Más artículos

Crisis igual oportunidad: si alguna vez compraste en Internet, entenderás por qué a estas empresas les va bárbaro

Crisis igual oportunidad: si alguna vez compraste en Internet, entenderás por qué a estas empresas les va bárbaro
Como parte de un contexto que muestra al ecommerce capaz de esquivar la crisis, comenzaron a surgir nuevas alternativas tendientes a aprovechar
Por Juan Silvestrini
04.10.2019 06.07hs Economía Digital

La crisis no da respiro a los argentinos. Producto de la caída del poder de compra y de la incertidumbre en el plano político y económico, las ventas en los comercios vienen en picada. Han decrecido hasta 13% interanual y ya acumulan 13 meses en terreno negativo.

El consumo bajó 6% en agosto con respecto al mes previo y pasó a ser el peor registro de los últimos 22 años para ese mes, según el Indicador Mensual de Consumo elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala. 

Sin embargo, hay un canal de venta que viene esquivando este panorama recesivo: el comercio electrónico. Según la cámara del sector, mostró datos más que interesantes para el primer semestre: 

- La facturación ascendió a $153.000 millones, cifra que representa un alza del 60% respecto a igual período de 2018

- Se vendieron 56 millones de productos (+7%) y procesaron 42 millones de órdenes de compra (+21%)

- La mitad de esas compras se concretó vía celulares y siete de cada 10 búsquedas se efectuaron a través del móvil

 

"El comercio electrónico viene consolidándose a pasos acelerados. Los propios consumidores son los que van marcando el camino a seguir. El gran desafío de las empresas pasa por interpretar correctamente estos cambios y continuar innovando en la forma en que se ofrecen sus productos y servicios", expresa Alberto Calvo, Presidente de la CACE.

Como parte de un contexto que muestra al ecommerce capaz de esquivar la crisis, comenzaron a surgir nuevas alternativas que pueden aprovechar y expandir esta tendencia tan favorable.

En este sentido, irrumpen plataformas orientadas a solucionar uno de los inconvenientes más recurrentes al  la hora de comprar por Internet: el retiro de los pedidos. Y lo hacen (paradójicamente) apoyándose en los comercios físicos. De hecho, les posibilita avanzar hacia un mejor aprovechamiento de sus superficies e, incluso, monetizarlas.

Puntos de retiro cercanos

El concepto de "logistica eficiente" es crucial. Más aún, si se tiene en cuenta el enorme potencial del mercado de compraventa por Internet. Velocidad, practicidad y transparencia para llegar al consumidor final se van convirtiendo en variables cada día más fundamentales a la hora de proyectar el crecimiento de una organización.

Uno de los jugadores que pisa fuerte en Argentina es Pickit. Se trata de una empresa de servicios de logística para la llamada "última milla" que, gracias a su red de puntos de retiro en todo el país, permite que los usuarios puedan elegir dónde y cuándo buscar sus paquetes.

"Pickit nació para brindar una solución innovadora a la problemática que generan la entregas. Como el consumidor se encuentra en constante movimiento durante el día, se dificulta la entrega y que complete una experiencia placentera y ágil, similares a la compra online", señala a iProUP Martín Machado, Gerente Comercial de Pickit.

Actualmente, la firma cuenta con más de 1.200 "Puntos Pickit" en cafeterías, pinturerías, comercios y gimnasios en todo el país, incluyendo a las grandes cadenas como Staples, Walmart, Chango Más, Havanna y The Coffee Store, entre otras. 

La firma apunta a alcanzar los 2.000 puntos para fin de 2019 y ya encaró su expansión regional, con operaciones en México, Colombia y Uruguay. Su crecimiento viene siendo exponencial: superó el millón de envíos, su volumen de operaciones aumentó 300% interanual y registra 300.000 transacciones cada mes.

Gran parte de esa performance reside en su alianza con grandes tiendas online, como es el caso de Mercado Libre. Los usuarios que realizan compras por Internet pueden optar por esta solución para retirar sus productos en algún punto de conveniencia.

De esta forma, solucionan los problemas de muchas personas que no pueden recibir la compra en su domicilio o no disponen de tiempo para la entrega en sucursales de los correos convencionales. 

"Es una solución win-win. Pickit tiene un 99% de efectividad en el primer intento de retiro, generando un círculo virtuoso para el vendedor", subraya Machado.

Como punto a destacar, cuenta también con un servicio de devoluciones que utiliza la misma red de puntos, pero con el proceso inverso desde el usuario-comprador hacia la tienda online. Y, en caso de requerirlo, también ofrece envíos a domicilio.

Lockers inteligentes, en expansión

La alternativa de Pickit se ve complementada por diversas soluciones logísticas que buscan adaptarse a cada usuario. Entre ellas se destaca la creciente proliferación de los lockers "inteligentes" en los principales centros urbanos.

En este segmento hay dos jugadores que se destacan:

- Pudo, la firma suiza que tiene su propia subsidiaria en Argentina y que ya opera en diversas ciudades

- Packasap, una red de casilleros de origen local que se está expandiendo por todo el país

Ambas propuestas tienen formato 7x24: los vendedores (usuarios particulares y también las grandes firmas) acceden a los e-lockers, dejan allí los artículos y los compradores pueden retirarlos en cualquier momento. La operatoria es la siguiente:

- Una vez que se concretó la compra, el vendedor coloca en el lector del e-locker un código QR (le será enviado por mail por la empresa)

- Con ese código QR puede abrir el casillero y depositar el paquete

- Por la noche, ese producto será trasladado (por personal de la firma) a otro casillero elegido por el comprador  

- Cuando esto sucede, este último es
notificado vía e-mail o por SMS

- Para su retiro, también cuenta con un código QR que le permite desbloquear el e-locker y llevarse el pedido

- Una de las dos partes paga el servicio, según lo convenido. El precio depende del tamaño del e-locker y se abona con créditos adquiridos en la plataforma

Actualmente, Pudo es la red más importante de casilleros "inteligentes" en la Argentina, con presencia en Córdoba y Buenos Aires. Su meta es ampliar sus servicios en Capital Federal, Gran Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, Córdoba, Rosario, Tucumán, Resistencia, Mar del Plata, Bahía y Comodoro Rivadavia. Para tal fin, firmó un convenio con las estaciones de servicio de Axion Energy y los kioscos Open 25, además de otros negocios de alta concurrencia y capilaridad geográfica.

"Tenemos una plataforma propia con software adaptado a las necesidades y particularidades de los clientes locales", dice a iProUP Fernando Carlino, director comercial de Pudo Argentina. Agrega que los niveles de confiabilidad de Europa no son los mismos, por lo que "hubo que trabajar tanto en software como en la seguridad electrónica del locker". 

En este sentido, las unidades integran la capacidad de exigir una firma electrónica sobre la pantalla, como así también la lectura del código del DNI de la persona responsable de retirar el producto. Además, cuenta con sensores internos que detectan si efectivamente el paquete está en su lugar.

Su competidora, Packasap, nace como un spinoff de Boxeway, que provee de e-lockers a firmas de toda la región. "Lanzamos esta red propia porque veíamos lo que estaban buscando los usuarios a nivel global", expresa a iProUP Noelia Jurisic, directora comercial de la empresa.

Para su primera etapa de expansión, selló acuerdos con grandes marcas: Carrefour, IRSA y Sportclub son algunas de ellas. Además, está extendiendo su red a las estaciones YPF y Shell en el conurbano bonaerense. Este modelo le significó un aumento del 30% interanual en sus operaciones. 

En ambos casos, las empresas trabajan con logística propia y operadores aliados para cumplir en tiempo y forma con las entregas.

Tendencia ascendente

Un punto crucial de estas propuestas es la posibilidad de contar con trazabilidad real en la compra de productos, como así también nuevas formas de adquirir artículos por Internet.

"Queremos instalar el hábito del uso del e-locker. Todo lo que se recibe a las 18 horas puede se retirado al día siguiente. Al disponibilizarlo de forma inmediata intentamos generar una alta satisfacción en la experiencia de compra", señala el vocero de Pudo, quien agrega que todo el proceso es autónomo.

Los ejecutivos coinciden en que este tipo de propuestas facilita la maduración del mercado local de ecommerce. "Hay un terreno ya ganado y una demanda creciente en soluciones. Esto lo ven las marcas: se ofrece una mejor experiencia en los puntos de retiro y siempre apostando a la satisfacción del usuario", aseguran desde Packasap.

Según Machado, de Pickit, nueve de cada 10 personas ya compró alguna vez online. Soluciones de este tipo evitan que tengan que "clavarse" esperando, ya que pueden definir la hora y el lugar de retiro. Además, ganan en seguridad, al no ser las entregas a domicilio.

Estas ventajas hacen que estas plataformas sumen adeptos a pasos acelerados y se vayan convirtiendo en un aliado estratégico de los vendedores".

Además, los elockers generan beneficios para los locales físicos, ya que las empresas abonan un alquiler por el uso de espacios. La tarifa depende de cada cliente, de la ubicación, superficie disponible y afluencia de público que tenga el comercio.

Con un segmento en plena transformación, como el retail, y un crecimiento impactante del ecommerce, el segmento logístico encuentra en estas propuestas soluciones reales a la hora de acercarse a los clientes y despachar mercadería. 

Te puede interesar