación de las SGR: aumentaron más del doble la cartera.

"Por tener avales digitales, en Itaú nunca dejamos de monetizar operaciones con SGR durante la pandemia. Nuestro objetivo es promover esta herramienta, fundamentalmente entre los emprendedores y las Pymes, porque es fundamental para apoyar la inclusión financiera", asegura a iProUP Alejandro Tschudy, gerente de Banca Corporativa de Itaú Argentina.

36 veces creció el volumen de echeqs durante la cuarentena
36 veces creció el volumen de echeqs durante la cuarentena

Lo cierto que tanto desde los bancos como desde las SGR vaticinan que estas herramientas seguirán creciendo y que cuando termine la pandemia su uso no se frenará. Por eso, son ya varias las entidades que están invirtiendo en capacitaciones para sus clientes y socios.

"Se esperaría que con un escenario de normalización de tasas, la experiencia y el recorrido histórico indican que serán cada vez más las empresas, tanto Pymes como entidades financieras, que en el futuro apuesten a la utilización de este tipo de herramientas de financiamiento productivo", sostienen desde Banco Galicia.

Por esto, se podría afirmar que el rol de las SGR y fondos está llamado a ser central en cuanto a sostén del crecimiento de las Pymes de todo el país, por ser organizaciones fundamentalmente pensadas y diagramadas para otorgar soluciones a dicho mercado mejorando la accesibilidad en cuanto a la asistencia al crédito. Y reducen las tasas de informalidad, además de brindar dinamismo a la economía.

Temas relacionados
Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído