Más artículos

Llega la revolución open banking: qué es y cómo ayudará a que seas el dueño de tus propios datos (y no los bancos)

Llega la revolución open banking: qué es y cómo ayudará a que seas el dueño de tus propios datos (y no los bancos)
Se trata de una tendencia que crece fuertemente en el mundo y está arrancando en la Argentina, liderada por las principales entidades. Conocé los detalles
Por Alejandro D'Agostino
24.08.2020 06.07hs Finanzas 4.0

La idea fue uno de los grandes objetivos del "plan de modernización" que el gobierno de Mauricio Macri encaró al Banco Central, especialmente durante la gestión de Federico Sturzenegger al frente de la entidad. 

Quien siguió de cerca esta tendencia fue Lucas Llach, vicepresidente de la autoridad monetaria, quien –inspirado en el modelo británico– fue uno de los impulsores del "Open Banking" criollo.

Básicamente, la tendencia se apoya en que las entidades compartan la información de los usuarios con otras plataformas (siempre que ellos lo permitan), ya sean bancos o fintech, y así se puedan ofrecer más y nuevos servicios basados en aplicaciones.

 

"La iniciativa está en etapa de investigación y desarrollo. Se están teniendo en cuenta experiencias internacionales y su adecuación a la legislación y normativa de nuestro país", afirman a iProUP desde el BCRA.

No obstante, los bancos ya pusieron primera.

Qué es el Open Banking

La tendencia se basa en algo que ya hacen las tecnológicas, como Google, Facebook, Twitter y otras bigtech, para que terceros creen nuevos usos para sus productos. Por cierto, este avance fue imitado por otras empresas y organismos.

Esto se canaliza a través de una API (Interfaz de Programación de Aplicaciones), que es un conjunto de protocolos que posibilitan conectar dos plataformas. En otras palabras, una API permite que la información de una empresa fluya hacia otra por un canal seguro. Por citar un ejemplo cotidiano:

  • La Ciudad de Buenos Aires recolecta estadísticas en tiempo real sobre el tránsito, como cortes e interrupciones, estado de la línea de subte, etcétera
  • Esos datos se distribuyen a través de una API a terceros para que los incluyan en sus propias plataformas (previo aval oficial)
  • Google Maps, Moovit o cualquier otra app los integran para ofrecer a sus usuarios mejores opciones de traslado

"El open banking es un fenómeno global, en el cual los principales Estados están avanzando y que, más temprano que tarde, llegará a la Argentina", anticipa a iProUP Ignacio Carballo, director de Programas Fintech de la UCA.

El economista resalta el caso del Banco Industrial (BIND), pionero en el uso de banca abierta con su plataforma API Bank. Hace dos años conectó a la empresa de turismo Plataforma 10 para automatizar sus pagos a terceros (empresas de transporte) cada vez que un cliente compraba un pasaje.

Esa fue la primera experiencia local de banca abierta. Aunque el mayor logro fue enlazar sus sistemas para ofrecer a Mercado Pago sus fondos de inversión.

"Las principales funciones que permite ApiBank son, emisión de transferencias, Debines, Echeqs, consultar movimientos de cuenta y validar la titularidad de CBU y CVU", afirma a iProUP Candelaria Villagra, Team Leader de Banca Digital de Grupo BIND.

Bancos y redes, por las API

Pese a que el Banco Central sólo tiene en estudio esta nueva modalidad, las principales entidades ya comenzaron a desplegar sus propios departamentos de open banking, confirman fuentes del sector a iProUP.

Por ejemplo, los cuatro bancos que están detrás de la billetera Dimo (Galicia, Santander, Macro y HSBC) y otra veintena que se subieron a la plataforma están avanzando en esta tendencia. De hecho, las API que desarrollen será la forma en la que se comparta la información dentro de aplicación, que saldrá al mercado en las próximas semanas.

Emiliano Porciani, gerente de Segmentos Retail de Banco Galicia, afirma a iProUP que la entidad ve "a la estrategia de open banking como un habilitador clave para el negocio".

"Desde una mirada interna, es más eficiente y dinamiza la entrega de valor al cliente mediante una arquitectura más flexible. Hacia afuera, expande las líneas de negocio y mejora sustancialmente la experiencia del usuario integrando servicios de terceros a nuestras propias plataformas", explica.

Carballo coincide en que el modelo es "muy fructífero" para los bancos, ya que "el esquema de datos puede monetizarse si se integra dentro de su modelo de negocios".  

"También les va a permitir captar más y nuevos clientes, a través de otros players que utilicen por detrás los servicios de la banca. Y a las fintech le posibilita brindar soluciones a medida tomando todos los datos de la banca", remarca.

En este sentido, Porciani destaca: "A través de las API se facilita la participación en ciertos ecosistemas en los cuales los servicios ofrecidos forman parte de una cadena de valor más grande". Y la relación con las fintech es un "ida y vuelta".

"Estos pueden ser el mostrar saldos de nuestras cuentas, calificación crediticia de clientes o bien la oferta de productos o procesos de pagos, créditos o inversiones en los que el usuario presta conformidad previa".

Así, la entidad logra "convertir al banco en una plataforma que integra servicios de terceros. A modo de ejemplo, nuestro gestor de finanzas personales, en realidad, incorpora a nuestra app servicios provistos por una fintech ", afirma el directivo de Galicia.

El Open Banking permite a través de API que el usuario comparta información bancaria con otras apps
El Open Banking permite a través de API que el usuario comparta información bancaria con otras apps

Porciani destaca también casos que ya están utilizando en el banco, como "intervenir en el proceso de pago a proveedores en una petrolera, ofrecer préstamos en un portal de venta de autos de un tercero, realizar inversiones, mostrar saldos y tarjetas en apps de terceros y emitir plásticos adicionales en una agencia de turismo".

A nivel interno, el ejecutivo de Galicia indica: "Se redujo el tiempo de lanzamiento de servicios de meses a semanas; se mejoró la experiencia del cliente y se generaron nuevos negocios; se reforzó la seguridad; se redujeron costos de desarrollo y mantenimiento en 40%".

De hecho, esperan el año próximo exponer API Públicas en su Office Banking para que empresas cliente puedan comenzar a integrarlas en sus plataformas.

En el caso del BIND, Villagra agrega que sus "ApiBank permiten el acceso al universo de Clave Virtual Uniforme, usualmente utilizado por las billeteras digitales, para lograr interoperabilidad entre sus cuentas y las de los bancos". Así, posibilitan  "recibir o enviar transferencias a entidades bancarias o de otras fintech".

Y agrega que hoy tienen "un amplio parque de clientes integrados a ApiBank, desde empresas industriales, aseguradoras, procesadoras de pagos, hasta Agentes de Bolsa (ALyC), billeteras y empresas de lending".

Sin embargo, los bancos no son los únicos que están apostando a la "banca invisible", como también se llama a esta modalidad, ya que operan detrás de escena productos de terceros. Las redes de cajeros automáticos también: Link ya lo ofrece, en tanto que Prisma (dueña de Banelco) avanza para hacerlo en breve.

Desde Link asegruan a iProUP que ya tienen listas las siguientes API para ofrecer a sus clientes:

  • Orden de extracción sin tarjeta
  • Transaccionales: transferencias, Débito Inmediato (Debin) y Crédito Inmediato (Credin)
  • Consulta: titularidad de cuenta, ubicación de cajeros y pagos efectuados

"Todas estas funcionan con la API de autenticación que da seguridad a la integración", dicen desde la firma, y adelantan que está terminando desarrollos para "administración de CVU y componente de notificaciones, específicamente para billeteras virtuales. También la API de transferencias bancarias, pagos de VEP (obligaciones de AFIP) e impuestos y servicios".

Link confía a iProUP que "los principales clientes son fintech y que la API de orden de extracción de cajeros sin tarjeta es la más requerida", pero también poseen otros tipos de clientes:

  • Retailers y Telecomunicaciones: usan la API de consulta de titularidad
  • Bancos: utilizan las Credin y Debin para plazos fijos, acorde la normativa del BCRA que no obliga a tener cuenta en una entidad para solicitar este producto"

Por otra parte, Villagra, de Grupo BIND, señala que el uso de API genera ventajas a los clientes de entidades y redes que las implementan:

  • Reducción de tiempos en tareas operativas. "Permite que los sistemas puedan tomar esas tareas sistemáticas y que los colaboradores tengan la posibilidad y el tiempo de realizar acciones que generen valor agregado a las compañías"
  • Eficiencia. "Ofrece un servicio automático y mucho más eficiente a nuestros clientes"
  • Menos fallas. "La integración entre dos sistemas los reduce errores por la menor intervención humana en los procesos rutinarios"
  • Costos transaccionales más bajos. "Los clientes empiezan a considerar las cobranzas vía transferencias inmediatas como un nuevo medio de pago masivo, ya que gracias a las API pueden conocer en tiempo real de quién han recibido las cobranzas, evitando tener un colaborador controlando home bankings para imputarlas"

Esperando al Open Banking

Carballo afirma que el Open Banking generará una revolución, ya que "los usuarios serán los propietarios de sus datos bancarios, como ocurre en Europa, con el modelo PSD2, mientras que en Argentina las dueñas son las entidades".

"Si aparece cualquier app en la que yo acepto sus términos y condiciones para darle mis datos, una fintech puede presentarlos de una manera más amena", afirma el economista.

Usando ese concepto de "agregación" de datos financieros, pero sin acuerdos de API, en las últimas semanas apareció en la Argentina la plataforma Plunzo, que posibilita consolidar en una misma pantalla todos los movimientos de cuentas y tarjetas de diferentes bancos.

"En nuestro anterior proyecto, Tienda Dólar, teníamos tres cuentas de banco. A veces, dos personas del equipo se tenían que loguear al mismo tiempo en el home banking y rebotaban. Y necesitabas ver datos anteriores", confía Federico Golberger, cofundador de Plunzo, a iProUP.

Esa fue la génesis del servicio: desarrollaron un sistema para visualizar en una sola plataforma lo que pasaba en todos los bancos. "Así, podríamos ver información histórica a cada instante y configurar alertas, como ver qué cliente era VIP por la cantidad de plata que cambiaba, y lo llamábamos para darle mejor cotización", completa.

El ejecutivo asegura que el Banco Central obliga a abrir las API, pero como recién arrancaron con ese proceso, Plunzo va por un camino alternativo y armó su propia operatoria: pide a los usuarios se logueen en su home banking desde la plataforma y desde allí acceden a los datos.

"En este momento, tenemos seis bancos, entre públicos y privados, a los que se suma Mercado Pago. Ya estamos con dos entidades más y la primera AlyC (sociedad de bolsa) que nos pueden dar las API", remarca Goldberger, quien enumera las funciones de la plataforma:

  • Ver todos los movimientos de cuentas y tarjetas, como vencimiento y saldo
  • Catalogar todos los consumos por rubro para saber cuánto se gastó en supermercados, entretenimiento, restorans, etcétera
  • Configurar Pluns, es decir, alertas en la app cuando ocurre algún movimiento en las cuentas

En cuanto a los datos, el directivo señala que se guardan en la nube de Amazon, "pero con el módulo de seguridad HSM que permite encriptar las credenciales (usuario y contraseña del home banking), cumpliendo con todas las medidas de cualquier banco".

Plunzo muestra cómo sería una app que aproveche el Open Banking, aunque los datos no los suministran los bancos mediante una API
Plunzo muestra cómo sería una app que aproveche el Open Banking, aunque los datos no los suministran los bancos mediante una API

Sin embargo, el servicio hizo ruido en la industria, ya que es es una especie de Open Banking, pero sin obtener datos abiertos de los bancos, algo para lo cual todavía habrá que esperar en la Argentina.

Según Carballo, "ningún país pasó a la apertura de datos de la noche a la mañana". Y basándose en casos de la región, como Brasil y México, el economista destaca dos fases:

  • En una primera instancia, datos de cajeros automáticos y sucursales
  • En una segunda, sobre cuentas y productos de los clientes

Además, destaca que "en Argentina debe ser un proceso escalonado, muy bien monitoreado y en el que el Banco Central vaya analizando de qué manera se utilizan los datos".

Con todo, Carballo afirma que el Open Banking es imparable, que ofrece nuevos modelos de negocios a la banca y a las fintech. Pero concluye: "Lo más disruptivo es que el cliente sea el dueño de sus datos y que pueda hacer con ellos lo que deseen".

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído