Más artículos

Con el cash en cuarentena, el QR gana la calle: uno por uno, los beneficios que preparan las billeteras virtuales

Con el cash en cuarentena, el QR gana la calle: uno por uno, los beneficios que preparan las billeteras virtuales
Estas aplicaciones pueden ser una forma de paliar la propagación de la pandemia al reducir la circulación de dinero en efectivo. Qué ofrecen
Por Eugenio Rise
26.03.2020 06.07hs Finanzas 4.0

El intercambio de dinero en efectivo es un vector de propagación del coronavirus. La advertencia alertó al Gobierno, que la semana pasada pidió a la Cámara Fintech propuestas para usar estas soluciones que minimicen los pagos con billetes. 

En especial, los códigos QR, una versión renovada de los códigos de barras, que permite abonar al escanear una imagen, sin ningún tipo de contacto entre el cliente y el comercio, ideal en épocas de pandemia.

De acuerdo con Juniper Research, se espera que esta modalidad aumente al menos 300% en los próximos cinco años. En China, el total de pagos móviles superó los u$s5,5 billones el año pasado con un dato que impresiona: la mayor parte de esa cifra llegó vía pagos QR realizados con las aplicaciones WeChat y Alipay (de Alibaba).

 

En Argentina, el proceso de abonar con QR es sencillo y está integrado con las billeteras electrónicas más conocidas del mercado local, como Mercado Pago, Todo Pago, Naranja X, Plus Pagos, ValePEI y Yacaré, por citar algunas.

Solo hay que escanear el código con una app y luego, directamente, hay que elegir la forma de pago: tarjetas de crédito y débito o saldo en cuenta. Para los comercios, la ventaja más evidente es que les evita tener que disponer de un terminal de cobro POS convencional para recibir el dinero de sus ventas.

Tras años de crecimiento, las empresas del sector esperan que en este 2020 crezcan exponecialmente los pagos electrónicos móviles, con el código QR y las billeteras virtuales a la cabeza. Más aún si -como plantean algunas firmas del sector- los comercios barriales comenzarán a recibir pedidos por WhatsApp y enviar códigos por este mensajero para recibir los cobros.

Desde Mercado Pago señalan como cifra fundamental para este objetivo los 60 millones de smarpthones que existen en el país (a razón de 1,5 por habitante), que los convierte en una herramienta común para la mayoría de la población, sin importar edad, lugar de residencia o segmento económico y social.

"Las aplicaciones móviles que funcionan como billeteras virtuales tienen un potencial enorme para crecer y fomentar la inclusión financiera. Además, ayudan a formalizar la economía y a democratizar los medios de pago electrónicos", asegura a iProUP Alejandro Losada, gerente comercial de Mercado Pago.

Y agrega: "Así como el celular reemplazó otros dispositivos de la vida diaria, como la agenda o el despertador, más personas lo vienen eligiendo para sus transacciones. Por este motivo, somos muy optimistas en que a mediano plazo pasará a ser la opción más popular para pagos y cobros".

"El share de pagos con QR sobre el total de transacciones aún es bajo y hay mucho camino por recorrer para que se convierta en el medio más usado", señala a iProUP Hernán Corral, Chief Product Officer de Naranja X, la billetera con QR incluido que se lanzó en la segunda mitad de 2019.

El ejecutivo de la spin-off digital de Naranja, mayor emisor de tarjetas del país con nueve millones de plásticos y cinco millones de usuarios, asegura: "A medida que la tecnología de las alternativas contactless avance, será la opción más usada ya que no requiere tener crédito en el celular ni señal".

Los jugadores que pisan fuerte

Los números del jugador más grande del sistema, Mercado Pago, no dejan de sorprender: solo en diciembre de 2019 registró 1,1 millones de usuarios de QR y más de 700.000 comercios lo usaron para cobrar. Se estima que la cantidad total de argetinos que tiene instalada la app llega a los 2 millones.

De ese total, el 50% son pequeños negocios, como feriantes, vendedores ambulantes, Pymes y profesionales independientes. Hasta se incorporaron los taxis de la Ciudad de Buenos Aires: más de 4.000 ya proponen esta modalidad.

Se observó una gran expansión en Capital Federal, Conurbano, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y otras provincias "gracias a acuerdos con socios estratégicos, como supermercados, heladerías, YPF, Shell, McDonald's, Mostaza y Burger King", expresa Losada.

Una propuesta llamativa de esta firma es que comenzó a implementar un tema fundamental de cara a los usuarios: que no consuman datos móviles al usar la billetera de Mercado Pago. "Ya lo tenemos implementado con una de las empresas de telefonía móvil y estamos en negociación para hacerlo en breve con las otras telefónicas del país", asegura.

El otro jugador de peso es Todo Pago, perteneciente a Prisma, un gigante del sector que tiene bajo su paraguas a la red de cajeros Banelco, el servicio para homebanking PagoMisCuentas y los terminales de cobro Lapos.

La compañía ya cuenta con 1,5 millones de usuarios y 600.000 comercios adheridos. A estos últimos les ofrece ciertas ventajas no disponibles en Mercado Pago, como el aceptar cuotas sin interés con casi todas las tarjetas y 0% de comisión por cada transacción.

Pero el "cuco" que asoma para todos estos jugadores fintech es el conglomerado de los cuatro bancos privados más importantes del país que se juntaron para crear una plataforma digital para pagos y transferencias.

BBVA Francés, Santander, Galicia y Macro ofrecerán un código QR universal que incluirá todas las promociones de bancos participantes. Así, estas entidades podrán apuntarle a sus 10 millones de clientes con este desarrollo.

Otro de los jugadores que desde hace tiempo está jugando fuerte es Plus Pagos, la solución del Grupo Petersen, que además es dueño de los bancos provinciales Santa Fe, Santa Cruz, San Juan y Entre Ríos.

Alberto Murad, gerente general de ASJ Servicios, controlante de esta prestadora, cuenta que la firma está cerca de incorporar otros dos bancos regionales para ampliar su red, que ya tiene más de 1.200 puntos de cobro y gestiona cinco millones de cobros mensuales.

"La adopción es positiva, viene creciendo si bien no a los ritmos del año pasado ya que depende de los beneficios que puedas ofrecer", asegura Murad a iProUP.

Vale PEI, de Red Link, ya posee 300.000 descargas de su billetera móvil, a la que hace poco le agregaron un login con reconocimiento biométrico. Al igual que Todo Pago, no descuenta comisiones (el resto de las aplicaciones imputa un 0,6%) a los vendedores que quieran retirar su dinero.

En tanto que Moni, que nació como una empresa de préstamos digital y superó el millón de créditos en octubre, sigue potenciando su billetera digital. Lanzó su tarjeta Mastercard prepaga en noviembre y también ofrece pago de servicios. Y planea añadir en breve su sistema de pagos QR.

Por último, Posnet, propiedad de la procesadora de pagos First Data, también está embarcándose en pagos QR. El servicio fue diseñado "para simplificar la experiencia de compra", remarca a iProUP la compañía, que agrega que ya está disponible en las billeteras compatibles con la red Link y luego llegará al resto.

De esta manera, el comercio podrá exhibir un código QR interoperable, que enrutará a la app de pagos que utilice el usuario. "Esto permitirá que los clientes paguen con la billetera de su elección en lugar de descargar una aplicación adicional", afirman desde Posnet.

Hacia la interoperabilidad

Así como Posnet avanzó en el QR interoperable –es decir, que el código de una billetera funcione en otra–, se espera que próximamente abarque a todas las apps de pago que funcionan en la actualidad, tal como definió el Banco Central y el resto de la industria en las mesas de innovación.

La propuesta de Mercado Pago no es compatible con sus competidores, aunque desde el unicornio afirman que se debe a cuestiones técnicas a resolver con la Cámara Compensadora (COELSA).

La solución de Posnet tiene una arquitectura abierta, por lo que puede ser utilizada por cualquier billetera digital. Según fuentes especializadas, el lanzamiento de terminales está creciendo. Plus Pagos también está trabajando en una iniciativa similar.

"Ese es el gran desafío, hacer que las billeteras se comuniquen entre sí", asegura a iProUP Jorge Larravide, especialista del sector y con amplio recorrido dentro del mundo fintech. "Para lograr la interoperabilidad hay dos caminos: o acuerdan entre todas las empresas o el Banco Central o bien la AFIP pone las pautas bien detalladas de lo que sería un QR interoperable", asegura.

"Que ese QR venga de la mano del Estado es mejor", remarca Larravide, quien subraya que lo que le falta al sistema para que termine de explotar es capilaridad. Es decir, que comercios y profesionales tengan cada vez más un QR asociado a una cuenta bancaria.

En esta misma línea opina Corral, de Naranja X: "Han habido algunos incentivos de los reguladores para acelerar la adopción de este nuevo medio, como impulsar la interoperabilidad de los códigos QR, que aún está pendiente su implementación real".

Este medio de pago ya es parte de la vida cotidiana de buena parte de la población  argentina. Ahora falta un empujón más, con ayuda oficial, para terminar de afianzarlo en un contexto en el que el BCRA está revisando las pautas bajo las que operan las fintech locales.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído